Xian: los soldados de Terracota invaden Cantabria

Una reproducción del foso número 1 del yacimiento./Bernardo Corral
Una reproducción del foso número 1 del yacimiento. / Bernardo Corral

La Feria de Muestras de La Lechera de Torrelavega acogerá desde el 15 de noviembre 150 reproducciones de los originales del ejército del primer emperador de China, una exhibición organizada por El Diario

Guillermo Balbona
GUILLERMO BALBONASantander

santander. La fascinación, el enigma, la historia, el pasado casi intacto y el espectáculo se aúnan en la gran exposición 'Soldados de terracota, Guerreros de Xian' que recalará en Cantabria en el mes de noviembre. El yacimiento de los 'terracotas' de Xian es uno de los más visitados del mundo y está considerado la octava maravilla del mundo, por lo que esta exhibición itinerante, que se abrirá al visitante en la Feria de Muestras La Lechera de Torrelavega, está catalogada como una de las muestras más buscadas y aclamadas por el público, además de suponer un atractivo turístico. Como la definió el escritor Javier Sierra, la exposición refleja ese «viaje al corazón de uno de los hallazgos arqueológicos más enigmáticos de la historia».

Al margen de la indagación y la investigación histórica los datos revelan que los Guerreros de Xian son un conjunto de más de 8.000 figuras de guerreros y caballos de terracota en tamaño real, que fueron enterradas junto con el autoproclamado Primer emperador de China de la Dinastía Qin, QinShiHuang, en 210-209 a.C. Las estatuas están dentro del Mausoleo de Qin Shi Huang, también conocido como Mausoleo del primer emperador Qin. Fueron descubiertas por unos humildes agricultores durante unas obras para el abastecimiento de agua en marzo de 1974, cerca de Xian, provincia de Shaanxi, en la República Popular de China.

Desde hace más de tres décadas este asombro hallazgo está clasificado como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Al enterrar esas estatuas el emperador creía que su ejército le seguiría más allá de la vida terrenal. Unos 720.000 obreros trabajaron durante 36 años en la construcción de la tumba del primer emperador de la dinastía Qin, que alberga a los guerreros, todos distintos en cuanto a las medidas, las facciones del rostro, la posición del brazo, el uniforme y el peinado.

Cada una de estas figuras presenta así rasgos y características diferentes: bigotes, peinados, jóvenes, viejos, rasgos de etnias diferentes. Las cabezas y las manos se moldeaban aparte y luego se añadían a los cuerpos. Los uniformes reflejan también los rangos militares a los que pertenecen. Cada soldado llevaba un arma: arcos, lanzas, espadas, En el año 2010 el equipo de Xu Weihong, descubridores y excavadores oficiales, recibieron el premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales.

Los datos de la exposición

Fechas
'Soldados de Terracota. Guerraros de Xian' se abrirá al publico en Torrelavega el 15 de noviembre y se exhibirá hasta el 31 de enero de 2019 en la Feria de Muestras La Lechera.
Organizadores y patrocinadores
El Diario Montañés y Spacio Natura. Ayuntamiento de Torrelavega y Aspla.
Entradas
La venta online comenzará el próximo domingo día 28. Los centros escolares de la comunidad pueden iniciar, no obstante, sus reservas de grupos enviando un mensaje a eventosdm@eldiariomontanes.es
Horarios
Particulares: Viernes y víspera de festivos: 16:00- 21:00. Sábados, Domingos y Festivos: 11:00- 14:00 y 16:00- 21:00. Días 26, 27, 28 de Diciembre y 2, 3, 4 de Enero: 11:00- 14:00 16:00- 21:00. El 24, y 31 de Diciembre; y 5 de Enero: horario continuo de 11:00- 18:00. Días 25 de Diciembre y 1 y 6 de Enero: Cerrado. | Centros educativos: De martes a viernes: 10.00 a 12.30 horas (última entrada).

El emperador estaba obsesionado con la idea de la inmortalidad. Ambicioso y calculador, pretendía mantener el poder tanto tiempo como fuera posible e incluso buscaba una fuente de vida eterna. Los historiadores señalan que llegó a mandar a miles de soldados a encontrar el elixir que le permitiera vivir para siempre, pero los soldados nunca volvieron. «Hay datos de que Qin Shi Huang tomaba pastillas de mercurio con el objetivo de lograr la inmortalidad». Paradójicamente, la ingesta de mercurio fue probablemente lo que le causó la muerte. La muestra que recala en La Lechera, organizada por El Diario y Spacio Natura, con el apoyo del Ayuntamiento de Torrelavega y la firma Aspla, se ha concebido como la más completa de las vistas hasta ahora en España, dentro de una itinerancia exitosa por Madrid, Barcelona, Bilbao, Vigo, Palma o Sevilla.

Más de 150 réplicas de figuras y objetos de los originales del Ejército de Terracota configurarán esta iconografía que se postula dentro de un conjunto interactivo, que cuida los elementos escenográficos y visuales.

Destaca la inclusión de la reproducción a escala de 1:1 de una sección del foso 1 de la gran excavación de Xian, con más de 65 guerreros. La recreación está acompañada por elementos interactivos con el objetivo de que «los visitantes sean incentivados a realizar un viaje impresionante a través del tiempo». En torno a la excavación hay un diorama full color del foso original que ayuda a imaginar el enorme tamaño original del mismo.

Y la muestra la integran más de setenta fantásticas reproducciones de los hallazgos del mausoleo de Qin Shi Huang, de las cuales ocho son impresionantes reconstrucciones de figuras humanas de excelente calidad, en tamaño real de los hombres de la época: gobernadores, oficiales y guerreros, junto a caballos, armas, joyas, herramientas de uso diario y arte.

Durante el recorrido los visitantes son acompañados por un sonido místico además de por una iluminación ad hoc. Destaca la proyección de un documental cinematográfico que narra la intrigante historia del descubrimiento del ejército de Terracota por unos humildes agricultores. La exposición, asimismo, está enriquecida con imágenes a gran escala y textos informativos.

Recorrido

El trayecto ideal que propone la muestra ubica su inicio en el visionado de un audiovisual que, además de situar al visitante en el espacio y tiempo, explica la historia del descubrimiento del accidental descubrimiento de los soldados por unos agricultores.

A continuación se establece un recorrido donde se pueden apreciar más de 70 reproducciones de los hallazgos del mausoleo de Qin Shi Huang. Entre ellos caben joyas, vasijas, restos de armas, entre otros. Y destaca un impresionante carruaje con caballos a tamaño real.

La visita acaba con la entrada en la reproducción de una sección del foso 1, donde se puede apreciar de una manera casi real «la grandiosidad de este hallazgo». Aquí el visitante tendrá además una explicación sobre las diferentes figuras y su colocación. Una vez que eran ubicadas por jerarquías, se respetaba el orden de situación en una batalla. La muestra la configuran así más de 150 reproducciones en conjunto, más de 70 de hallazgos y más de 65 de guerreros en el foso. Esta es la primera vez que esta exposición se expondrá en su totalidad.

Uno de los atractivos es la reproducción a escala de una sección del foso de la gran excavación, con más de 65 guerreros

En paralelo a las visitas de público se organizarán diversos talleres destinados a «despertar el conocimiento por la historia y el arte chinos. Tienen como objetivo «mostrar los modos de vida de la época y están orientados a concienciar a los más pequeños la importancia de la conservación del patrimonio histórico-arqueológico».

Los talleres estarán impartidos por personal cualificado en cada una de las áreas: Talleres de Arqueología sobre técnica de cuadriculado de sitios y la excavación; Taller de barro sobre diferentes técnicas de tratamiento de superficie sobre los objetos que ellos mismos elaboren (alisado, pulido, decoración con incisiones, pintura, etc.); y el Taller 'personaliza tu Guerrero de Xian con colores y materiales reciclados.

Muestra didáctica y multimedia, las figuras de guerreros a escala real, el arsenal de la antigua China y los enseres cotidianos conforman los tres grandes pilares de esta cita que ha suscitado la respuesta de miles de visitantes en las ciudades que ha recorrido hasta ahora.

Cerca de ocho mil soldados han sido ya recuperados de las tres fosas aunque el epicentro de la tumba, el actual mausoleo real, continúa intacto y solamente cuando se desarrollen los métodos que garanticen la conservación de las pinturas y la sensibilidad de los barnices y haya suficientes recursos financieros para llevar a cabo el gigantesco proyecto, se deberá abrir el mausoleo. La bóveda, de 350 metros de largo y 60 de alto, esconde, según creen los expertos, «una reproducción del cielo nocturno con piedras preciosas». El 11 de julio de 1975 en Xiyang, un equipo de arqueólogos anunciaron la sensacional noticia: El descubrimiento había sido verificado: el «Ejército de Terracota del Primer emperador de China» de 2000 años de antigüedad.

La excavación continuó en un área de 20.000 metros cuadrados y abrió sus puertas al público el 1 de octubre de 1979, permitiendo a los visitantes acceder al lugar donde se habían descubierto los tesoros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos