Okuda reconoce a David Broncano que no sabe cuánto dinero tiene en el banco

El artista cántabro visitó el plató de 'La Resistencia', en Movistar +, donde dejó su sello creativo pintando la mesa del presentador

Sergio Sainz
SERGIO SAINZ

El plató de 'La Resistencia' de Movistar + asegura grandes momentos a los espectadores, pero también a los invitados. Anoche el artista cántabro Óscar San Miguel, popularmente conocido como Okuda, llenaba de color el programa de David Broncano. La entrevista siguió la línea de ironía y surrealismo del presentador, una revelación en las últimas temporadas.

El creador, fiel a su estilo multicolor, pudo repasar toda su obra alrededor del mundo, sin renunciar a ciertos elementos de su obra en Cantabria como el oso gigante de Reinosa. El propio Broncano confundía otro de sus proyectos con el Palacio de La Magdalena, pero se trataba de un castillo abandonado en la campiña francesa que reconstruyó con calaveras en su fachada, que en nada tenía que ver con el emblema de la capital cántabra.

No faltó «la pregunta del dinero», de la que no se escapa ningún invitado y de la que aún se recuerda la respuesta del torrelaveguense Antonio Resines, con la que bromeaban habitualmente. En su momento, el actor reconocía que tenía en el banco entre 10 y 15 millones de euros: «Más tirando a 12. Sin contar las tierras», afirmó. En su caso, Okuda reconoció no saber sobre sus cuentas. «Tengo gente en mi equipo que se encarga de todas las cosas aburridas», aseguró. De hecho, no ocultó que «la ropa me la regalan y los viajes me los pagan, es que no gasto casi dinero». Así, adelantó que uno de sus próximos destinos será en un par de semanas Tahití, donde viajará con sus padres y hermanos. «Vacaciones para todos», compartía, entre risas.

El artista cántabro en pleno proceso de customización de la mesa de Broncano.
El artista cántabro en pleno proceso de customización de la mesa de Broncano. / EL TERRAT

La visita de Okuda a 'La Resistencia' incluyó un guiño artístico, con un par de rotuladores el cántabro improvisó unas firmas y una de sus genuinas calaveras en la mesa del cómico. Además, aprovechando las caretas de oso con las que el artista suele fotografiarse «con alcaldes», ambos cerraron la divertida entrevista con una imagen enmascarados, tras la confusión de no poder verse con el icónico complemento.

Síguenos en: