El Gobierno central reserva cuatro millones para reindustrializar el Besaya

El Gobierno central reserva cuatro millones para reindustrializar el Besaya
Luis Palomeque

El Ministerio de Economía incluye por primera vez en el Presupuesto una partida nominativa, en forma de préstamos para empresas, que reclamaba el Gobierno regional y la Mesa del Besaya

Enrique Munárriz
ENRIQUE MUNÁRRIZSantander

El Ministerio de Economía e Industria ha reservado cuatro millones de euros para reindustrializar la comarca del Besaya, una dotación que se incluye por primera vez como una partida nominativa en los Presupuestos Generales del Estado –en forma de préstamos a las empresas–, aunque en la práctica ya se aplica desde 2013. Esta decisión supone un guiño al Gobierno de Cantabria, cuyo consejero de Industria, Francisco Martín, se lo reclamó por carta a Mariano Rajoy en octubre del año pasado, una misiva que llegó dos años después de que Miguel Ángel Revilla se lo pidiese en persona durante su reunión en Moncloa. Pero, en términos económicos, la cifra es menor que los 4,7 millones de euros que concedieron el año pasado, a través de esta misma línea de créditos, a Global Special Steel Products para un proyecto en la zona.

El presupuesto destinado a la convocatoria nacional de este programa para 2018 asciende a 810 millones de euros. El objetivo es conceder préstamos a empresas para inversiones destinadas a la creación o traslado de establecimientos industriales y a las ampliaciones de capacidad de producción instalada, así como a la mejora o modificación de las líneas de producción.

Durante los últimos cinco años se cursaron en el Besaya peticiones de préstamo por valor de 14 millones de euros, de los que se concedieron 13,4 millones. Sin embargo, el número de empresas que lo solicitan ha sido mínimo. En 2013 solo hubo una (2,2 millones), dos en 2014 (2,55 millones), una en 2015 (2,22) y 2016 (1,74), y dos en esta convocatoria (5,27), aunque se avaló solo un proyecto por 4,71 millones. En los dos últimos años ni siquiera se ha agotado la dotación.

La nueva partida específica irá destinada al entorno geográfico de Torrelavega como centro de actividad de la cuenca. Pueden ser beneficiarias las sociedades que no formen parte del sector público y desarrollen o vayan a hacer una actividad industrial productiva. Como acciones financiables aparecen diversas inversiones: inicio de una nueva actividad de producción en el país; cambio de localización de dicho negocio a otro punto de la geografía nacional; ampliaciones de la capacidad de producción a través de nuevas líneas; y mejoras o cambios de líneas previamente existentes. Desde Industria sostienen que «ningún proyecto presentado en esta comarca que cumpliera los requisitos de la convocatoria y fuera viable ha sido denegado», recalcan desde el Ministerio.

El Gobierno central cumple así con la petición de la Mesa del Besaya, que a acordó en su última reunión por unanimidad de todos sus integrantes (Gobierno regional, Ceoe-Cepyme, CC OO, UGT, y ayuntamientos) solicitar al Gobierno de España la declaración de la comarca como zona específica dentro de los programas de reindustrialización y mejora de la competitividad industrial, ya que se considera que en esta área geográfica concurren circunstancias que aconsejan una actuación singular, tan justificadas como las que puedan darse en las comunidades autónomas de Canarias y Extremadura, en las provincias de Soria, Teruel y Jaén, en la isla de El Hierro o en las comarcas del Campo de Gibraltar, El Ferrol, Eume y Ortegal, la margen izquierda del Nervión, la Bahía de Cádiz y Lorca. Zonas que también tienen su partida nominativa en esta línea de ayudas.

Vivienda y Cultura

Al margen de las ayudas al Besaya, el Ministerio de Fomento, dirigido por Íñigo de la Serna, también incluirá una partida de 6,65 millones de euros para comprar en el marco del Plan Estatal de Vivienda 2018-2021. El documento contempla un total de 27 millones de euros durante los próximos 4 años.

Dentro del programa de Rehabilitación Arquitectónica se prevé la reforma y enriquecimiento del Museo de Arte de Santander, cuyo coste total asciende a 7,5 millones de euros, de los que 135.000 euros corresponden al ejercicio 2018; otros 30.000 euros para la rehabilitación del Palacio de Cortiguera; y 90.000 para la reforma de la Biblioteca Menéndez Pelayo y su entorno en Santander. Con estas cantidades se pretenden licitar los proyectos de las dos primeras actuaciones. En el caso de la Biblioteca se quiere licitar la ejecución de las obras antes del verano y comenzar las obras a finales del año.

Además, el programa de Conservación del Patrimonio Histórico Artístico acoge la remodelación de las dependencias capitulares y recuperación del muro del castillo de San Felipe. Para esta actuación se dispone de 1,5 millones. Las actuaciones del 1,5% cultural sólo figuran en ejecución por lo que no aparecerá en los presupuestos. Esta prevista su licitación en este año.

La mayor partida será la destinada a la sede de la Fundación Enaire, con un coste de dos millones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos