La Fiscalía pide 25 años de prisión para cada una de las dos mujeres que mataron a una anciana en Castro

Las dos mujeres, que eran pareja sentimental, y el hijo de una de ellas entraron a robar en el domicilio de la anciana, que tenía 80 años y con la que mantenían una relación de amistad. Se las juzga este lunes

DM .Santander

La Fiscalía de Cantabria solicita 25 años de cárcel para cada una de las dos mujeres que en septiembre de 2014 supuestamente mataron, acompañadas de un menor, a una anciana en el domicilio de ésta, en Castro Urdiales, después de que los tres habían tomado algo con ella en un bar cercano.

La Audiencia de Cantabria juzga este lunes, 29 de mayo, a las 10.00 horas a estas dos mujeres, ya que el menor ya fue sentenciado y condenado en abril de 2015 por estos hechos por un Juzgado de Menores.

Según el Ministerio Público, las dos mujeres, que eran pareja sentimental, acordaron con el menor en 2014 entrar para robar en el domicilio de la anciana, que tenía 80 años y con la que mantenían una relación de amistad.

Dos días antes de los hechos, en concreto el 12 de septiembre de 2014, las dos mujeres y el menor acudieron a una barbacoa que organizaba una hija de la víctima y allí robaron las llaves de casa de la anciana, aunque no pudieron entrar al considerar que ella estaba en el domicilio.

Como la víctima cambió la cerradura de la casa al ver que su hija había perdido las llaves, los tres acusados planearon entrar en el domicilio de la mujer cuando ésta fuera a llegar a casa.

Así, el 14 de septiembre de 2014, las dos mujeres y el joven tomaron varias consumiciones con la mujer en un bar cercano a la casa de ésta.

Los tres abandonaron el bar, mientras la mujer se quedaba en él, y después accedieron a la casa, donde se escondieron en el rellano del domicilio, antes de que la víctima abriera la puerta.

Cuando la mujer fue a abrir la puerta de su casa, una de las acusadas le agarró por el brazo y le tapó la boca y la nariz con un pañuelo y empujó a la anciana por el vestíbulo de su casa hasta obligarla a sentarse en una silla.

El fiscal señala que "sin deponer su actitud violenta y sin retirar en ningún momento el trapo de la boca y la nariz", los acusados mantuvieron esa actitud, incluso cuando la mujer dejó de resistirse, y a pesar de que sabían que era asmática.

Mientras el menor registraba los cajones y los armarios de la casa, en los que encontró y sustrajo, con ayuda de una de las mujeres, unas piezas de bisutería, 40 euros y el teléfono móvil de la víctima.

Y la otra mujer siguió presionando con el trapo y la nariz y la boca de la anciana que falleció, según la autopsia, por "muerte violenta de etiología homicida".

La Fiscalía solicita para cada una de las dos mujeres 20 años de cárcel por un delito de asesinato y otros cinco por un delito de robo con violencia, así como que indemnicen a los cuatro hijos de la víctima con 112.000 euros.

Las dos mujeres llevan en prisión desde que fueron detenidas, en enero de 2015.