Los hosteleros tienen "20 días" para pagar a Torrelavega 8.500 euros por suspender la feria de día

Casetas instaladas en la plaza de La Llama el pasado mes de agosto con motivo de la Feria de Día.
Casetas instaladas en la plaza de La Llama el pasado mes de agosto con motivo de la Feria de Día. / Luis Palomeque
  • El Ayuntamiento amanece a la Asociación de Empresarios de Hostelería de Cantabria (AEHC) con acudir a los tribunales si no efectúa el pago en el tiempo establecido

El Ayuntamiento de Torrelavega ha dado un plazo de 20 días a la Asociación de Empresarios de Hostelería de Cantabria (AEHC) para que paguen los 8.500 euros de daños por la suspensión unilateral de la feria de día de agosto, ya que en caso contrario acudirá a los tribunales.

Esta cantidad es la fijada por los técnicos municipales como el perjuicio económico que la suspensión ocasionó al Consistorio por gastos ya realizados para la feria de día, en especial por la instalación de las casetas, cantidad que rebaja el inicial cálculo del Ayuntamiento que era de 11.000 euros.

En rueda de prensa, el alcalde de la ciudad, José Manuel Cruz Viadero (PSOE), ha anunciado que la AEHC no ingresa de forma voluntaria el dinero en una cuenta bancaria municipal antes de finalizar el plazo de los 20 días trasladará el asunto a los servicios jurídicos para su reclamación por otras vías.

Además, ha avanzado que, finalmente, el Ayuntamiento no reclamará a la AEHC posible daños morales por la suspensión de la feria de día como pedían algunos grupos, ya que según los técnicos municipales esta reclamación tiene "muy escasas posibilidades de prosperar".

La decisión de no celebrar la feria de día fue adoptada por la AEHC y los diez empresarios que iban instalar casetas, como medida de protesta por la decisión municipal de permitir el funcionamiento de una barra durante tres días a pocos metros de distancia para dar servicio durante los conciertos del Sound City Festival.

El presidente de la AEHC, Ángel Cuevas, aseguró que permitir la barra era una decisión municipal que se había tomado "en contra de los hosteleros de Torrelavega", ya que a las 10 casetas se les aplicaba una normativa, unas tasas y unas restricciones horarias que, a su juicio, no se ocurría de igual manera con los promotores de los conciertos.

Como consecuencia de ello, se tuvieron que retirar las casetas de la feria de día horas antes de comenzar de comenzar las fiestas de agosto, lo que ocasionó unos gastos al Ayuntamiento que ahora se reclaman a los promotores de aquel evento.

La reclamación municipal se basa en el incumplimiento del convenio por parte de la Asociación de Empresarios Hostelería de Cantabria.