Fomento aumenta de 53 a 115 millones la inversión para ampliar la A-67 entre Barreda e Igollo

Íñigo de la Serna, ministro de Fomento./Alberto Aja
Íñigo de la Serna, ministro de Fomento. / Alberto Aja
Cantabria

De la Serna, presenta un proyecto ampliado que une al tercer carril a Torrelavega varias actuaciones en curvas, accesos y rotondas a lo largo de 13 kilómetros

DM .
DM .Santander

El Ministerio de Fomento ha decidido aumentar de 53 a 115 millones de euros la inversión estimada para ampliar la Autovía de la Meseta entre Torrelavega-Santander, en concreto los 13 kilómetros que hay entre Barreda e Igollo de Camargo, una actuación cuyo proyecto definitivo estará en verano.

El titular de este departamento, Íñigo de la Serna, ha dado a conocer ese cambio en la actuación, conocida hasta ahora como la ampliación a un tercer carril de la autovía Torrelavega-Santander, en el tramo Polanco-Santander, pero que el ministro ha matizado que ahora es un proyecto más amplio con remodelación de enlaces y modificación del trazado inicial.

El objetivo de este proyecto es resolver el problema de capacidad de vehículos que existe en esta autovía, de unos 61.000 al día de media y hasta 72.000 en el nudo de Igollo de Camargo, según ha reconocido el ministro en rueda de prensa ante el consejero de Obras Públicas, José María Mazón, y los alcaldes de los municipios por los que atraviesa esa vía, desde Torrelavega hasta Camargo.

La actuación principal consiste en un aumento de la capacidad de ambas calzadas , mediante la ejecución de un tercer carril adicional a los dos ya existentes.

Sobre el trazado actual de la autovía A-67 se realizarán algunas mejoras como la ampliación de radios y la adecuación de las características geométricas al actual marco normativo. Como mejora general en todo el trazado, se ampliarán los arcenes interiores de ambas calzadas a 1,5 metros de ancho. La mediana también se ampliará, pasando a 5 metros en una amplia longitud del tramo.

Las obras proyectadas incluyen también la mejora de los enlaces, todos ellos existentes, sobre los que, conservando por lo general su tipología, se efectuarán actuaciones de adecuación de los mismos a la ampliación del tercer carril del tronco, así como mejoras en las zonas en las que así se requiera.

Las actuaciones que va a incluir esta ampliación de la autovía, desde el enlace de Polanco hasta el de Igollo y que permitirá eliminar y mejorar curvas, contar con cuatro carriles en cada dirección desde Mompía hasta la salida a la S-20, y permitir que se circule a 120 kilómetros por hora desde Barreda hasta el enlace de Oruña. Íñigo de la Serna ha precisado que también se ampliarán en 1,5 metros los arcenes interiores en ambas calzadas, y la mediana de 3 a 5 metros donde haya posibilidad para hacerlo.

Desde Barreda hasta la entrada a Polanco -donde se conecta con la CA-330- no habrá casi modificaciones, ha explicado el ministro, quien continúa que en el enlace de Polanco, sí se colocará una glorieta en vez de la intersección en cruz actual y se tendrá en cuenta la petición del Ayuntamiento de este municipio para crear una conexión peatonal en esta zona. A partir de Polanco hasta Gornazo, la actuación supone ampliar tres curvas que hay en ese espacio y generar una recta.

En la entrada a las áreas de servicio de Gornazo, se van a crear una vías para favorecer el acceso y eliminar los problemas de entrada y salida a carreteras locales desde esas gasolineras, lo que hace que esta zona sea la que lleve una de las mayores modificaciones respecto al proyecto inicial, según el ministro. En esa zona se ampliarán dos curvas y se tirará el paso superior que hay para sustituirlo por otro, así como se creará otra pasarela peatonal, en este caso cubierta, sobre la que hay ahora y que une las dos gasolineras.

En el enlace de Oruña no habrá cambios, solo la ampliación al tercer carril y nada más por la protección que tiene la zona por el río Pas, aunque desde Gornazo si se ampliarán las curvas que hay hasta la margen del río (en dirección a Santander).

Una vez traspasado el río se van a eliminar las dos curvas que hay en sentido Santander y en el enlace de acceso a Boo se va a mejorar la rotonda hacia las urbanizaciones de viviendas de la zona, lo que va a suponer una «mejora sustancial».

Hasta Mompia, las cinco curvas que hay acabarán siendo cuatro con este proyecto y mejoradas, y en el enlace de entrada los tres carriles que hay pasarán a ser cuatro -dos en cada dirección-, aunque «lo más importante» para el ministro es que desde este punto hasta Igollo los tres carriles en cada sentido de la autovía pasarán a ser cuatro, porque se genera uno y se mantienen los carriles de aceleración y deceleración que hay ahora

De la Serna ha indicado que con esta actuación el Ministerio proyecta una inversión de 331 millones de euros para la mejora de todas infraestructuras que comunican las dos ciudades más pobladas de Cantabria: Santander y Torrelavega. Una cifra que ve «histórica" para llevar a cabo actuaciones «de enorme envergadura» en las conexiones entre Santander y Torrelavega, a las que ha subrayado que «nunca se había dado un impulso tan grande».

El ministro vuelve a hablar de «prudencia» sobre los plazos para ampliar esta infraestructura, e insiste en que por el momento solo se puede apuntar que en verano se espera contar con el proyecto de construcción definitivo para esta obra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos