Las mujeres artesanas reclaman más visibilidad

Las mujeres artesanas reclaman más visibilidad

Las participantes en el market celebrado este domingo en el Mercado del Este reflexionan sobre su universo creativo y social

Sergio Sainz
SERGIO SAINZ

Mujeres, creativas y reivindicativas. El Mercado del Este se llenó este domingo de diferentes artesanas con proyectos muy dispares, pero con un mismo objetivo: visibilizar su talento. Su presencia, vinculada a la segunda edición de la Carrera de la Mujer, organizada por El Diario Montañés y Caixabank, supuso una suma de productos únicos. Desde moda, complementos, jardinería, joyería, ilustración, el universo femenino y emprendedor tuvo una gran representación. En total, fueron una veintena de participantes, acostumbradas a las idas y venidas de los mercados, al trato cercano y el asesoramiento personalizado.

Con una particular banda sonora y un par de artistas como cómplices, Mehnai y Piloshka. Ambas repasaron sus composiciones propias y recuperaron versiones que en sus voces cobraban otra vida. Hasta los más pequeños bailaban a su son, después de haber disfrutado con los talleres de pintacaras o globoflexia de Superpekes, también solidarios para la causa Luchamos por la vida. Así, el micrófono también sirvió para recordar a quienes lucharon contra la dureza del cáncer y seguir apoyando a esta ONG que desde Los Corrales de Buelna inició su particular marea fucsia.

Mehnai y Piloshka, durante sus respectivas actuaciones.
Mehnai y Piloshka, durante sus respectivas actuaciones. / JUAN PRR

La ocasión sirvió para abrir un particular debate entre ellas y exponer sus reivindicaciones. Ponchi Palacios, que compartió su particular decoración floral de 'Moss&Succulent', defendía «en el mundo de la creatividad aún hay una brecha hombres/mujeres que hay que ir superando». Y defendió casos como el suyo, que en la madurez ha podido apostar por un proyecto ilusionante, «porque las mujeres pueden tener ese espíritu emprendedor y con la vida, hijos, trabajo no encuentran su momento». Por su parte, Diana Valcarce y Judit Gallego, que hasta llevaron la máquina de coser al Mercado del Este, para seguir sumando con 'Koketes' creaciones personalizadas para los más peques, consideraban que «se necesitan más ayudas para las madres trabajadoras y creadoras», al tiempo que pedían que «se dé más valor a lo artesanal, porque supone mucho trabajo».

Una joven emprendedora que se trasladó de León con sus maxi-pendientes más icónicos, Leticia Ugidos, de la firma 'Capicúa, lamentaba que «cuando una mujer plantea un proyecto nunca se la toma tan en serio como a un hombre. Eso tiene que cambiar». La gijonense Silvia Suárez, de 'Cajas y Trapos', entregada a llenar de calaveras y otras telas sus prendas más rockeras, confiaba en las nuevas generaciones. «Se han conseguido muchas cosas, pero queda mucho para cambiar la mentalidad de la gente. Se ha de impulsar a las mujeres emprendedoras, creo que se ayuda más a los hombres. Aunque los jóvenes lo tienen más interiorizado y están comprometidos con la igualdad».

Imagen del Mercado del Este, con presencia de participantes en la segunda Carrera de la Mujer.
Imagen del Mercado del Este, con presencia de participantes en la segunda Carrera de la Mujer. / DM

Otra mujer fue la encargada de coordinar y liderar este mercado, como otros tantos que desarrolla en la región como Escenario Market, la zona relax de Santandermusic o Wild Market. Carolina Ruiz Santos destacaba que «las artesanas son muy trabajadoras y luchadoras. Aunque no se lo pongan fácil, nunca se rinden». En su opinión, «hay que visibilizar este trabajo, porque es muy costoso y necesitan espacios donde la gente pueda apreciar su talento». Seguro que pronto encuentra otro motivo para rodearse de estas y otras tantas creativas. ¡Qué ganas!

Síguenos en: