«Estoy confuso, el AVE ha sido siempre una bandera regionalista», dice el alcalde de Reinosa

El Alvia, actual tren que cubre el trayecto de Santander y Madrid, a su paso por la estación de Reinosa. /José Luis Sardina
El Alvia, actual tren que cubre el trayecto de Santander y Madrid, a su paso por la estación de Reinosa. / José Luis Sardina

«Me he enterado por la prensa», asegura José Miguel Barrio, que no oculta el malestar con su partido: «Estoy muy defraudado, ni siquiera me han preguntado»

Marta San Miguel
MARTA SAN MIGUELSantander

No se puede decir que el AVE a Cantabria ha descarrilado; además de manida, la metáfora es incorrecta. Digamos que ahora las inversiones apuntan hacia otras vías, para sorpresa de propios y ajenos de las siglas que comandan el Gobierno regional. Este lunes, el Parlamento aprobó pedir al Ministerio de Fomento que el tramo entre Palencia y Reinosa fuese de altas prestaciones y no de alta velocidad, y que los 400 millones consignados a tal efecto se dedicasen a medidas del Plan Integral de Infraestructuras.

La iniciativa la subió al estrado Podemos y el PRC la apoyó; el resultado fue la aprobación de una medida que deja en el aire el proyecto bandera del PRC y a un alcalde, el de Reinosa, regionalista también, tan aturdido como enfadado: «Me he enterado por la prensa», dijo José Miguel Barrio preguntado por este periódico, sólo un mes después de haber liderado la comitiva, con el ministro de Fomento al frente.

La lucha de Revilla

La noticia llega un mes y medio después de que Reinosa se convirtiera en escenario de la influencia cántabra en Fomento. Esa mañana, rodeados de planos, informes y una cifra descomunal de millones, los vecinos y altos cargos asistieron a la promesa. «El AVE llegará a Reinosa», dijo el entonces ministro de Fomento, Íñigo de la Serna. Ninguno de los que formaban la comitiva sospechaba que la política nacional fuera a dar una vuelta de campana como la que ha sobrevenido. Con Pedro Sánchez en Moncloa y Mariano Rajoy en Santa Pola, ninguno de los que allí estaba se podría imaginar que esa retahíla de millones augurados para ganar 65 minutos de trayecto en tren desde Santander a Madrid se iba a frenar no en el Ministerio de Fomento sino precisamente en casa, en el Parlamento de Cantabria. ¿Qué ha pasado para que la médula espinal del argumentario regionalista se vea ahora relegado por otra lista de prioridades? «Creo firmemente que la inversión pública debe tender a equilibrar los territorios y armonizarlos, pero me parece muy insolidario aplicar ese dinero en zonas más desarrolladas en detrimento de aquellas más desfavorecidas. Hay mucha diferencia entre las zonas de costa y las de montaña», dice el alcalde de Reinosa. Y añade: «Es muy mala noticia, y sólo cabe preguntarse si nos quieren convertir en un parque nacional o algo similar, con medidas restrictivas». Su enfado viene por partida doble; como «alcalde y reinosano», que es como constantemente se define, pero también como regionalista: «Me parece fatal porque ha sido una de las banderas regionalistas que el AVE llegue hasta aquí. Soy secretario general del PRC de Reinosa y nadie me ha dicho nada, me he enterado por la prensa».

Cabreo desde Aguilar

¿Y ahora qué? «Tengo que seguir creyendo que los regionalistas van a defender los intereses de nuestra comarca, así que me siento confuso». Y plantea en voz alta sus dudas no sin retórica sobre qué línea toca seguir. «Teníamos una expectativa de desarrollo y coincidíamos en que iba a suponer una inyección tremenda, pero ahora nos sentimos totalmente defraudados porque se diluye el proyecto en una decisión precipitada, ¿a razón de qué esa decisión ahora cuando acaba de llegar el nuevo ministro?», se pregunta en alusión al socialista Ábalos, por cierto del mismo partido que su socio en el Gobierno regional, y que se abstuvo en la votación de la proposición de los morados. El único voto en contra fue del Partido Popular, ya que Ciudadanos votó a favor.

«Es inaudito que Revilla entregue así su región y ponga en peligro proyectos en tramitación» Gema Igual Alcaldesa de Santander (PP)

«Es una decisión sectaria y lamentable que nada tiene que ver con los intereses de los ciudadanos» María José Ortega Alcaldesa de Aguilar de Campoo (PP)

Del otro lado de la línea ferroviaria, el malestar llega desde la bancada de los populares. Al frente de la alcaldía de Aguilar de Campoo, María José Ortega eleva el tono de su enfado. No entiende ese «cambio repentino de prioridades» de un partido que había hecho suya la lucha porque la alta velocidad llegara a Cantabria: «Nos parece una decisión lamentable, es una falta de compromiso con los ciudadanos y con las comunicaciones con la Meseta», dice, y tacha de «sectario» el acuerdo adoptado por el Parlamento.

«Los representantes estamos para atender los intereses de los ciudadanos y lo que no podemos hacer es vender como la mejor opción la renuncia a una inversión que favorece a las comunicaciones. Dice mucho de quien lo plantea y quien lo apoya». ¿Y qué dice, en concreto? «No quisiera pensar que medimos con intereses que nada tiene que ver con los de los ciudadanos. Es lo peor que nos podía pasar, no sólo al norte de Castilla sino también a Cantabria», dice en términos similares a los que su compañera de partido, la alcaldesa de Santander, se pronunció ayer para protestar contra una decisión «inaudita». Para Gema Igual, la «renuncia» del PRC es una actitud que no entiende y que, a su juicio, supone dar «carta blanca» al nuevo Gobierno socialista de Pedro Sánchez para frenar inversiones ya comprometidas en Cantabria «en un ejercicio de absoluta sumisión». Y apunta directamente a Revilla para denunciar que «hasta hace unas semanas todas las inversiones comprometidas por el Gobierno del PP le parecían pocas y ahora resulta que le sobran».

Revilla rechaza las críticas de Sáenz de Buruga sobre el tren

La renuncia a que el AVE llegue a Reinosa también hizo su aparición ayer en el Debate sobre el Estado de la Región. La presidenta del Partido Popular, María José Sáenz de Buruaga, aprovechó su intervención para censurar que tras el cambio de Gobierno y la llegada de Sánchez a la Moncloa, el presidente de Cantabria,Miguel Ángel Revilla, no haya tardado «medio minuto» en renunciar a la que era su «reivindicación estrella»: el AVE a Cantabria. «Cuando en Madrid gobierna el PSOE usted baja el listón», censuró Buruaga, que acusó a Revilla de que con su decisión haya dado «carta blanca» a Sánchez «para que quite a los cántabros lo que él quiera» Sin embargo, le advirtió de que en eso «tendrá enfrente» al PP. «Nosotros no vamos a renunciar a lo que nos corresponde», dijo la líder de los populares.

Revilla rechazó las acusaciones de Sáenz de Buruaga sobre el AVE y alegó que aceptó el tren de altas prestaciones, que es lo que «está comprometido» y que, según recalcó, será el «primer compromiso» que trasladará al presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos