Conoce y distingue los síntomas de una gripe y un resfriado

Conoce y distingue los síntomas de una gripe y un resfriado

Es muy imporante no tomar antibióticos hasta que el médico no nos los recomiende

CANTABRIADMODA

Con la bajada de las temperaturas, los casos de gripe se incrementan de forma considerable. Tanto es así que, actualmente, la gripe en España está punto de convertirse en epidemia, debido a la incidencia de las últimas semanas. La Consejería de Sanidad de Cantabria explicó hace unos días que la región todavía no ha alcanzado el pico de la gripe, con lo que se espera que se mantenga durante varias semanas la afluencia de personas por esta enfermedad a los hospitales de la región, donde la situación está «más o menos controlada».

No obstante, en algunos casos se trata de simples resfriados que, en muchas ocasiones, confundimos con la gripe, debido a la similitud de los síntomas. Tal y como indican los expertos, el resfriado es una enfermedad leve, mientras que la gripe puede derivar en patologías más graves como bronquitis o neumonía.

Cada año, cuando comienza la temporada de gripe, insisten en vacunarnos otra vez contra el virus. Cada temporada una vacuna nueva. Pero, ¿por qué tenemos que revacunarnos? ¿Por qué no hay una vacuna contra la gripe que sirva para siempre? Aquí tienes la respuesta.

A continuación, las diferencias entre una enfermedad y otra y cómo prevenirla o aliviar los síntomas.

Diferencia entre resfriado y gripe

1. El virus de la influenza es el que provoca la gripe, mientras que el resfriado puede estar provocado por más de 200 tipos de virus.

2. Ambas enfermedades duran entre una semana y diez días, pero el periodo de incubación es mayor en los casos de gripe.

3. Los síntomas de la gripe son fiebre alta, dolor muscular, dolor de cabeza, cansancio intenso, debilidad y malestar general. La congestión propia de los resfriados, no suele ser habitual en los procesos gripales.

4. Los del resfriado consisten en congestión nasal, estornudos, tos con mucosidad, picor de garganta, ojos llorosos y cansancio moderado. Además, no es común que aparezca la fiebre.

5. Ambas patologías se alivian con reposo, hidratación y medicamentos.

Prevención y alivio de los síntomas

1. Evitar el contacto con personas enfermas.

2. Lavarse las manos con frecuencia.

3. Cubrirse al estornudar o toser.

4. Huir de los ambientes fríos, húmedos o con humo.

5. Guardar reposo si hemos desarrollado los síntomas.

6. Tomar vitaminas y minerales.

7. Tomar líquido con frecuencia.

8. Hacer gárgaras con agua caliente, limón y miel.

9. Hacer lavados nasales.

10. No consumir antibióticos si no los receta el médico.

Síguenos en:

 

Fotos

Vídeos