El primer bache de Mozimán

Mozimán, durante uno de los entrenamientos que realiza para conseguir bajar de peso./
Mozimán, durante uno de los entrenamientos que realiza para conseguir bajar de peso.

Una lesión y algún que otro exceso en la dieta han llevado a 'Chucho' a vivir las dos peores semanas desde que empezó el 'Desafío Try Again'

Alexánder Aguilera
ALEXÁNDER AGUILERA

Si de algo puede presumir Tristán Moziman es de tener fuerza de voluntad. Una cualidad que este argentino ha llevado a raja tabla desde aquel mes de agosto en el que empezó esta emocionante etapa. Sin embargo, una serie de imprevistos han provocado que las dos últimas semanas se hayan convertido en el primer bache que ha tenido que superar. El primer traspiés vino con una inflamación del nervio ciático que le obligó a estar en reposo durante una semana, periodo tras el cual volvió con las mismas ganas de siempre, tal y cómo mostró en sus redes sociales.

Con la lesión superada, Moziman retomó poco a poco la rutina de ejercicios que tanto le ha ayudado a cambiar sus hábitos de vida, sin embargo, una mala decisión le llevó hasta algún que otro alimento alejado de los recomendados por el Desafío Try Again. «Hay ciertos alimentos que tengo totalmente prohibidos como el alcohol o las bebidas con azúcar y estos no los he probado, pero la semana pasada, volviendo de Barcelona caí en la tentación de comer una pizza y un helado», lamentó el entrenador del rugby.

Lejos de venirse abajo, Moziman ha querido sacar lo positivo de estas dos semanas con la ayuda de la psicóloga del desafío, quien le ha hecho ver que «esto sólo es una piedra en el largo camino». Y es que, el próximo viernes se verá de nuevo la cara con la báscula a sabiendas de que, al contrario que en ocasiones anteriores, los números bailarán hacia arriba: «No tengo claro el peso que he podido ganar. No creo que sea más de un kilo, pero lo que siento es no haber hecho las cosas bien. Eso sí, a partir de aquí hacia delante».

No todo iba a ser negativo para Chucho y, capricho o no del destino, justo en las semanas donde peor lo estaba pasando recibió un regalo muy especial para él de parte de Brad Mooar, uno de los mejores entrenadores de rugby del mundo.

Brad Mooar ha regalado a Mozimán esta camiseta y este es el mensaje que le ha mandado en agradecimiento: «Muchas gracias Brad Mooar por este detalle, aún no me entra la de Jordan pero ahí tengo otra motivación para seguir adelante con Desafío Try Again. Sos un crack como persona y te mereces todo lo bueno que te está pasando, tus palabras en tu carta me llenan de energía. Te espero en noviembre para caminar alguna etapa juntos de Santander a Madrid».
Brad Mooar ha regalado a Mozimán esta camiseta y este es el mensaje que le ha mandado en agradecimiento: «Muchas gracias Brad Mooar por este detalle, aún no me entra la de Jordan pero ahí tengo otra motivación para seguir adelante con Desafío Try Again. Sos un crack como persona y te mereces todo lo bueno que te está pasando, tus palabras en tu carta me llenan de energía. Te espero en noviembre para caminar alguna etapa juntos de Santander a Madrid».

En esta ocasión hemos conocido la parte 'oscura' del reto que Chucho aceptó el pasado mes de agosto y del que os iremos haciendo partícipes en Cantabria DModa. Y es que, «lo importante no es caerse, sino las veces que logras levantarte».

Mozimán, el día que subió a La Picota.
Mozimán, el día que subió a La Picota.

'Desafío Try Again'

Síguenos en:

 

Fotos

Vídeos