El PP denuncia ante la Fiscalía las presuntas irregularidades en las contrataciones del Servicio Cántabro de Salud

El PP denuncia ante la Fiscalía las presuntas irregularidades en las contrataciones del Servicio Cántabro de Salud

María José González Revuelta, secretaria autonómica de los populares, acusa a la consejera de Sanidad de utilizar la investigación interna en marcha para buscar trapos sucios en la gestión sanitaria del PP durante la anterior legislatura

Álvaro San Miguel
ÁLVARO SAN MIGUELSantander

La secretaria autonómica del PP, María José González Revuelta, ha presentado hoy la denuncia para que la Fiscalía de Cantabria investigue si en las contrataciones del Servicio Cántabro de Salud se han cometido delitos de malversación, tráfico de influencias, falsedad documental y usurpación de funciones de funcionario público. Se trata de la segunda denuncia presentada ante el Ministerio Público por este asunto, desvelado por este diario a finales de abril.

González Revuelta ha aprovechado la ocasión para insistir en que la consejera de Sanidad, María Luisa Real, está utilizando el expediente informativo sobre las contrataciones supuestamente irregulares en el Servicio Cántabro de Salud (SCS) abierto en su departamento para investigar al denunciante y tratar de tapar las irregularidades en la contratación del Servicio Cántabro de Salud recurriendo al «y tú más» en una estrategia «tan burda como inútil».

El PP tiene indicios de que se pudieron cometer presuntos delitos de malversación cuando se adjudicaron contratos de asesoramiento externo que no estaban justificados, contratos por asistencias técnicas injustificadas, inexistentes o ficticias porque no había nada sobre lo que asesorar.

También existen indicios de uso fraudulento de la contratación menor, de la que se habrían beneficiado principalmente tres empresas, que son la misma y tienen como administrador al hijo de un alcalde socialista, y que puede constituir, además de un delito de tráfico de influencias, un delito de malversación por doble contratación.

Además, hay indicios de que la recepción y pago de obras sin terminar y de suministros sin haber sido entregados a los centros pueden constituir un delito de falsedad documental en concurso con usurpación de funciones públicas.

El Partido Popular ha decidido formalizar la denuncia porque considera que esta es la única manera de que se abra una investigación real, independiente y transparente, una conclusión en la que, según González Revuelta, se reafirma día a día por la forma de actuar del Gobierno.

La secretaria autonómica ha explicado que no solo no se han depurado responsabilidades políticas ni se ha abierto una investigación real a través de la Intervención General, sino que, además, la consejera de Sanidad está utilizando el expediente informativo abierto por acuerdo del Consejo de Gobierno para investigar al denunciante, el Partido Popular.

«Queda claro que el expediente informativo abierto por el Gobierno era para investigar al PP y a los denunciantes. Para esto necesita más tiempo el instructor, para esto ha pedido la consejera una prórroga al presidente, no para investigar y esclarecer las contrataciones irregulares del Servicio Cántabro de Salud, sino para emponzoñar la gestión de los demás, cuando la gestión del PP nunca ha estado en entredicho», ha añadido.

Según ha explicado González Revuelta, la diferencia sustancial es que cuando María José Sáenz de Buruaga fue consejera nunca le llegó una denuncia por presunta corrupción de la jefa de Contratación, «mientras que a María Luisa Real sí, y la tapó y trató de enterrarla cesando al interventor general de la comunidad».

González Revuelta ha criticado que la consejera «siga muda, siga sin aclarar nada y siga escondida, preparando por detrás una maniobra más en la que en muy pocos días va a aparecer un nuevo actor, el Partido Socialista, porque su objetivo es echar por tierra la gestión del PP para no dar una sola explicación de la suya». Y ha revelado que «teledirigido por la propia Real, el portavoz del grupo socialista ha pedido en el Parlamento de Cantabria una copia de una treintena de contratos de la etapa de Gobierno del PP con la intención de cuestionarlos y ponerlos en tela de juicio, cuando nunca han estado en entredicho».

«El PSOE sale una vez más al rescate de la consejera», ha afirmado González Revuelta, quien ha asegurado que la cúpula de Sanidad lleva tres años dedicada a escarbar en la gestión del PP y no ha denunciado nada porque no hay nada que denunciar. «Si este va a ser su único argumento de defensa, a algunos les auguro un futuro muy negro», ha apostillado.