De ruta pasiega, una guía para no pasar hambre

De ruta pasiega, una guía para no pasar hambre

Los municipios de Santa María de Cayón, Villacarriedo, Selaya y Vega de Pas forman parte de este excepcional paraje natural, entre praderías, cabañas y una población que respeta y conserva sus tradiciones

Isabel González Casares
ISABEL GONZÁLEZ CASARESTorrelavega

El secreto de Cantabria' es la mejor frase que define a la perfección el verdadero significado de los valles pasiegos, de esta magnífica tierra, con sus paisajes de postal, para la comunidad autónoma. Su estratégica situación geográfica, a un paso de Santander, la capital, y de las playas de la costa cántabra, lo convierten en un destino turístico de calidad y tranquilidad en la naturaleza.

Y en pleno mapa de estos valles están las localidades de Santa María de Cayón, Villacarriedo, Selaya y Vega de Pas.

Pujanza económica

Santa María de Cayón está situada en la comarca del Pas, limitando con los municipios de Villaescusa y Penagos, al norte; Villafufre y Saro, al sur; Liérganes y Miera al este y Castañeda y Santiurde de Toranzo al oeste. Su población es fiel reflejo de la pujanza económica de la comarca, que sumó a su tradicional riqueza basada en las tareas agrícolas y ganaderas, la actividad industrial, ligada principalmente a la factoría de chocolates Nestlé, en La Penilla, y a las pequeñas y medianas empresas y talleres.

El municipio tiene un importante patrimonio religioso y civil, con valiosas muestras del románico, así como también con casonas de los siglos XVIIy XVIII. Entre ellas destacan las iglesias románicas de San Andrés (Argomilla), Santa María de Cayón, San Miguel de Carceña o la ermita de San Vicente (Esles). La Casa de Ceballos El Caballero, en Argomilla o los conjuntos arquitectónicos de Esles y Lloreda, complementan estas 'joyas' arquitectónicas, imprescindibles para ver en el recorrido por esta localidad que también goza de una gastronomía muy particular que tiene, por ejemplo, como postre característico la tarta pasiega de cayón, elaborada con manzana, avellanas tostadas, mantequilla, sobaos y leche condensada.

Entre prados y cabañas

Siguiendo la ruta pasiega, parada ineludible es Villacarriedo, ubicado en la zona central de la comarca del río Pisueña, principal afluente del Pas. Su paisaje está formado por praderías delimitadas por muros de piedra y salpicadas de cabañas de tipo pasiego.

Un paseo por su conjunto histórico revelará la historia del valle bajo los testigos del magnífico Palacio barroco de Soñanes, convertido hoy en un complejo hostelero señero, con una destacada oferta gastronómica que le convierte en un punto de destino preferente. Lugares, sin duda, para degustar la rica gastronomía del valle los hay, magníficos en la localidad. Establecimientos con un sello muy característicos, como La inesperada o Las Piscinas. Siempre se puede disfrutar del producto de la tierra de una buena carne que responde a la principal fuente de riqueza económica de la zona: la ganadería. La predominancia de este sector hace que los derivados lácteos sean una de las bases de alimentación tradicional, destacando entre ellos, la mantequilla.

Monumentos

Uno de los municipios más monumentales de la comarca, es Selaya, que limita al noreste con San Roque de Riomiera, al noroeste con Villacarriedo y al sur con Vega de Pas. De ancestrales tradiciones y próspera industria agroalimentaria (basada en la fabricación artesana de sobaos y quesadas pasiegas), son algunos de sus atractivos añadidos. Porque luego está su paisaje de prados, vegas y pueblos divisable desde las elevadas cumbres que lo rodean: el Alto del Mojón, el Cotero, el Tejo, los Picones de Sopeña o el mirador de la Braguía. Excepcionales sus dos iglesias del siglo XVII, la de San Juan Bautista y el santuario de la Virgen de Valvanuz, patrona de los pasiegos. Gastronómicacamente, no se pueden pasar por alto establecimientos típicos de la zona como El Español, para degustar primer plato, segundo y postre (por supuesto, quesada o sobao).

Entre hermosos paisajes

El paseo pasiego finaliza en Vega de Pas, en el extremo sureste de Cantabria, lindando con Burgos. Los hermosos paisajes naturales, salpicados de pequeñas cabañas, las laderas de los montes cuidadosamente tapiadas y los vigorosos relieves, son algunos de los elementos característicos de la comarca pasiega. Sede del museo etnográfico de las tres villas pasiegas, la ruta gastronómica, pasa por disfrutar de una buena comida en, por ejemplo, El Cruce.

Vega de Pas El Cruce

Dirección: C/ El Cruce 8, Vegas de Pas.

Teléfono: 942 595 072. Día de cierre: Miércoles por la tarde.

Propietaria y cocinera: Ángeles González Puente.

Especialidades: Cocina tradicional con producto local seleccionado. Cocido Montañés y carnes típicas de la zona, como el entrecot y las carrilleras. Postres elaborados artesanalmente. Ofrece la opción de menú diario por 13 euros.

Observaciones: Premio al Mejor Cocido Montañés en 2017.

Villacarriedo Las Piscinas

Dirección: Calle La Pesquera 26, Villacarriedo.

Teléfono: 942 590 214.

Propietaria y cocinero: Mª Jesús López e Ildefonso Fernández. Especialidades: Escabeche de bonito casero, albóndigas de buey, callos de wagyu, sabrosos huevos fritos con patatas y foie, carnes a la piedra...

Observaciones: Más de 250 referencias de vinos. Amplio aparcamiento y zona exterior para niños.

Santa María de Cayón La Granja

Dirección: Barrio Ruda, Santa María de Cayón.

Teléfono: 942 564 038. Día de cierre: Abierto de lunes a jueves de octubre a junio. Julio, agosto y septiembre, todos los días.

Propietarios: Juan Fernández y Yolanda España.

Cocineras: Inmaculada Pajarejo y Mª Carmen Fernández.

Especialidades: Producto de temporada, fiestas privadas con música dentro de una pérgola con decoración ibicenca. Bodas con baile en los jardines. Parque infantil para niños. Amplio aparcamiento.

Villacarriedo La Inesperada

Dirección: Bº Raneo 23, Abionzo, Villacarriedo.

Teléfono: 654 993 881 y 942 590 143.

Día de cierre: No cierra.

Propietaria y cocinera: Carmen Cobo Mantecón.

Especialidades: Cocido montañés con el compagno de morcilla, chorizo y panceta todo ello casero; cabrito o lechazo guisado en cocina de leña durante toda la mañana. La carne es de ganadería propia. De lunes a viernes menú de 10 euros y el fin de semana menú a la carta.

Bárcena de Villacarriedo La Charola

Dirección: Bárcena de Villacarriedo.

Teléfono: 942 590 538.

Día de cierre: Lunes por la tarde.

Propietario: Alberto Bárcena.

Cocinera: Felicidad Tazón.

Especialidades: Cocina casera, menú diario y especial fin de semana. Guisos y carnes. Abierto desde las 9.00 para ofrecer desayunos con tortilla de huevos caseros y bollería. Retransmisión de partidos, amplio comedor y aparcamiento. Terraza exterior. Más de 90 referencias de vinos

Villacarriedo Palacio de Soñanes

Dirección: Barrio El Camino s/n, Villacarriedo.

Teléfono: 942 590 600.

Día de cierre del restaurante: Lunes mediodía y domingos noche.

Jefe de cocina: Alfonso Labra Fernández.

Especialidades: En los fogones se combina la cocina tradicional cántabra con notas de autor para deleitar el paladar con los mejores productos de la región. Disfrute de lo mejor de la tierra y el mar en el Restaurante Iniro.

Sugerencias: Solomillo de ternera a la parrilla, lubina a la plancha o bacalao estilo Iniro.

Selaya Bar Españon

Dirección: Calle Ruiz de Alda 4, Selaya.

Teléfono: 942 590 393.

Día de cierre: No cierra en verano.

Propietarios: Luis Ramón Saenz y Mª Luz Abascal.

Equipo de cocina: Mª Luz Abascal, Mercedes Cobo, Manoli Gómez y Liliana Maxim.

Especialidades: Alubias rojas, chuletón a la piedra, asados, menú diario de 9 euros y 15 los fines de semana. Más de 30 raciones y cazuelitas para elegir. Desayunos desde las 7.00 de la mañana, con tortilla y repostería fresca. Más de 100 referencias de vinos. Amplios comedores.