España se achicharra y en Santander, con cazadora

Los turistas que llegaron ayer a la capital cántabra se encontraron con el cielo nublado y una jornada fresca. /María Gil Lastra
Los turistas que llegaron ayer a la capital cántabra se encontraron con el cielo nublado y una jornada fresca. / María Gil Lastra

Aunque en Campoo y Liébana se acercarán mañana a los 40 grados, los municipios del litoral apenas pasarán de los 20

ÁNGELA CASADOSANTANDER.

La ola de calor que atraviesa España y el resto de Europa pasará de refilón por Cantabria. Los turistas que estos días han elegido Santander como destino para huir de las altas temperaturas no podrán decir que no vieron cumplida su exigencia. Eso sí, si esperaban encontrar valores agradables con los que poder disfrutar de las terrazas, ayer no tuvieron suerte del todo. Aunque muchos optimistas llegaron a sus puntos de destino en el litoral con las sandalias puestas, no tuvieron oportunidad de quitarse la cazadora. La playa tendrá que seguir esperando aunque hoy se anuncia sol y hasta 26 grados en puntos como la capital y la zona oriental.

Los cielos nublados han sido la tónica habitual de los últimos días en toda la región. Si bien esta tendencia continuará en la franja litoral -salvo hoy-, en el resto de la región las temperaturas subirán desde hoy y se incrementarán en mayor proporción a partir de mañana, especialmente en Campoo y Liébana.

En Valderredible, por ejemplo, hoy llegarán a los 35 grados y mañana rondarán los 40. Este sofocante escenario se prolongará cuatro días, hasta el sábado, aunque gran parte de la provincia no llegará a esos extremos y disfrutará de valores moderados.

MÁXIMAS DE AYER

28,9º
Polientes
28,0º
Cubillo de Ebro
26,1º
Ramales de la Victoria
26,0º
Reinosa
23,4º
Tama
20,6º
Santander
20,1º
Torrelavega

En el litoral se notará poca diferencia con las temperaturas alcanzadas durante las últimas jornadas. «Los termómetros apenas subirán en la costa porque soplará viento marítimo, de norte. En Santander, no pasaremos de los 23 grados», asegura el delegado territorial de la Aemet, José Luis Arteche. Para alejarse aún más de los avisos naranjas y rojos que inundan el mapa meteorológico del país, también habrá precipitaciones en la capital cántabra. «Aunque no lloverá mucho. Quizá un poco el miércoles», suaviza el experto. «Por el contrario, en las localidades de interior será mucho más notoria la subida de temperatura. Mañana y el sábado serán los días más calurosos».

El domingo comenzará a remitir la ola de calor en las dos únicas comarcas a las que llegará con intensidad y el lunes apenas quedará rastro de ella. «Las temperaturas seguirán siendo altas en el interior durante la próxima semana, aunque dentro ya de unos límites más normales». En el sur de Cantabria los valores se mantendrán en torno a 30 grados.

Sin rastro del sol

Santander amaneció ayer con nubes cubriendo todo el cielo. Las temperaturas máximas alcanzaron los 21 grados y, a media tarde, se produjeron algunas precipitaciones. Una imagen muy alejada de la esperada en plena época estival. Aunque a partir de hoy empieza a apreciarse el incremento de temperatura, las comarcas de interior tampoco registraron ayer valores muy altos y en ningún punto se alcanzaron los 30 grados.

En Polientes se alcanzaron los 28,9º, en Cubillo de Ebro se quedaron en 28º y en Ramales de la Victoria y Reinosa también se superaron los 25º. También hubo ligeras precipitaciones en varios puntos de la región. Pero del sol, de momento, no ha habido rastro.