El Gobierno de Cantabria asegura que tiene «perfectamente controlado» al oso herido de Liébana

El Gobierno de Cantabria asegura que tiene «perfectamente controlado» al oso herido de Liébana

«Se le está haciendo un seguimiento y está controlado por un sistema de cámaras automáticas de disparo», según el director de Medio Rural

EFE

El Gobierno de Cantabria tiene «perfectamente controlado» al osezno herido en Liébana, mientras sigue activo el operativo de seguimiento y captura del animal, en el que ya se está colaborando con el Ministerio de Medio Ambiente.

El director de Medio Rural, Antonio Lucio, ha explicado que el operativo de seguimiento y captura de este oso, que se inició el 21 de noviembre, seguirá activo mientras el animal no se recupere o bien sea capturado.

Al osezno, según ha puntualizado en respuesta a preguntas de los periodistas Lucio, se le está haciendo un seguimiento y está controlado por un sistema de cámaras automáticas de disparo que permite sacar imágenes y vídeos que analizan los veterinarios para intuir cuál es el estado del animal.

A principios de este año, la Consejería de Medio Rural pidió además colaboración al Ministerio de Medio Ambiente para la captura del osezno. «Estamos preparando ya los trabajos con los técnicos del Ministerio, para utilizar ya otro sistema de captura», ha abundado.

El oso está activo, se mueve y busca alimento, al margen de la herida que tiene en una pata

El director general ha precisado que el oso está activo y se mueve y busca alimento, al margen de la herida que tiene en una pata que «se intentará resolver».

La Consejería de Medio Rural no quiere alimentar las especulaciones sobre cómo ha podido resultar herido el osezno, pero Lucio ha asegurado que se ha proporcionado toda la información a la Fiscalía desde el primer momento, desde que se inició el operativo el pasado 21 de noviembre.

De este modo, toda la información sobre este episodio se ha remitido a la Fiscalía, a la Guardia Civil, al Ministerio de Medio Ambiente y a las comunidades de la Cordillera.

La Consejería también ha consultado a expertos en el manejo de osos heridos, y por ejemplo ha preguntado a especialistas en Canadá sobre cómo proceder con este osezno.

Lucio ha insistido que ese osezno de Liébana es el único para el que se ha establecido un operativo de seguimiento captura. «No hay ningún operativo para ningún otro animal porque no hay razón para ello», ha subrayado el director general.

Leer más

Y ha precisado que otros osos de los que se han tenido noticias en otras zonas no suponen riesgo, sino que su avistamiento entra dentro de lo normal.

«Afortunadamente en Cantabria hay más de dos osos», ha ironizado, antes de señalar que la recuperación de ejemplares en la Cordillera Cantábrica y la mejora en la especie en los últimos años lleva a que «sea más habitual» que estos animales se acerquen a los pueblos, sobre todo por el alimento.

Lucio lamenta que en las últimas semanas «se trate de convertir en excepcional lo que es habitual» y ha pedido que se dé información veraz sobre este asunto.

Sobre el oso en Garabandal, ha dicho que lleva en la zona «meses» sin que antes se hubiera generado ningún tipo de noticia ni alarma, y ha rechazado que se asocie este caso con el del osezno herido de Liébana.

Esta especie en Cantabria goza de un «notable aprecio social» y una «buena imagen»

El director general ha recalcado que la convivencia entre el hombre y el oso en la Cordillera Cantábrica se ha producido desde hace siglos y ha añadido que esta especie goza de un «notable aprecio social» y una «buena imagen».

Por eso, pide que esta situación «no se vea empañada» por circunstancias que son «relativamente habituales» y a las que hay que «acostumbrarse», como puede ser el acercamiento de osos a núcleos poblados para buscar comida.

«Cuando se convive con una población un poco mayor que la que había hace quince años estas circunstancias ocurren y hay que tratarlas con precaución, prudencia y naturalidad», ha concluido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos