Cantabria en la Mesa

Cantabria en la Mesa

Crujientes de café y queso

Crujientes de café y queso
Raúl Alonso Sánchez
RAÚL ALONSO SÁNCHEZ

En el día de hoy parece que uno tiene mejor cara. Y es que por fin se puede salir un poco a la calle, la semana nos ha dado una tregua en este invierno interminable y eso, en el ámbito personal y en el ánimo, está claro que se nota. Veo más risas, mejor ambiente, aunque esto igual se debe a que cada vez la gente consume más y mejores cafés, ¡claro está!

Yo por mi parte, la verdad, es que mi ánimo ha mejorado considerablemente, por varias razones, eso sí, la primera por la mentada anteriormente del tiempo; la segunda porque el trabajo de ferias y eventos comienza a descender en esta época de verano, y la ultima porque se acercan días de vacaciones para poder disfrutar con la familia. Y es que en estas fechas comienza ya a verse el movimiento de gente por las calles, de vacaciones y que viene a visitar a familiares y supongo que en el resto de España pasará lo mismo. Es momento también de comidas y celebraciones, de encuentros de reuniones, en definitiva, de disfrutar del tiempo, la gastronomía, la playa, y claro, el café.

Yo hoy he preparado una receta que tenía archivada desde hace tiempo: un crujiente de queso y café que se acompaña de diferentes salsas.

Para el cremoso de queso necesitamos 50ml de nata 35% materia grasa, 240 gramos de queso mascarpone, 50 gramos de café liofilizado y 65gr de azúcar glasé. Para elaborarlo ponemos en un bol y mezclamos con un tenedor el azúcar glasé, el café liofilizado, la nata y el queso, hasta que se unan bien, en forma de crema densa, y reservamos en la nevera o en el congelador, para que luego el mordisco sea fresquito.

Una vez esté relativamente duro, lo boleamos y lo congelamos de nuevo. A parte en un cazo al fuego, añadimos 250 ml de café filtrado, o sea infusión de café (se podría hacer con espresso también) y 16 gramos de gelificante vegetal neutro. Lo llevamos a 90ºC y con la ayuda de un imperdible, pinchamos las bolas de queso que hicimos antes y las sumergimos en el café del cazo 3 veces, para que se forme una capa de gelatina exterior de café.

Reservamos en un plato y acompañamos con salsas al gusto, de mango, de pimiento verde picante y de frambuesa, son las que he puesto yo. Vosotros podéis poner mermeladas al gusto.

Os dejo, me voy a la playa. Un saludo y un espresso, por favor.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos