Buruaga: «Si Ruth Beitia está en la Ejecutiva es porque yo no me he negado»

Beitia, Van den Eynde y Fernández, en la rueda de prensa en la que pidieron la anulación del Congreso ganado por Buruaga./Alberto Aja
Beitia, Van den Eynde y Fernández, en la rueda de prensa en la que pidieron la anulación del Congreso ganado por Buruaga. / Alberto Aja

La medallista, mano derecha de Ignacio Diego, pidió la anulación del Congreso ganado por Buruaga

DM .
DM .Santander

La presidenta del PP cántabro, María José Sáenz de Buruaga, ha asegurado que si Ruth Beitia ha dado el salto a la Ejecutiva nacional del partido es porque ella no se ha negado. Génova, ha defendido, «no hace nada que tenga que ver con el partido en Cantabria» sin consultarle antes. Este periódico ha podido saber, sin embargo, que el nombramiento de Beitia no ha sentado nada bien en Santander y que ha enfriado aún más las relaciones con el nuevo equipo de Pablo Casado. Hay que recordar que buena parte de la dirección regional respaldó a Soraya Sáenz de Santamaría frente al nuevo presidente del PP y que la medallista -mano derecha de Ignacio Diego- pidió la anulación del Congreso ganado por Buruaga.

Beitia es uno de los nueve diputados a los que la Comisión Nacional de Derechos y Garantías abrió expediente por oponerse al nombramiento de Buruaga como portavoz del grupo popular en el Parlamento, unos expedientes sobre los que no ha transcendido ningún acuerdo.

Y según la presidenta del PP de Cantabria si esos expedientes «no han avanzado en el tiempo» es porque ella ha pedido «que no avancen», tanto a la anterior dirección como a la nueva, porque cree que esa es «la única manera de mirar al futuro».

Buruaga ha subrayado que el PP «ha pasado página», que no tiene «cuentas pendientes con nadie» y que Ruth Beitia es «el ejemplo perfecto». Su nombramiento, ha dicho, se explica por sí solo. «Es una de las mejores deportistas de todos los tiempos», ha destacado, y ahora va a trabajar por el deporte español desde su nueva responsabilidad, algo de lo que ella se alegra.

Preguntada si va contar con Beitia para la candidatura popular en las próximos elecciones autonómicas, ha apuntado que ahora no es el momento de hablar de listas y ha dicho que el PP es «un partido abierto donde todo el mundo tiene un sitio». Pero también ha afirmado que en el PP se puede ser más cosas que diputado, se puede formar parte del proyecto desde otros ámbitos como los ayuntamientos o las juntas vecinales.

Para Buruaga, la integración no pasa «por ser diputado o nada», y aunque cuenta «con todos», cree que hay que abrir una nueva etapa y ver caras nuevas. «Hay que acostumbrarse al relevo generacional. No quiero que el PP se quede cinco diputados», ha apostillado.

Sáenz de Buruaga ha avanzado que habrá «caras nuevas» en las candidaturas a las próximas elecciones autonómicas y municipales, aunque no ha dado detalles ni ha adelantado el futuro de ninguno de los actuales cargos públicos ni, entre ellos, de los 'críticos' con su gestión.

Aunque ha insistido que en el PP «no sobra nadie» y que cuenta «con todos» en el partido, Sáenz de Buruaga sí ha avisado de que, aunque la «integración» es «muy importante», ésta «no puede ser freno para la necesaria renovación».

Se ha remitido a los tiempos que marque la Dirección Nacional que dirige Pablo Casado y que podrían situar, según ha dicho, la designación de candidatos autonómicos en la «segunda quincena de octubre».

La situación en Cantabria, «noqueada por el bipartito»

La comaprecencia en rueda de prensa hoy de Saenz de Buruaga estaba convocada para hacer unanálisis de la situación política regional. Una realidad que describió como una Cantabria «noqueada» y con el PRC-PSOE «fuera de juego». Por ello las «prioridades» de los 'populares' hasta el final de legislatura serán defender, desde la oposición, el crecimiento económico y el empleo; la sostenibilidad de la educación, la sanidad y la dependencia y la defensa de los intereses de la comunidad en España.

Así lo ha avanzado este jueves, la presidenta del PP coincidiendo con el inicio del nuevo curso político, que además coincide con la «recta final» de una legislatura en la que, a su juicio, las cosas «han ido a peor».

Sáenz de Buruaga ha garantizado que, aunque ya se respira, en su opinión, «ambiente preelectoral», el PP «seguirá ocupándose de lo importante» que es, según ha dicho, «es Cantabria» y de mejorarla. Y es que, para la líder del PP, tres años después del inicio de la legislatura, Cantabria «no ha sido capaz» de aprovechar la recuperación económica en la misma medida que el resto del país y «no ha puesto los cimientos de nada».

Además, a su juicio, se están empezando a ver las consecuencias «del Gobierno de la rectificación y los bandazos» de Pedro Sánchez (PSOE), al que ha acusado de, en tan solo cien días al frente de España, haber traído «más desempleo, más gasto público», «amenazas» de subidas de impuestos y «cesiones a todos los que respaldaron la moción de censura: a los Independentistas, a Podemos y a los herederos de Herri Batasuna».

Junto a ello, Sáenz de Buruaga ha lamentado que Cantabria tiene una Gobierno, el bipartito PRC-PSOE presidido por el regionalista Miguel Ángel Revilla, «que ni sabe qué hacer con Cantabria, ni ejerce el autogobierno, ni tiene capacidad de reacción».

Ante esta situación, el PP ha definido tres ejes de «prioridades» que, a su juicio, son «las de los cántabros», siendo el primero de ellos el crecimiento económico y el empleo, sobre todo ahora cuando, según los populares, amenaza una desaceleración económica que podría ser el «prólogo de otra crisis».

En este sentido, y para estar preparados ante una posible desaceleración de la economía, Buruaga considera fundamental «dejar más dinero en el bolsillo» de las pequeñas empresas y familias, bajando impuestos en lugar de subirlos. Por ello, de cara a una hipotética negociación sobre los Presupuestos autonómicos de 2019, ha anticipado que ésta será una «línea roja» del PP y ha avanzado que el PP no solo no va a apoyar un proyecto de ley que suponga la «menor subida» sino que va a exigir que se bajen.

La segunda prioridad señalada por los 'populares' es la de la sostenibilidad de los servicios públicos esenciales, no sólo en garantizar su adecuada financiación sino también su gestión.

Y la tercera de las prioridades del PP para este curso político será la defensa de los intereses de Cantabria en España.

Así, Sáenz de Buruaga ha avanzado que va a estar «vigilante» para que Cantabria no pierda ningún proycto ni inversiones comprometisas ya por el anterior Gobierno del PP y también preparará a Cantabria para afrontar la futura negociación del nuevo sistema de financiación autonómica.

 

Fotos

Vídeos