Ginebras de colores y gin tonics con acento nipón

Una pareja disfruta de un gin-tonic en la terraza de un local de Cantabria. /R. Ruiz
Una pareja disfruta de un gin-tonic en la terraza de un local de Cantabria. / R. Ruiz

Las grandes marcas se suman a la nueva corriente de las ginebras rosas para combinar sobre todo con tónicas y refrescos con limón

Diego Ruiz
DIEGO RUIZSantander

El mundo de la ginebra se ha convertido en un atractivo universo lleno de colores y sabores, y el del gin-tonic en un trago largo que se resiste al paso de los tiempos, con propuestas que van desde el clásico, con tan sólo tres o cuatro ingredientes, a aquel más florido en donde la imaginación del bartender -o camarero para los más clásicos- manda despóticamente sobre todos los cánones. Atendiendo a modas y tendencias, temporada tras temporada se sorprende con algo nuevo a los y las habituales de esta refrescante combinación que tuvo su origen en la India, durante la ocupación británica, como fuente de inspiración bélica y bebida medicinal para combatir la maldita malaria. Un combinado que, en un principio no gustó mucho a los oficiales del ejército de su Majestad la Reina, pero que lograba aumentar considerablemente el ardor guerrero al tiempo que ayudaba a guerrear contra esa enfermedad que se transmite a los humanos a través de la picadura de mosquitos anofeles infectados.

Bebida pues muy 'british', el gin-tonic ha ido calando hondo en todo el planeta, teniendo en España, país donde gusta beber como acto social, un referente del trago largo y los cócteles más variopintos.

Hoy en día, en el mercado español, abundan las ginebras que se clasifican en distintas variedades como la rosa o la japonesa, sin olvidar la tradicional o alguna de nueva creación como la verde de manzana. De moda todas ellas, mezcladas con tónica u otros refrescos, en especial aquellos que ofrecen al consumidor sabores cítricos y burbujas. Puerto de Indias es una de esas 'gin' que se llevan la palma. Este destilado se fabrica en Carmona (Sevilla) desde 2014 y ha conquistado el paladar del consumidor más joven y, en especial, el del femenino. De marcado sabor a fresas -de Huelva por supuesto- y eneldo, combina perfectamente con tónicas tradicionales o premium y refrescos de lima y limón. Destilada en alambiques del siglo XIX, destacan su sabor, aroma y presentación, con una botella que recuerda a la sevillana Torre del Oro. Tiene 37,5 grados de alcohol y una producción de unas 10.000 botellas diarias.

Las empresas cántabras Siderit, As de Picos y Sierra del Oso elaboran este licor espirutuoso rosado

Otras ginebras rosas españolas, indicadas para preparar un refrescante gin-tonic y fáciles de encontrar en el mercado son la Berry Pickers, con su planta de producción en la localidad madrileña de Las Rozas y que se elabora con fresas procedentes del sur del país. Con té del Himalaya, pero elaborada en Murcia, está la Sikkim, que se presenta en un estuche con una original copa de balón, de un intenso color rosa.

Un gin-tonic elaborado por Óscar Solana con ginebra rosa.
Un gin-tonic elaborado por Óscar Solana con ginebra rosa. / / ROBERTO RUIZ

También es habitual en el mercado la Mombasa Club Strawberry, procedente de una triple destilación de fresas y frutos rojos. Calificada como una London Dry Gin, tiene 37,5 grados de alcohol y su sabor es fresco, elegante, dulce con anisados y cítricos.

Las grandes marcas no se han podido resistir a esta moda de la gin strawberry, así que es fácil encontrar en cualquier gran superficie comercial, en el expositor de ginebras, marcas tan conocidas como Beeffeater, Larios, Rives, MG o Gordons, entre otras, con distintas tonalidades 'pink' en su interior.

Las 'pink' cántabras

Rosada, pero sin fresa alguna, la marca cántabra Siderit tiene en el mercado la Hibiscus, elaborada con la planta del mismo nombre -también se la conoce como flor de Jamaica- que se destila a partir de alcohol de centeno. Se trata de una ginebra floral, de doble maceración y triple destilación. Con 43 grados, hay que destacar sus botánicos: enebro, cilantro, té del puerto, cardamomo, raíz de Angélica, canela, corteza de naranja amarga, corteza de mandarina, flor de Jamaica, pimienta rosa, almendra cruda y raíz de lirio. Esta Siderit Hibiscus, de color rosa chicle, se vende en el mercado, como otras muchas, con una tónica especial de la marca Schweppes. Su precio está sobre los 27 euros.

La tónica que la empresa multinacional ha elaborado para combinar con la ginebra rosa de Siderit, parece que la única en el mercado que no se elabora con fresas, tiene un toque floral, es muy aromática y deja en boca un tenue sabor dulce.

As de Picos, la marca de ginebra elaborada por la empresa lebaniega Picos de Cabariezo se ha sumado a la tendencia 'pink' con una gin que define como Tropical. Se trata de la ginebra premium clásica que esta empresa tiene en el mercado, con una ligera maceración de frutas, entre ellas lichi, mango, piña y frambuesa. El resultado es una ginebra 'golosa', de color rosado muy suave que combina muy bien con cualquier tónica.

En 2017 se presentaba Sierra del Oso Fresa, elaborada también en Liébana y destilada en alquitaras tradicionales. Pensada, según sus creadores, para el público femenino, mezcla botánicos locales con fresas, utilizando siempre agua de los Picos de Europa. Ginebra suave, de 37,5 grados de alcohol, tiene como botánicos enebro, hinojo, raíz de genciana, flor de espino, te del puerto, corteza de naranja, corteza de mandarina y fresas. Otra buena opción para un gin-tonic.

La Oca en el Océano también tiene su propia ginebra pink, así que proponen un gin tonic con su propia ginebra premium Chrysalis, destilada artesanalmente en un alambique de cobre de 1880. Esta ginebra semiseca cuenta entre sus botánicos con la cereza, el té rojo, arándanos de Cantabria y la Butterfly flowers, flores que le dan un elegante color azul a la gin; combinada con tónica cambia a rosa.

Del país del Sol Naciente

Otras ginebras de moda son las que cada vez llegan con más frecuencia al mercado español procedentes de Japón, país del Sol Naciente. Su sabor tiene poco que ver con las que se producen en Europa o Estados Unidos. Los conocimientos sobre botánicos de los 'japos' han logrado elaborar industrialmente unas ginebras llenas de matices que pronto empiezan a tener un selecto grupo de seguidores.

Recientemente, en la novena edición de Gin Planet, celebrada en Gijón y organizada por el diario El Comercio, se presentaron dos 'gin' japonesas: Roku y Kinobi.

Roku es una ginebra fina y elegante que con tónica forma un maridaje perfecto para los amantes de los nuevos sabores en el gin-tonic. Elaborada por la destilería Suntory, mezcla matices cítricos, herbales y especiados. Además del siempre necesario eneldo, combina seis botánicos propios de Japón -Roku significa 6 en japonés- como la flor de Sakura, hoja de Sakura, piel de Yuzu, té Sencha, té Gyokuro y pimienta Sansho. El resultado del gin-tonic es un trago suave, distinto al paladar, con recuerdos cítricos en boca. Tiene 43 grados y en Carrefour se encuentra a un precio de 22 euros.

El gin-tonic debe servirse siempre en copa de balón, nunca en vaso estrecho.
El gin-tonic debe servirse siempre en copa de balón, nunca en vaso estrecho.

Ginebra KI NO BI -'La belleza de las estaciones'- y tónica forman un combinado ligeramente picante, dulzón y sedoso, un trago largo para sibaritas amantes del gin-tonic. Este licor espirituoso tiene como base alcohólica un licor de arroz que otorga a la ginebra una sedosidad en boca asombrosa.

Sus botánicos son totalmente de las tierras del Sol Naciente: baya de enebro, raíz del orris, virutas de Hinoki (ciprés japonés), cáscara del yuzu, cáscara del limón, peppercorn verde (sansho verde), kinome, jengibre, hoja de bambú, hoja roja del shiso y té verde Gyokuro de la región de Uji. De venta en algunas grandes superficies del país, tiene un precio alto, algo más de 60 euros.

Del rosa al verde

Y hablando de tendencias, sorprendió en Gin Planet la ginebra verde que elabora la casa MG -antes en Cataluña y ahora en Aragón- denominada Master's Green Apple. Esta lleva bayas de enebro, cardamomo, piel de naranja de Valencia, piel de naranja amarga de Sevilla, limón y manzana verde. Según los expertos, combina de maravilla con la tónica y con el Sprite. En Asturias existe una ginebra local llamada El Molín del Nora, con dos botánicos principales: Enebro y manzana deshidratada. En Galicia, también se elabora 'gin' con esta fruta y dos son las marcas que se encuentran en el mercado: La Pócima y The Tinkle Apple Gin.

Fisgando en las estanterías de una tienda gourmet, el amante de las ginebras puede encontrarse, incluso, con ginebras elaboradas con aloe vera, esa planta tan utilizada en el mundo de la cosmética. Pues bien, en Sevilla se fabrica una ginebra, Vera Gin, que entre sus ingredientes destaca esta planta. Y también en la Gin Loe, en la que además se anuncia «agua del mar de Formentera».