La humilde berza

La berza Asa de Cántaro contiene propiedades antioxidantes. :: dm/
La berza Asa de Cántaro contiene propiedades antioxidantes. :: dm

Altamente resistente al frío, esta hortaliza es insustituible en el plato más tradicional de la cocina regional: el cocido montañés

ALICIA DEL CASTILLO

Cuatro mil años de historia tiene la humilde berza, utilizada desde sus orígenes como alimento para las personas y como forraje para animales cuando sus hojas son duras, leñosas y viejas. Una hortaliza perteneciente al mundo de las Brassicas, especialmente de la de la Brassica oleracea, que a su vez forma parte de las crucíferas, así como otras plantas muy presentes en nuestra dieta como el brócoli, la coliflor, el repollo o las coles de Bruselas.

La berza es descendiente de la col silvestre, planta que se ha consumido desde la prehistoria siendo durante siglos la verdura de los más humildes. Originaria de Asia Menor, los celtas la extendieron por Europa sobre el 600 a. C. Se ha cultivado y ha formado parte de la culinaria de griegos y romanos y, gozando desde entonces de un gran prestigio gastronómico gracias a su sabor y a sus bondades nutricionales.

De un característico color verde y tallos duros de color blanco, es un cultivo común del norte de España, principalmente Cantabria, Asturias y Galicia. Cada región tiene sus variedades autóctonas, ligadas a su historia y recetario tradicional.

En Cantabria, la berza Asa de Cántaro es un semi repollo con un sabor único, estando distinguida por la Oficina de Calidad Alimentaria de la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación, con la marca 'Calidad Controlada', y es ingrediente insustituible del famoso cocido montañés, un plato realmente memorable, aunque también se puede comer hervida o con patatas. Se la conoce con el nombre de Asa de Cántaro por la forma de su tallo blanco, que recuerda a las asas de los cántaros que se utilizaban para acarrear desde las fuentes de los pueblos el agua a las casas.

Curiosidades de la berza

Origen.
Es originaria de Europa, aunque se cultiva en todo el mundo. Sobretodo cerca de las costas atlánticas de Francia, Gran Bretaña e Irlanda y también en zonas Mediterráneas desde España hasta Italia.
Variedades autóctonas.
Asa de Cántaro ('CC'); berza amarilla de Casar de Periedo; berza amarilla de Ucieda; berza amarilla de Hortigal y berza rizosa de Cayón.

Las berzas frescas se pueden conservar en óptimas condiciones hasta dos y tres semanas dentro de la nevera siempre y cuando se metan dentro de una bolsa de plástico perforada y en un compartimento aislado del resto para evitar que el resto de alimentos se impregnen de su intenso olor.

La berza también puede conservarse durante varios días a temperatura ambiente o congelarse si se ha troceado y escaldado previamente aunque quedan menos crujientes tras el descongelado.

Alto valor nutricional

Esta humilde hortaliza está compuesta en su mayoría por agua y son muy nutritivas por ser ricas en vitaminas B, C y E, y su aporte calórico es tan bajo que la hace ideal para dietas de adelgazamiento.

Su consumo de forma habitual es beneficioso para la salud de las personas ya que los compuestos antioxidantes que están presentes en estas hortalizas, neutralizan los radicales libres, causantes del envejecimiento celular o daño oxidativo. El potencial antioxidante es mayor cuando la planta es joven. Incluso las partes que habitualmente se desechan para su cocinado, también están llenas de nutrientes y al cocerlas en agua el caldo estará lleno de propiedades con alto poder antioxidante.

La mejor época para consumir la berza es otoño e invierno, desde septiembre hasta marzo o, incluso hasta abril.

Características

Propiedades esenciales.
. La berza contiene una buena cantidad de fibra y muy pocas calorías. Esto las hacen adecuadas para las dietas de adelgazamiento. Son depurativas y diuréticas, alivian el estreñimiento. Son especialmente ricas en antioxidantes. Contienen clorofila y esencias sulfuradas que son las responsables de su olor. Contienen unas sustancias que tienen propiedades anticancerígenas. Actúa como regulador de la acidez del organismo y es un remedio preventivo contra la cistitis y artritis.
Calorías.
Estas verduras, de las más antiguas que se conocen, ayudan a preservar la salud del organismo, porque como su composición posee una numerosa cantidad de agua, esta la hace baja en calorías, debido a que por una ración de berza se ingieren menos de 22 calorías.
 

Fotos

Vídeos