Revilla: «El Presupuesto es una puñalada trapera a una región leal»

Alberto Aja | Roberto Ruiz

El presidente de Cantabria adelanta en el Foro Económico de El Diario Montañés que el consejero de Industria ha viajado a Madrid para «intentar rescatar» el proyecto del tren a Bilbao

Gonzalo Sellers
GONZALO SELLERSSantander

Miguel Ángel Revilla ha aprovechado su intervención en el Foro Económico de El Diario Montañés para volver a cargar contra el Gobierno nacional y el trato económico que da a la región. «Cantabria va bien a pesar de que España no nos da nada», ha denunciado el presidente autonómico, muy molesto porque el Presupuesto de 2019 rebaje el dinero para inversiones. «Hay una nula inversión en infraestructuras. Sólo se ejecutó el 36% del presupuesto el año pasado y ahora queda estéticamente muy mal que seamos una de las tres comunidades en las que se reduce el dinero. No nos merecemos esto, esto no me gusta nada, es un detalle feo, una puñalada trapera a una región leal y tendrá consecuencias», ha lamentado.

En contraste con este apoyo financiero de Madrid, el líder del PRC ha dibujado un balance idílico de esta legislatura, en la que Cantabria «ha crecido por encima de la media nacional», el paro «se ha reducido un 45%» desde 2015 y el PIB ha aumentado más de un 2% en los últimos tres años. Y apeló a la recuperación de la industria como clave del futuro económico de la región y «para no estar en guerra constante con los del tiempo por el turismo». En ese sentido, ha subrayado la importancia de los proyectos de la mina de zinc y La Pasiega, aunque ha señalado el tren a Bilbao como el más importante de todos, por eso ha revelado que el consejero de Industria ha viajado hoy a Madrid para «intentar rescatarlo».

Como ya sucedió en su última intervención en este mismo foro, en octubre de 2017, Revilla ha incidido en la importancia de la estabilidad política de la región. «Ha habido mar de fondo, pero no ha afectado a la labor diaria del Ejecutivo», ha reconocido el presidente, quien ha puesto como mejor ejemplo de esta estabilidad a la aprobación del Presupuesto todos los años con un Gobierno en minoría y llegando a pactos con otros partidos.

El dirigente regionalista también ha hablado sobre el escándalo de las firmas falsificadas en la Universidad de Cantabria: «Tengo una confianza absoluta en el rector, es una persona seria, honrada y preparada. Estando en manos de él y de los jueces no se va a condicionar la realidad. Lo que sea va a salir. El rector no va a consentir que se tape nada. Esto no es la Universidad Rey Juan Carlos».

Beitia y el PP

Revilla ha expresado su respeto por la candidata a la Presidencia de Cantabria por el Partido Popular y una de sus rivales en los comicios autonómicos de mayo, Ruth Beitia, pero ha dicho que se «rebela» contra el procedimiento por el que ha sido designada desde Madrid.

«Todo mi respeto a la candidata, además tiene tenacidad, ha conseguido éxitos maravillosos en el deporte, admirada deportivamente, y creo que una buena persona. Ahora, el procedimiento.... Yo me rebelo y deberíamos rebelarnos todos porque esto ya no es autonomía: te vienen aquí y te levantan».

«Yo tengo un respeto absoluto a todos los candidatos», ha insistido el regionalista, para asegurar, acto seguido, que el «jamás» militaría en el resto de partidos -«y me lo han ofrecido»- porque, en su opinión, quienes tienen que decidir quién va a ser candidato a la Presidencia de Cantabria tienen que ser los cántabros.

En este sentido, Revilla ha manifestado que la democracia se basa en los partidos «y se supone que los que más democráticos tienen que ser los partidos», y ha puesto como ejemplo su caso, votado por 974 compromisarios regionalistas de los 976.

«Que de repente llegue una persona que no es de Cantabria, que seguramente no sabe dónde está ni Valdáliga, a decirte: no usted no va, va ésta o éste. Yo eso jamás lo puedo aceptar porque entonces ni estamos en una democracia ni estamos en una autonomía. Es lo que se hacía antes con los gobernadores civiles», ha censurado.

Por eso ha reclamado la «democracia de partidos», que en su opinión son «los primeros que tienen que dar ejemplo», y «autonomía», que los cántabros «decidamos quién va a ser el alcalde de Polaciones, y quién va a ser candidato a la Presidencia de Cantabria».

Además, ha afirmado que este hecho se recoge en los estatutos y «no sé hasta qué punto es legal no cumplir los estatutos», ha comentado. «Los militantes votan a sus representantes» y lo contrario a Revilla le «descoloca», ha reconocido.

La polémica del SCS

Además, a Revilla le han preguntado una vez más por las supuestas irregularidades en las contrataciones del Servicio Cántabro de Salud que investiga el Juzgado, y ha reiterado que la Fiscalía no ha señalado a la consejera de Sanidad, María Luisa Real (PSOE), como responsable. Ha afirmado que si el Ministerio Fiscal «hubiese metido en el mismo paquete de sospechas» a Real y a los altos cargos del Servicio Cántabro de Salud que han dimitido por este asunto, ella misma habría pedido el cese.

En cualquier caso, el presidente y líder del PRC ha avisado del «nivel de caza de brujas» al que, a su entender, se está llegando en los procesos judiciales en los que están implicados políticos con la petición de responsabilidades.

«Cuidado con lo que está pasando con esto de investigado y etcétera. Igual estamos llevando el tema a unos extremos... A cualquier persona denunciada, en teoría, el juez la debería llamar para preguntar qué hay. Y con que ya te llamen ya eres un inculpado», ha advertido Revilla.

Así, ha lamentado que a menudo, el «simple hecho» de ser investigado a raíz de una denuncia «que muchas veces es malintencionada y sin criterio», lleva a un político o responsable público a aparecer bajo el titular de «imputado». «Es decir, culpable», ha resumido. Y ha indicado que el PRC, su partido, tiene el punto de inflexión para dimitir en la apertura de juicio oral.

Revilla ha dicho además que «hace poco se pidió la cabeza» de un consejero -en alusión al de Economía, el socialista Juan José Sota, investigado por presuntos sobresueldos en Sogiese-, cuando «resulta que la Fiscalía ha dicho que no hay delito». «Yo ceso a este señor y quién le quita el sambenito, ¿es justo eso?», ha apostillado.

Martín reclama en Madrid la conexión a Bilbao

Y mientras el presidente de Cantabria exponía sus quejas sobre los presupuestos en Santander, en Madrid, el consejero de Industria, Francisco Martín, se reunía con el subdirector general de Planificación Ferroviaria, Jorge Ballesteros, para reiterarle la necesidad de llevar a cabo una conexión ferroviaria con Bilbao por la costa de carácter mixto (pasajeros y mercancías), de unos 40 minutos de duración y que dé servicio a Colindres, Laredo y Castro Urdiales, además de las que adicionalmente se incluyen en el ancho métrico entre Santander y Treto.

El Gobierno de Cantabria ha explicado en un comunicado que Martín ha mantenido una reunión «en un tono afable y con un marcado carácter técnico», que ha concluido con el compromiso de que la propuesta se dará forma para remitir a los órganos competentes del Ministerio.

Será Fomento, el que posteriormente diseñará una hoja de ruta para poner en marcha el proyecto, la cual, según el consejero, «no debería de ser diferente» a la que el ministro de Fomento, José Luis Ábalos, se comprometió con nuestro presidente, Miguel Ángel Revilla.«

El consejero ha recordado el «compromiso» de Ábalos, de actualizar el estudio informativo de la conexión con Bilbao y de la reunión que ya se ha mantenido con el secretario de Estado sobre la cuestión.

 

Fotos

Vídeos