Els Joglars ofrece una visión crítica del periodismo en el Festival de Invierno

Els Joglars ofrece una visión crítica del periodismo en el Festival de Invierno

La obra, que se representará el sábado en el Concha Espina de Torrelavega, centra la mirada sobre el papel que desarrollan los medios de comunicación

ROSA M. RUIZ SANTANDER.

El Festival de Invierno de Torrelavega recibe este sábado a Els Joglars. Llegan al escenario del Teatro Concha Espina con 'Zenit', una reflexión sobre la responsabilidad compartida entre medios de comunicación y espectadores a la hora de compartir las noticias.

La obra, que se pondrá en escena a las 20.30 horas, es según señala Ramón Fontseré, dramaturgo, director y protagonista de la obra «un canto al periodismo ético» frente «a esa máquina voraz de lanzar noticas y de vender, vender y vender para tener tranquilos a los consumidores, que ha perjudicado al periodismo de contraste y calma».

PROGRAMA

Viernes
'The primitals'. Comedia musical de Yllana y Primital Brothers. A las 21.00 horas.
Sábado
'Zenit', espectáculo de Els Joglars. A las 20.30 horas.
Domingo
'Caperucita. Lo que nunca se contó'. Montaje infantil de la compañía Teloncillo. A las 12.00 horas.
Lugar
Teatro Concha Espina (TMCE). Torrelavega

La compañía pretende que 'Zenit' sea «un aviso a navegantes» de que no hay que creerse todo, de que hay que saber discernir entre el grano y la paja y, sobre todo, de tener mucho cuidado con todo lo que aparece en las redes sociales. Y lo hace por medio de la sátira porque, según señala: «empezó con una pluma o un cincel, con el paso del tiempo se ha convertido en una máquina voraz e inenarrable de éxito y de poder que bajo el imperio de las nuevas tecnologías ha multiplicado su producción. El periodismo que nació de la necesidad de transmitir información vital para la sociedad, en parte, se ha convertido en un negocio del entretenimiento, más centrado en alcanzar cuotas de mercado que en la descripción objetiva de los hechos. En este periodismo no importa la moral ni la ética, la finalidad es calmar la avidez y glotonería de la masa, presentada como una devoradora pantagruélica de información fresca y renovada constantemente».

Además de Ramón Fontseré, Pilar Sáenz, Dolors Tuneu, Xevi Vilá, Julián Ortega y Juan Pablo Mazorra dan vida los personajes que forman parte de un gran periódico, Zenit, y durante la hora y media que dura la representación muestran además de sus oficinas, el día a día de los periodistas, las amistades de los propietarios... «Su cuota de poder e influencia es proporcional al número de ventas, y para eso no dudará en manipular, filtrar o retocar la realidad», señalan desde la compañía.

Musical y teatro infantil

La programación del Festival de Invierno este fin de semana se iniciará el viernes con la comedia musical 'The Primitals'. Una idea original de Yllana y Primital Brothers. Se trata de la extraña y surrealista historia de «una tribu ligeramente disfuncional, con luchas intestinas, sueños de grandeza, desequilibrios mentales y farmacopea milenaria». Está protagonizada por cuatro aborígenes de un planeta «que podría ser el nuestro» y que reclaman el escenario, dispuestos a conquistar al público, pero siempre rebosando música de mil géneros que, como esponjas, han ido absorbiendo en sus viajes por los confines del espacio tiempo. Estos aborígenes, cuatro actores en realidad, inician el musical con un número sonoro cantado en un idioma inventado por Santi Ibarretxe, creador de The Primital Brothers.

Compositor, saxofonista y cantante, Ibarretxe rompe todas las fronteras de la imaginación y hace al público partícipes de un nuevo concepto de espectáculo.

El domingo es el día que el Festival de Invierno dedica al público más joven, a los niños que acompañados de sus familias también disfrutan del teatro. En esta ocasión se ha programado para ellos, 'Caperucita, lo que nunca se contó'. El montaje, para niños a partir de cinco años, parte de una pregunta, ¿cuántas veces se ha contado este cuento? Muchas, miles, millones. ¿Vale la pena volver a contarlo? La compañía Teloncillo cree que sí, que algo tiene este cuento que pasa de generación en generación. ¿Y cómo lo contará? A su manera, jugando con los personajes y transformando el relato en una comedia de enredos dislocados y en la que nada es como debería ser.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos