El radar solidario de Cayón recauda 18.000 euros que se destinan a familias necesitadas

El radar solidario de Santa María de Cayón está instalado en el cruce junto al Ayuntamiento. / Antonio 'Sane'
Cayón

El dinero adjudicado a gasto social se completa con 30.000 del Gobierno de Cantabria y otros 12.000 que aportan el Ayuntamiento y la empresa del agua

E. TRESGALLO CAYÓN.

Santa María de Cayón dio cuenta esta semana del reparto de 44.547 euros, de los 60.000 consignados en 2017, en el capítulo de las ayudas derivadas de la aplicación de la Ordenanza reguladora de las ayudas económicas municipales de carácter excepcional, con cargo al fondo de suministros y al radar solidario. El municipio recibió un total de 82 peticiones de ayudas durante el ejercicio 2017, que fueron distribuidas por los servicios sociales municipales para distintos fines, como ayudas al alquiler o suministros básicos. La recaudación consignada por las multas del radar fue de 18.000 euros.

Según se destacó desde el Consistorio, la buena noticia es que este año ha disminuido sensiblemente el número de familias usuarias del servicio del Banco local de Alimentos, pasando de 175 en el ejercicio 2016 a las 125 de media que se han registrado en los repartos de 2017, según confirmó el alcalde Gastón Gómez.

Según se explicó, de los 60.000 euros consignados en 2017 para fines sociales, sólo 18.000, corresponden a la recaudación de multas del radar solidario. No obstante, la partida extraordinaria destinada a gasto social se completa con los 30.000 que aporta el Gobierno de Cantabria mediante las ayudas para emergencia social, más 6.000 que aporta el propio Ayuntamiento y otros 6.000 que dona la empresa de aguas local Aqualia.

En cuanto al dinero que ha sobrado en el ejercicio 2017 (15.500 euros), el alcalde precisó qué seguiría teniendo un uso solidario vinculado a las ayudas que regula la propia Ordenanza creada para el reparto del dinero con un fin social. «Tenemos, a parte de las 82 peticiones de ayuda concedidas, otras tres o cuatro que están pendiente de tramitación por falta de documentación y que se resolverán con ese dinero sobrante», resumió el regidor.

Sin servicio desde junio

A la par, y también respecto al radar solidario, el Ayuntamiento de Santa María de Cayón tiene aun pendiente, desde el pasado verano, sacar a licitación el servicio de control e imposición de sanciones del mismo. Por ello, el prototipo de control de velocidad está sin funcionar desde esa fecha, aunque el efecto disuasorio sigue calando entre los conductores.

La paralización se produjo tras expirar el primer año de contrato con la empresa Vialine que se encargó de recaudar el dinero y controlar el radar que multa a aquel que sobrepase los 60 kilómetros hora.

Preguntado por este asunto, el alcalde explicó que aun «no había dado tiempo» para redactar el pliego y volver a sacar el concurso, por haber «otras prioridades», pero dijo que «se haría». Durante el primer año de funcionamiento del radar solidario, ubicado en el cruce de Cayón, la media de sanciones diarias fue de «dos o tres multas», según los datos aportados en su día por el propio Ayuntamiento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos