Esclarecidos varios robos de joyas cometidos por un obrero y una cuidadora que trabajaban en las casas

Algunas de las joyas sustraidas./OPC
Algunas de las joyas sustraidas. / OPC

Las víctimas, como en el reciente caso de los falsos fontaneros, son mujeres mayores

DM .
DM .Santander

La Guardia Civil de Cantabria ha detenido a un hombre y mantiene a una mujer en calidad de investigada como presuntos autores de delito de hurto, al apoderarse de joyas en el interior de viviendas de mujeres mayores, para las que trabajaban. Estos arrestos salen a la luz unos días después de que el instituto armado informara de la detención de los 'falsos fontaneros' que robaban en casas de ancianas que vivían solas. Esta nueva operación, que se enmarca dentro del 'Plan Mayor seguridad', se asemeja a la anterior, ya que en ambos casos los sospechosos trabajaban en las casas: uno haciendo obras y la otra, de cuidadora. De momento, se les atribuyen hurtos de joyas en casas de Arenas de Iguña y Torrelavega (el obrero detenido) y en San Vicente de la Barquera (la mujer cuidadora).

En todos los casos, lo sustraído han sido joyas que posteriormente fueron vendidas y no se descarta que hubieran cometido más hechos similares al haber joyas pendientes de identificar su procedencia.

Ver más

Hasta 20 joyas robadas en una casa en Arenas de Iguña

El pasado sábado efectivos de la Guardia Civil de Molledo procedieron a la detención de un hombre vecino de Venta de Baños (Palencia) al que se considera presunto autor de al menos dos hurtos de joyas en los domicilios reseñados de Arenas de Iguña y Torrelavega, siendo las víctimas dos mujeres de 59 y 71 años, respectivamente

La investigación comenzó en noviembre del pasado año tras tener conocimiento del hurto en Arenas de Iguña, denunciando la sustracción de 20 piezas de joyería. Las pesquisas llevaron a un hombre que había estado en la casa realizando obras en los año 2017 y 2018, el cual pudo tener acceso a una de las estancias donde se encontraban las joyas en un joyero.

Del seguimiento de lo sustraído se pudo determinar que habían sido vendidas y que las transacciones estaban relacionadas con el hombre que trabajó en la casa.

Igualmente se pudo determinar la venta de otras joyas, averiguando que algunas procedían de un domicilio de Torrelavega, donde la víctima, una mujer de 71 años, encargó una reforma en su vivienda en octubre del año 2017 al hombre ahora detenido.

En San Vicente, 5.000 euros en alhajas robadas

En el día de ayer, la Guardia Civil de San Vicente de la Barquera procedió a investigar a una mujer vecina de la misma localidad como presunta autora del hurto de joyas valoradas en unos 5.000 euros, procedentes de un domicilio en el que trabajaba cuidando a una mujer de 90 años y a su marido impedido.

La Guardia Civil fue informada a mediados del pasado mes de febrero por un familiar de la víctima, de la sustracción de diferentes joyas de oro del desván de una vivienda de San Vicente. A la casa tenía acceso una cuidadora, comenzando la investigación sobre esta persona.

Las indagaciones pusieron al descubierto que había estado realizando ventas de joyas, y se pudo determinar que varias de ellas procedían de la vivienda donde trabajaba, lo que motivó que se le instruyeran diligencias en calidad de investigada en el día de ayer. Igualmente, hizo entrega de otras joyas que aún no había vendido, parte de ellas propiedad de la misma víctima.