Este contenido es exclusivo para suscriptores

Accede 1 mes gratis a todo el contenido y disfruta de la mejor experiencia publicitaria

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app solo para suscriptoresCartas de autor en tu emailOfertas y eventos exclusivos

Revilla respalda a Real por los contratos del SCS y apunta a la salida del gerente de Atención Primaria

María Luisa Real, Juan José Sota y Miguel Ángel Revilla./Javier Cotera
María Luisa Real, Juan José Sota y Miguel Ángel Revilla. / Javier Cotera

El presidente dice que si hay una denuncia de la Fiscalía contra algún alto cargo en activo, como es el caso de Alejandro Rojo, la responsable de Sanidad debería destituirlo

ENRIQUE MUNÁRRIZ y JOSÉ MARÍA GUTIÉRREZSantander

Tras la calma mexicana en el rancho de Palenque, llega una nueva tempestad. Miguel Ángel Revilla ha pisado hoy con pies de plomo para no salpicarse con la investigación judicial desencadenada por la denuncia de irregularidades en la contratación del Servicio Cántabro de Salud (SCS). El presidente de Cantabria, que acaba de regresar de la investidura de Andrés Manuel López Obrador, respaldó con la boca pequeña a la consejera de Sanidad, María Luisa Real, y trató de quitar hierro al asunto porque todas las personas a las que apunta la Fiscalía ya están fuera de la cúpula de Sanidad, en referencia al exgerente del SCS, Julián Pérez Gil, y al subdirector de Gestión Económica, Francisco Javier González. Pero cuando los medios de comunicación le recordaron que las sospechas por un posible delito de prevaricación administrativa, falsedad documental y malversación de caudales públicos también se extienden al gerente de Atención Primaria, Alejandro Rojo, que todavía está en activo, cambió el paso y le enseñó la puerta de salida de su Gobierno. Preguntado si cree que Real debe de sacarle de su equipo, el regionalista fue claro: «Si hay por parte del Ministerio Público alguna denuncia concreta contra algún responsable me parece que es lo que se debería hacer». Y anunció que hablaría con ella personalmente.

 

Fotos