Guirao, en Santillana: «Debemos contagiar a la ciudadanía el gusto y la necesidad de la lectura»

Guirao, en Santillana: «Debemos contagiar a la ciudadanía el gusto y la necesidad de la lectura»
Luis Palomeque

En su visita a Cantabria, el ministro de Cultura en funciones ha dicho que España es una «potencia mundial como país productor de libros», pero ha llegado el momento de que también sea una «potencia lectora»

AGENCIAS

El ministro de Cultura en funciones, José Guirao, ha opinado este jueves que, siendo España una «potencia mundial» como país «productor de libros», ha llegado el momento de plantearse el reto de que también sea una «potencia lectora».

Para ello es necesario un «consenso» de todas las fuerzas políticas, ha recalcado el ministro al inaugurar, en la recién rehabilitada Torre de Don Borja, de Santillana del Mar, un encuentro sobre 'La edición', organizado por la Federación Española del Gremio de Editores.

Guirao ha considerado que el sector editorial ha conseguido sobreponerse a la crisis y «crece por quinto año consecutivo» tanto en el mercado interior como en el exterior, por lo que apuesta por trabajar para que las tasas de lectura, que «crecen lenta, pero tenazmente» (62,2 % de lectores), sigan aumentando pero «de manera más rápida.

«Que cualquiera pueda acudir a una biblioteca pública para poder disfrutar de la mejor literatura, desde un best-seller a obras más complejas«, ha deseado el ministro, para quien »si la capacidad ya existe, hay que preguntarse cuál es el obstáculo«.

En su opinión, uno de los impedimentos puede ser el «reclamo incesante de las pantallas que nos roban el sosiego que requiere leer y, en menor medida las nuevas formas de ocio digital».

Ver más

Ha agregado que, «sin duda, es mediante una peor educación cómo se le puede robar a una persona su acceso a la cultura en general y a la literatura en este caso», por lo que aboga por «inculcar el amor a la lectura» desde la infancia, porque, a su juicio, «así se conseguirá una sociedad con mayor capacidad critica y con mejor futuro».

El ministro ha añadido que un encuentro de editores es un lugar en el que se siente «cómodo» para «sugerir» que se precisa un «consenso entre todos, o casi todos, los partidos políticos» con representación en el Parlamento para el fomento de la lectura.

DM

Guirao sostiene que, «más que poner en marcha el enésimo plan», quizá se debería abrir un gran debate que permita trazar una «estrategia ambiciosa, rigurosa, evaluable y sostenida en el tiempo» que consiga «contagiar» a toda la ciudadanía el gusto y la necesidad de la lectura.

En este sentido, Guirao apuesta por un «consenso político» para que en futuro, «gobierne quien gobierne», la lectura, el libro y la edición sean un eje fundamental de la cultura en el país.

En su opinión, hay que diseñar políticas a medio y largo plazo, para que «no volvamos a tener en el futuro situaciones en las que un Ministerio se permita la banalidad de suprimir una dirección general dedicada al libro y la lectura como si la cultura de un país fuera un tema menor».

Por su parte, el presidente de la Federación Española del gremio de libreros, Miguel Barrero, ha aludido a la «década movida» que ha vivido el sector de la edición, que se ha visto condicionado por la crisis económica, que ha provocado una bajad de la facturación de la que «se va recuperando».

Pero, también, porque ha tenido que adecuarse a la irrupción digital, según Barrero, un asunto «monotema del mundo editorial», pero que en su opinión ha tenido «más efectos» en la impresión y la distribución del libro, que en los hábitos de lectura y de soporte.

DM