La noche del teatro cántabro

De izquierda a derecha, Ramón Bueno, Ricardo Moya, María Vidal, Helen López, Mehnai, Fernando Madrazo y Pati Domenech. /Antonio 'Sane'
De izquierda a derecha, Ramón Bueno, Ricardo Moya, María Vidal, Helen López, Mehnai, Fernando Madrazo y Pati Domenech. / Antonio 'Sane'

El actor Ricardo Moya y, a título póstumo, Kathleen López Kilcoyne, reciben el 'Solo tú' de Ábrego en un acto arropado por personalidades del mundo de la cultura

Lola Gallardo
LOLA GALLARDOSantander

El actor Ricardo Moya y, a título póstumo, Kathleen López Kilcoyne, son los primeros premiados con el galardón 'Solo tú' de las Artes Escénicas que concede la veterana compañía cántabra Ábrego. Anoche recibieron el premio arropados por personalidades del mundo de la cultura de Cantabria en un acto en el que se reivindicó el valor del teatro, de los actores y se puso sobre la mesa la necesidad de estimular a las nuevas generaciones. Una gala que estuvo amenizada por la cantautora Mehnai, el pianista Ramón Bueno y los actores Fernando Madrazo y Pablo Escobedo.

La Teatrería de Ábrego, en Oruña de Piélagos, reunió este lunes a un nutrido grupo de actores, muchos compañeros de Moya y López Kilcoyne. Entre ellos estaban la actriz Vicky Peña, Montse Majench o el empresarios y productor teatral Jesús Cimarro. Precisamente este último anunció que Pentación Espectáculos ha convocado la primera beca de gestión cultural Kathleen López Kilcoyne destinada a impulsar la formación en gestión cultural aplicada a la música, el teatro y la danza.

La compañía cántabra de teatro Ábrego, a cuyo frente se encuentran Pati Domenech y María Vidal, recordaron que el galardón, que se concederá anualmente, pretende poner en valor las artes escénicas y el trabajo de los actores. «Queremos visibilidad el quehacer de artistas, gestores y técnicos que dignifican la profesión con su dedicación y profesionalidad», apuntó Domenech y así lo entendió el actor Ricardo Moya, ganador de este primera edición, para quien «ser profeta en tu tierra es difícil, pero lo he conseguido». Francamente emocionado, para Moya lo importante es que el premio lo conceden «dos grandes profesionales del teatro, Pati Domenech y María Vidal».

La actriz Vicky Peña, Montse Majench y el empresario teatral Jesús Cimarro, entre los asistentes

Ricardo Moya (Santander, 1954) fue el fundador de la Escuela de Arte Dramático de Cantabria, junto a Obdulia Peredo y Román Calleja, e inició su formación en el Instituto del Teatro de Barcelona en 1976 donde se licenció en Arte Dramático. En su ciudad natal, Santander, creó la Compañía de Teatro Variedades del Cantábrico. Ábrego destaca de Moya que es «un actor de raza». Ha trabajado a las órdenes de Mario Gas, quien un imprevisto de última hora le impidió ayer estar en Oruña de Piélagos.

Por su parte, Kathleen López Kilcoyne fue una mujer pionera en la gestión teatral y, entre otras responsabilidades, fue subdirectora del Teatro Bellas Artes de Madrid, secretaria general de la Asociación de Productores de Artes Escénicas y Teatros Privados de Madrid y representante legal del actor Fernando Fernán Gómez. También inició su trayectoria profesional a finales de los 80 como actriz en las compañías Ábrego o Caroca. Fue Helen López quien recogió el premio en su nombre. Ella se inició en el teatro en una época en la que los actores simultaneaban la interpretación con tareas técnicas, la confección de vestuario y attrezzo. Fue una de las primeras mujeres gestoras que ocuparon cargos de decisión.