El primer encuentro para abordar la crisis del PSOE termina sin acuerdo

El primer encuentro para abordar la crisis del PSOE termina sin acuerdo
Daniel Pedriza

La dirección regional traslada a Eva Díaz Tezanos la necesidad de llegar a un acuerdo en los nombramientos y terminar la guerra abierta

Enrique Munárriz
ENRIQUE MUNÁRRIZSantander

Pablo Zuloaga y Eva Díaz Tezanos intentaron ayer de nuevo el experimento: mezclar agua y aceite en política. Conclusión: no se puede. La dirección regional del PSOE y los afines a la vicepresidenta se repelen. El primer cara a cara entre ambos para elegir a los sustitutos del consejero delegado de Sodercán, Salvador Blanco, y la directora de MARE, Rosa Inés García, después de que el viernes pasado presentasen su dimisión siguió el guión marcado: terminó sin acuerdo. Fue, más bien, una toma de contacto para analizar las intenciones de cada uno y hasta dónde están dispuestos a llegar. El equipo de la vicepresidenta sostiene que es ella quien tiene que elegir a su equipo de confianza y la ‘cúpula’ socialista está dispuesta, en el peor de los casos, a consensuar el nombramiento de los dos altos cargos. Pero ni uno ni otro quisieron desvelar sus cartas y no llevaron ninguna propuesta concreta.

De un lado de la mesa, el secretario general (Zuloaga), la secretaria de Organización, Noelia Cobo, y la secretaria de Política Institucional, Isabel Fernández;del otro, Díaz Tezanos junto a los directores generales de Medio Ambiente, Miguel Ángel Palacio, y de Universidades e Investigación, Marta Domingo, bajo cuyos departamentos se integran ambas empresas públicas. Un primer encuentro que se prolongó durante cerca de tres horas y en el que, inevitablemente, se vivieron algunos momentos de tensión como consecuencia de la exhibición de fuerza de los ‘tezanistas’ este fin de semana: la rueda de prensa de los cargos públicos denunciando el «acoso» de la dirección a Díaz Tezanos y el homenaje a Ramón Ruiz con más de 300 comensales.  El equipo de Zuloaga criticó la presión a la que le estaban sometiendo y reprochó a la vicepresidenta y sus colaboradores que les estaban poniendo las cosas difíciles, según ha podido saber este periódico.

El secretario general y la vicepresidenta sólo hablaron de perfiles para Sodercán y MARE

La dirección regional había convocado el viernes pasado por carta a la número dos del bipartito para darle «a conocer las personas propuestas por la Ejecutiva para Sodercán y MARE». A pesar de que la misiva dejaba claro que cualquier decisión que no pase por la Ejecutiva incumplirá el mandato del partido, lo que mantiene la puerta abierta a un expediente de expulsión que impediría a Tezanos presentarse a las primarias para la Presidencia de Cantabria, ayer trataron de rebajar la tensión para no tener que llegar a ese extremo. El primero en anunciarlo fue Zuloaga, que antes de entrar a la reunión explicó que no llegaba con imposiciones.

A su llegada a Bonifaz, donde se retrasó 15 minutos sobre la hora prevista, avanzó a los periodistas en una conversación informal que no se iba a hablar de nombres, sino de «perfiles».

La reunión se prolongó durante tres horas y se emplazaron a próximos encuentros sin fecha

La cúpula socialista quiere, según fuentes de la Ejecutiva, seleccionar dos cargos técnicos y, a priori, está dispuesta a pactarlos con la vicepresidenta. Díaz Tezanos se mantiene firme a ser ella la que elija a sus altos cargos, porque, al fin y al cabo, ella es la responsable última de su gestión. Eso sí, no le importa seguir reuniéndose y debatir sus propuestas. Desde la dirección del PSOE reconocieron al término del encuentro que habían visto «buena disposición» por el equipo de la vicepresidenta, aunque no daban nada por cerrado.

Ver más