Jornada 20

El Real Madrid encuentra el camino

Los futbolistas del Real Madrid celebran el gol de Modric. / Rodrigo Jiménez (Efe)

Un misil de Casemiro desde fuera del área y otra diana de Modric dan la victoria a un equipo que mostró su mejor fútbol en meses para reconciliarse con su hinchada

Óscar Bellot
ÓSCAR BELLOTMadrid

Un misil teledirigido a la escuadra de Casemiro y un zapatazo de Modric que coronó una acción en la que él mismo robó la pelota le dieron una importantísima victoria al Real Madrid, que asalta el tercer puesto tras superar al Sevilla con mucha mayor claridad en el juego de lo que indica el marcador. Mostraron los blancos actitud, compromiso y, sobre todo, fútbol. El mejor que han exhibido en meses los pupilos de Santiago Solari, que fueron por fin verticales y merecieron resolver mucho antes tras avasallar en posesión y remates al cuadro de Pablo Machín, minimizado por la lozana versión de los locales, sobre todo en una segunda parte soberbia del conjunto de Chamartín.

Mantiene el Real Madrid su hegemonía sobre el Sevilla en el Santiago Bernabéu, donde contabiliza diez victorias consecutivas sobre la escuadra hispalense. Un predominio que contrasta en grado sumo con sus penurias cada vez que visitan el Ramón Sánchez-Pizjuán los capitalinos. La que rubricó la decena sin mácula mostró además el guión que debería seguir el campeón de Europa para revertir su mala dinámica de este curso. Las semanas venideras constatarán si será un punto de inflexión o flor de un día, pero a los blancos nadie podrá quitarles ya una de sus pocas actuaciones redondas en lo que va de campaña que les sirvió para reconciliarse con una afición entregada por un día.

Este sábado sí encontraron el camino los locales pese a que la alineación del Real Madrid, condicionada por sus múltiples bajas, venía a reflejar también la consciencia de la propia debilidad por parte de Solari, que condenó a Marcelo a su segunda suplencia consecutiva en Liga para enfrentar a Reguilón con Jesús Navas. El palaciego le hizo un auténtico roto al brasileño en el Ramón Sánchez-Pizjuán y desde entonces el zurdo no ha mejorado su mal estado de forma. Con el canterano casi ni se le vio pese a que Pablo Machín sí dispuso de un once perfectamente reconocible, a diferencia del mermadísimo conjunto local, al que regresaron Courtois y Benzema, este último con el dedo meñique de su mano derecha tieso.

2 Real Madrid

Courtois, Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Reguilón, Casemiro, Ceballos (Fede Valverde, min. 87), Modric, Lucas Vázquez (Isco, min. 76), Vinicius y Benzema.

0 Sevilla

Vaclík, Carriço, Kjaer, Sergi Gómez, Navas, Banega, Escudero (Bryan Gil, min. 85), Sarabia, Franco Vázquez, Ben Yedder (Promes, min. 70) y André Silva (Munir, min. 74).

Goles:
1-0: min. 77, Casemiro. 2-0: min. 91, Modric.
Árbitro:
Mateu Lahoz (Colegio valenciano). Mostró amarilla a Carriço, Banega, Casemiro, Ceballos y Kjaer.
Incidencias:
Partido correspondiente a la vigésima jornada de Liga, disputado en el Santiago Bernabéu ante 68.232 espectadores.

Loable el compromiso del francés, que se mostró muy intenso y dinámico como sus compañeros. Comandó el lionés la primera jugada de peligro del Madrid, con un pase al espacio por el que percutía Vinicius. Cruzó su disparo el brasileño pero atajó bien Vaclík. Sólida entrada al partido de los locales, que recuperaban rápido y atacaban con celeridad cuando tocaba y con paciencia cuando el Sevilla replegaba. El primer cuarto de hora fue suyo por completo.

Sorprendido en el primer tramo, el Sevilla elevó sus prestaciones con el paso de los minutos y atemperó un tanto el empuje del Real Madrid. Escudero tuvo el gol en sus botas en una contra pero el disparo, bien tapado por Courtois, se le fue al lateral de la red. Vinicius había exhibido un instante antes su capacidad para gambetear en una baldosa. Mareó a los centrales pero su acometida murió sin que sus compañeros pudieran concretar el remate.

En torno a Banega fue creciendo el Sevilla, más liberado a medida que bajó la presión del Real Madrid. Con el argentino con vértice, provocaba problemas a la zaga del Madrid, quebrantada por André Silva en una aproximación que cortó 'in extremis' Varane. Con más chispa que otros días, Modric daba sentido al ataque del Madrid. Un choque con Franco Vázquez obligó al croata a lucir un aparatoso vendaje en su cabeza hasta el descanso y una chichonera al estilo del de Petr Cech al argentino todo el encuentro.

Dominio y autoridad

Ganó en posesión el primer pulso el Madrid, que remató más que el Sevilla pero careció de eficacia en los metros decisivos. La actitud convencía al respetable, que acudió en mayor número que en anteriores choques y rompió a aplaudir cuando Sergio Ramos rescató una bola que parecía perdida. El coliseo madridista sigue con su equipo, pero quiere compromiso y fútbol.

El Real Madrid recuperó la iniciativa a vuelta de vestuarios. Probaron con golpeos lejanos Casemiro y Ceballos. También Modric, que volvió a sacar expresiones de aliento entre su parroquia. Hacía tiempo que los pupilos de Solari no congeniaban con su hinchada. La conexión galvanizó a los blancos, que asediaron por momentos al Sevilla, rápidos de mente y de piernas. Carvajal se coló como una bala en el área nervionense pero su centro no encontró rematador. Vinicius parecía ir en moto y el Sevilla pedía una tregua.

Más información

Merecía el gol el Real Madrid, que lo acarició en un formidable golpeo de Ceballos desde la frontal que dejó temblando el larguero. La entrega, encomiable, corría pareja a un fútbol por fin punzante. Ni un pero podía ponerse a los locales, que hasta regalaron virguerías como un control orientado con el pecho de Vinicius. Pura 'delicatessen' del carioca, imperial como Casemiro en un testarazo que salió lamiendo el palo. Vio negado entonces el brasileño su tanto, pero su convicción era plena. Acabó encontrando por fin el premio con un zurriagazo desde fuera del área que inauguró su cuenta liguera esta temporada para sacar a uno de los mejores Madrid que se han visto esta temporada del atolladero. A Modric le correspondió luego la guinda.