Valentina Granados dirigirá el FIS y Jaime Martín pasa a ser asesor artístico

Valentina Granados asume la dirección artística y ejecutiva. / Javier Cotera

El director de orquesta toma esta decisión para que sus compromisos internacionales no afecten al desarrollo del festival a cuto frente está desde el año 2012

DM .
DM .Santander

El director de orquesta Jaime Martín deja la dirección del Festival Internacional de Santander (FIS) tras siete años al frente, pero seguirá desempeñando labores de asesor artístico. Será sustituido en el cargo por Valentina Granados. Lo deja por «voluntad» propia y responsabilidad tras asumir otras responsabilidades en orquestas de varias partes del mundo.

El patronato del FIS ha aprobado este cambio en la dirección, por el que Valentina Granados suma la dirección artística a la ejecutiva que ya venía desempeñando en el tándem que ha formado durante los últimos años junto con Martín. No es la única novedad del Patronato que también ha aprobado el presupuesto para el año que viene y ha anunciado mejoras en el edificio del Palacio de Festivales, que ayudarán a ofrecer programaciones y espectáculos que hasta ahora no podían exhibirse en estos espacios.

La alcaldesa de Santander, Gema Igual, como vicepresidenta del Patronato, ha explicado en rueda de prensa que el cambio en la dirección ha sido por «voluntad» del propio Jaime Martín, quien, por «responsabilidad», ha considerado que no podía continuar al frente del festival al tiempo que ha asumido dos nuevos retos como director de la Orquesta Sinfónica Nacional de la radiotelevisión pública irlandesa RTÉ y de la Orquesta de Cámara de Los Ángeles (LACO).

En la reunión del patronato del Festival Internacional de Santander, que ha estado presidida por el jefe del Ejecutivo cántabro, Miguel Ángel Revilla, también se ha aprobado el presupuesto para el FIS de 2020, que asciende a 2.3 millones de euros. El Gobierno destina cerca de 800.000 euros para financiar este certamen estival.

Jaime Martín ha explicado que ha decidido «dar un paso atrás» pero sin dejara de estar «ligado» al FIS, porque en estos momentos está «muy ocupado» con su trabajo como director de orquesta. Para el director de orquesta, el cambio en la dirección del FIS y su continuidad como asesor puede ser «bueno» para el festival, porque sus compromisos internacionales servirán para «tomar el pulso de lo que ocurre musicalmente en el mundo y poder trasladarlo al FIS».

Martín se ha mostrado satisfecho de haber podido «sanear las cuentas» del FIS en la etapa en la que ha estado al frente del Festival, «junto con Valentina», y ha considerado que éste es el «momento idóneo» para el relevo en la dirección artística de este evento.

«El público quiere al FIS y está dispuesto a apoyarlo», ha subrayado Jaime Martín y se ha mostrado convencido de que en la 69 edición se mantendrá el mismo nivel o «incluso mejor». Martín se hizo cargo del FIS junto a Granados en al año 2012 tras el cese de José Luis Ocejo que estuvo al frente del festival 33 años. El objetivo de este tándem era abrir una nueva etapa y poner fin a los problemas económicos que arrastraba el certamen.

Martín, hoy, junto a la alcaldesa de Santander y Zuloaga
Martín, hoy, junto a la alcaldesa de Santander y Zuloaga

La alcaldesa de Santander ha considerado que es importante que el FIS «deje crecer» a Jaime Martín como director de orquesta y ha expresado su deseo de que en próxima ediciones del Festival se le pueda ver dirigiendo, algo que ahora «no podía hacerlo», no por una cuestión legal sino «moral», según ha opinado Gema Igual.

Acompañada por el vicepresidente de Cantabria y consejero de Cultura, Pablo Zuloaga, la alcaldesa ha explicado que en la reunión del Patronato se ha destacado el «buen resultado» cosechado en la última edición del FIS en la que se cerró con un balance de 30.000 espectadores, con un crecimiento del 8 por ciento de los asistentes, y con una recaudación de 700.000 euros por la venta de entradas, con lo que «se han superado las previsiones económicas».

También ha aludido al impulso dado al Ciclo de Marcos Históricos, que ha sido premiado este año por la Asociación de Grupos Españoles de Música Antigua.

Zuloaga ha abogado por «reforzar» el Festival Internacional de Santander como un «referente» artístico tanto en el panorama nacional como internacional, además de convertirlo en un «motor de desarrollo» económico para la región, pues a su juicio, la cultura es también una actividad que «genera empleo y riqueza».

Reunión del patronato
Reunión del patronato

En la reunión se ha informado sobre la incorporación de los nuevos patronos: la directora general del INAEM, Amaya de Miguel; el delegado del Gobierno, Eduardo Echevarría; la concejala de Cultura del Ayuntamiento de Santander, María Luisa Sanjuán; y el director del Conservatorio Municipal Ataulfo Argenta, Francisco García Álvarez. El vicepresidente del Gobierno y consejero de Universidades, Cultura y Deporte, Pablo Zuloaga, ya era miembro del Patronato como delegado del Gobierno y pasa a serlo como consejero de Cultura. La directora general del Servicio Jurídico del Gobierno, Ana María García-Barredo, también es nuevo miembro del Patronato, pero tomó posesión del cargo hace unos días