Uno de los porteros de la noche santanderina, en 'La Verdad'

Uno de los porteros de la noche santanderina, en 'La Verdad'

Vadim Cojuhari, moldavo de nacimiento y santanderino de adopción, encarna a la mafia rusa en un cameo en la serie que Telecinco emite esta noche

Marta Gutiérrez Rumoroso
MARTA GUTIÉRREZ RUMOROSOSantander

La vida da muchas vueltas. Bien lo sabe Vadim Cojuhari, moldavo de nacionalidad, pero santanderino de adopción y ya también de corazón. Hace 17 años que llegó a España y se asentó en la capital cántabra, donde ha formado una familia.

En Santander la gente lo conoce por su actual trabajo como portero de seguridad de la Sala Sümmum -donde lleva tres años- pero ahora también lo reconocen por la calle por haber salido en televisión en un cameo en la serie 'La Verdad'. En el capítulo 12 la trama, que lleva el sello de la productora 'Plano a Plano', dio un nuevo giro con una auténtica demostración de acción. La «mafia rusa» entró en escena y con ella Vadim, inmerso en una secuencia de persecuciones y carreras desde el Centro Botín, hasta el Barrio Pesquero.

-¿Desde la semana pasada su vida ha cambiado? ¿Le paran más por la calle?

-Algunas personas se acercan, se me quedan mirando en plan: «¿será él o no?» y me comentan que siguen la serie y que me han visto por televisión. Alguna me ha preguntado si podía sacarse alguna foto conmigo. Es curioso aunque pienso que tampoco es para tanto.

-¿Le gusta la serie?

-Sí. Me gusta y la sigo desde el principio. Tenía ganas de que la emitiesen. La espera se ha hecho larga. De hecho me consta que los actores estaban contrariados con esta situación, ya que había supuesto un año de trabajo y no acababa de ver la luz.

-¿Y en su casa que le dicen?

- Mi mujer y mi hijo disfrutan viéndome. Están sorprendidos y contentos porque he salido en televisión. También se ríen al verme correr. Lo que es la vida. Nunca me imaginé cuando me marché de Moldavia que acabaría saliendo por televisión en España.

-Para unas secuencias de tan solo unos segundos, aunque tan intensos como estos, ¿cuánto tiempo estuvistéis grabando?

-La gente en su casa solo nos habrá visto correr unos segundos pero lo cierto es que para la secuencia de la persecución del capítulo 12 estuvimos corriendo sin parar en jornadas desde las 09.00 de la mañana hasta las 20.00 horas -con solo un descanso de una hora para comer- durante dos días. Es muy duro trabajar de actor, creo que no me gustaría aunque a raíz de salir en esta serie me han pedido el teléfono y lo mismo, si encajo en el perfil, se acuerdan de mí y me llaman para algo en el futuro.

-¿Alguna anécdota?

-Mi compañero y yo estuvimos corriendo mucho tiempo así que nos acabamos lesionando por la intensidad de la jornada. Él es muy profesional y casi no se aprecia pero estuvo cojeando. Yo también lo pasé mal pero aguanté el tipo para que no se notará. Ambos lo hicimos porque el equipo de la productora había pensado en nosotros para el papel y quisimos corresponder a esa confianza, ya que no querían cambiarnos por dobles. Apostaron por nosotros y por nuestro trabajo y nosotros correspondimos aguantando como campeones. Debo decir que me encantó trabajar con todo el equipo. Nos felicitaron por nuestro trabajo.

-¿Cómo es trabajar con los actores de 'La Verdad'?

-Son gente excelente, muy normales. Con los que más he tenido roce han sido con Elena Rivera y con Jon Kortajarena, los protagonistas, y sólo puedo decir cosas buenas.

-¿Y con sus compañeros de trabajo al servicio de Petrof?

-Este tipo de experiencias unen mucho. Los compañeros que dan vida al resto del reparto de la «mafia rusa» ahora son amigos con los que mantengo una comunicación fluida. Intercambiamos mensajes de WhatsApp cuando vemos la serie y recordamos aquellos momentos, de los que ahora nos reímos viéndolos. Ellos son actores profesionales de acción. Viven en Barcelona y cuando he vuelto a mi país, he hecho escala en la ciudad y nos hemos visto.

-¿Le volveremos a ver?

- Claro que sí. La acción tiene continuidad en el capítulo 13 de esta semana y no sé si saldré en alguna escena más de algún otro episodio porque estuve trabajando en total 4 días. En la parte en la que salgo corresponde al final, por así decir, de la historia de la chica. Ya se conoce que Paula García no es la persona que ha dicho ser y que además tiene un pasado que lo vincula con Petrof -mi jefe- ya que mi compañero y yo hacemos el papel de sus sicarios. Se descubre la identidad de Sara y se revela que no ha sido ninguna santa porque ha trabajado con nosotros.

Su buen carácter y su perfil, tan afín al estereotipo buscado para el personaje encarnado en la ficción, definen a Vadim Cojuhari. Su humor es tan espléndido que en esta pequeña entrevista ha compartido con los lectores hasta un divertido meme que protagoniza.

A través de Cantabria DModa, Vadim aprovecha para mandar un saludo a los seguidores de 'La Verdad', que lo podrán volver a reconocer esta noche pasadas las 22.40 horas en Telecinco. No serán los únicos. La ficción de Mediaset también se emite en España en el canal 'Divinity' y en el Canale 5 en Italia. La serie tiene, además, un carácter de lo más internacional a través de la plataforma HBO.

Síguenos en:

 

Fotos

Vídeos