Enaire suspende su presencia en Artesantander y Fomento duda sobre la sede prevista en Gamazo

Interior de una de las dos naves de Gamazo destinadas a albergar la Colección de Enaire./Roberto Ruiz
Interior de una de las dos naves de Gamazo destinadas a albergar la Colección de Enaire. / Roberto Ruiz

La entidad retira su estand, igual al que exhibió en ARCO, que tenía como fin mostrar su proyecto para la ciudad impulsado por Íñigo de la Serna

GUILLERMO BALBONA SANTANDER.

La Fundación Enaire ha suspendido su presencia en Artesantander, feria que abre sus puertas al público el próximo sábado. De manera sorpresiva la entidad vinculada a Fomento comunicó el pasado miércoles a los responsables de la feria santanderina -que se celebra con el apoyo del Ayuntamiento y del Gobierno regional- su ausencia en esta edición. Como ya avanzó este periódico Enaire - fundación cultural del sector público-institución del Ministerio de Fomento, responsable de administrar el control del tránsito en el espacio aéreo español-, anunció su participación en Artesantander con objeto de exhibir en un estand su proyecto de arte para la ciudad, en las naves de Gamazo.

Desde la Fundación Enaire confirmaron ayer la ausencia final de la entidad en la feria, una decisión enmarcada en los cambios acontecidos en el ministerio tras el reciente cambio de Gobierno. Según diversas fuentes, la retirada se debe a que los nuevos responsables ministeriales cuestionan ahora la sede de la Colección de Arte Contemporáneo de Enaire en Santander, un proyecto impulsado por el exalcalde y entonces ministro de Fomento, Íñigo de la Serna.

Reacciones

La Fundación, que ya estuvo presente con un estand en la feria ARCO el pasado mes de febrero en el que podían verse fotografías de las naves de Gamazo, tenía como objetivo la presentación por parte de Fomento de su próximo gran proyecto cultural para la capital cántabra: la apertura de dos sedes -Las Naves de Gamazo, y La Arquería de Nuevos Ministerios, en Madrid- en las que se expondrá de forma permanente y estable parte de los fondos de la Colección. A través de unas fotografías documentales de Filippo Poli y Gsus Fernández y un vídeo explicativo de este último, los visitantes de la feria podían conocer cómo son las futuras sedes destinadas a albergar de forma permanente el grueso de esa colección pública, las cuales expondrán «piezas que irán rotando periódicamente con el fin de mostrar un patrimonio para el disfrute de todos».

Las claves

En Santander
Estas últimas semanas la Fundación expuso en el Palacete la muestra de fotografía 'Inmensa luz'
Construidas en 1908
La rehabilitación de las naves, anexas al Palacio, supone un coste de dos millones de euros
Octubre de 2017
Fomento y Puerto firmaron el acuerdo de un proyecto impulsado por Íñigo de la Serna

Las fuentes consultadas por este periódico, tanto en Santander como en Madrid, apuntan a que el ministerio pone en duda ahora la prioridad del proyecto y cuestiona su sentido. Tras un periodo breve de reflexión optará bien por aplazar el proyecto, o directamente anular su viabilidad. En cualquier caso, la decisión se conocerá este mes de julio. AENA recibió en 1991 un importante legado de obras de arte adquiridas desde los años sesenta por los organismos que le precedieron en la gestión de los aeropuertos españoles. Sin un programa definido, la colección había reunido a lo largo de treinta años un millar de piezas con el único propósito de decorar las instalaciones aeroportuarias. Pero Enaire continuó con el estudio, catalogación y conservación de este rico patrimonio y emprendió la adquisición de nuevas obras.

Enaire, que organiza exposiciones por todo el Estado, ya ha estado presente en otras ocasiones en Santander con muestras temporales. Precisamente esta semana ha concluido la muestra en el Palacete del Embarcadero, 'Inmensa luz', en la que se exhibió una selección de sus fondos de fotografía.

El Ministerio de Fomento, a través de la Fundación Enaire, había licitado el concurso para la «redacción del proyecto, «dirección de las obras de rehabilitación y reforma con adecuación museográfica», el pasado mes de enero. Con esta actuación, se pretende dar una nueva vida como Centro de Arte a las Naves de Gamazo, «manteniendo su carácter industrial y de espacio abierto, como futura sede permanente de la Colección Enaire de Arte Contemporáneo». Una doble edificación singular, cuyas naves suman unos 1.000 metros cuadrados. El espacio acoge ahora el Archivo y Centro de Documentación del Puerto, dos inmuebles cuya construcción tienen su origen en 1908 y 1950. El proyecto, avanzado el pasado año por este periódico, tiene un coste de dos millones de euros. En su momento el entonces ministro Iñigo de la Serna anunció que en el segundo semestre de 2019 estará concluida la rehabilitación.

Fernández-Abascal tiene casi a punto el proyecto de ejecución

Eduardo Fernández-Abascal, arquitecto al que se encargó la rehabilitación de las Naves de Gamazo que acogerán la colección de arte de la Fundación Enaire de Fomento, no tiene dudas de que el proyecto de acondicionamiento de la futura sede en Santander va adelante. Él ya presentó su propuesta de reforma de las viejas naves industriales en primera línea de costa y, actualmente, trabaja contra el reloj para entregar el proyecto de ejecución para el 22 de julio. Lo tiene casi a punto, aunque solicitó una pequeña prórroga de cuatro días para concluirlo que le fue concedida.

Así lo indicó ayer a preguntas de este periódico. El profesional de Torrelavega que ganó el concurso del ministerio para reformar las viejas naves industriales (en sociedad con Floren Muruzábal) no le consta que haya parón, ni retraso, ni que Fomento se esté pensando dejar en suspenso un plan que la ciudad miró con ilusión desde su anuncio. «Nosotros seguimos en ello y nadie nos ha comunicado nada» en sentido contrario, expuso.

Al profesional le extrañaría, además, porque el subdirector de área de Fomento que sigue de cerca este proyecto, se ha convertido en director del departamento con el cambio de titulares en el ministerio y no ha habido ninguna referencia a una posible anulación del encargo que se les realizó el pasado mes de abril. El estudio cántabro se impuso a otros siete profesionales que hubieran querido hacerse con el contrato. Su propuesta va en la línea de recuperar el espacio interior, especialmente el de la nave antigua sin variar sus proporciones, su estructura con ritmo y la luz cenital para lo cual están trabajando para conservar el volumen y la forma de las naves y realizar intervenciones puntuales.

Eduardo Fernández-Abascal codirige esta semana un taller para arquitectos en el contexto de la Bienal Española de Arquitectura y Urbanismo 2018 que tiene lugar en Santander este mes de julio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos