El cadáver que apareció en El Sardinero pertenece a un vecino de Maliaño de 61 años

fotogalería

Agentes y efectivos de Cruz Roja, junto al cuerpo tapado con una manta en la playa de El Camello. / Antonio 'Sane'

  • La Guardia Civil pudo identificar el cuerpo a través de las huellas dactilares y, después, la familia confirmó el resultado de la necrorreseña

Agentes de la Guardia Civil han conseguido identificar el cuerpo aparecido ayer por la tarde en aguas de El Sardinero. Se trata de un vecino de Maliaño (Camargo), de 61 años de edad, cuya desaparición no había sido denunciada. Se desconoce, por el momento, cuánto tiempo podría llevar muerto ni otros detalles sobre las circunstancias que pudieron provocar el fallecimiento. Se está aún a la espera de los resultados de la autopsia para aclarar estos extremos, aunque fuentes de la Guardia Civil han señalado a este periódico que, en un principio, no se observan en el cuerpo signos que sugieran una muerte violenta.

ver más
  • VídeoRescate de un cadáver en El Sardinero

  • La noticiaEl cuerpo de un hombre semidesnudo aparece flotando en aguas de El Sardinero

La identificación del cadáver se ha realizado mediante una necrorreseña dactilar. Una vez averiguado su nombre, los agentes encargados de la investigación se pusieron en contacto con la familia. Allegados del hombre pudieron ver el cuerpo y confirmaron, después, los resultados de la prueba.

Por tanto, el golpe en la cabeza que presentaba el cadáver no sugiere, a juicio de la Guardia Civil, que la muerte se haya producido en "circunstancias extrañas". No se descarta que esas heridas sean 'post mortem', por acción de la fuerza del mar contra las rocas.

Así apareció

El cuerpo fue avistado ayer por un paseante poco antes de las cinco de la tarde en la playa de El Camello. Avisó al 112, que movilizó a la Cruz Roja y a la Guardia Civil, que se hizo cargo de la investigación. En esos momentos el cuerpo se encontraba a merced de las olas, semidesnudo y con un gran hematoma en la cabeza. Los agentes tomaron testimonio a los primeros testigos que vieron el cuerpo y los buzos de la Cruz Roja sacaron el cuerpo a la playa, junto a la discoteca BNS, donde quedó cubierto por una manta térmica mientras se realizaban las gestiones previas al levantamiento del cadáver.