Este contenido es exclusivo para suscriptores

Accede 1 mes gratis a todo el contenido y disfruta de la mejor experiencia publicitaria

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app solo para suscriptoresCartas de autor en tu emailOfertas y eventos exclusivos

Los forenses piden mejoras en su sede y unificar la recogida de datos sobre violencia machista

La sala de autopsias del IML está en el Hospital Valdecilla, con quien colabora en diferentes servicios./Celedonio Martínez
La sala de autopsias del IML está en el Hospital Valdecilla, con quien colabora en diferentes servicios. / Celedonio Martínez

El Instituto de Medicina Legal, repartido entre Las Salesas y la sala de autopsias de Valdecilla, demanda un espacio «que reúna todas las condiciones para la consulta y exploración»

Marta San Miguel
MARTA SAN MIGUELSantander

El pasillo del edificio de Las Salesas discurre entre puertas cerradas y carteles con flechas que apuntan hacia unas siglas. 'IML' pone en los avisos, y uno los sigue esperando llegar al origen del acrónimo: el Instituto de Medicina Legal. Su sede está en el complejo judicial, la sala de autopsias está en el Hospital Valdecilla, pero su entrada pasa totalmente desapercibida. El lugar es más un estado mental que un entorno físico. Ahí, al otro lado de una puerta idéntica a las demás, entre pasillos donde pasan abogados, funcionarios y particulares, se abre la frontera entre los hechos delictivos y las defunciones naturales, entre los accidentes y la premeditación.

 

Fotos