Jornada 23

Vinicius: de derbi a derbi

Vinicius, en un partido en el Santiago Bernabéu. /EFE
Vinicius, en un partido en el Santiago Bernabéu. / EFE

El brasileño, que debutó con la camiseta blanca en el duelo con el Atlético del pasado 29 de septiembre, ha pasado de irrelevante con Lopetegui a indiscutible con Solari

ICÍAR MUÑOZMadrid

La felicidad y la esperanza en el Real Madrid tiene un nombre, Vinicius. Desde el pasado 29 de septiembre, fecha en la que el Santiago Bernabéu pudo ver debutar al brasileño con la camiseta blanca. Un día que estará marcado en la memoria del joven jugador para siempre. Lo hizo en su casa, frente al Atlético de Madrid y con Julen Lopetegui como entrenador.

Han pasado poco más de cuatro de meses de aquel encuentro y este sábado vuelve el derbi, esta vez en el Wanda Metropolitano, pero con distinto entrenador en el Real Madrid, Santiago Solari, quien ha cambiado de tornas el porvenir del brasileño. «A Vinicius le falta cocción», dijo en su día Lopetegui. A la vera de Solari, sin embargo, el precoz diamante ha tenido una contribución determinante en la rehabilitación del club de Chamartín, haciendo que la afición vuelva a ilusionarse con su desborde.

El extremo, fichado en mayo de 2017 pero incorporado esta campaña a la plantilla del Real Madrid, no salió cedido en verano pero ante la falta de oportunidades con Lopetegui, tuvo que curtirse bajo la mirada de Solari en el Castilla, donde comenzó a demostrar que a los directivos blancos no les falló el olfato cuando desembolsaron 45 millones de euros por sus servicios. En cinco partidos con el filial consiguió cuatro goles y repartió una asistencia. Al filial rojiblanco le hizo un doblete. Allí demostró su calidad y destacó por encima de los demás jugadores.

Más información

Vinicius se ha ganado la confianza del entrenador rosarino, que le tenía bajo sus órdenes en el filial, con unos números bastante importantes pese al poco tiempo que lleva en el primer equipo, ya que ha jugado de titular en diez partidos consecutivos marcando dos goles. Desde su estreno frente al Atlético ha podido disputar un total de 21 encuentros y se ha convertido junto a Odriozola en el máximo asistente del equipo (seis asistencias).

Alto rendimiento

El joven brasileño acumula un total de 1.163 minutos en su primera temporada de madridista donde ha anotado cuatro tantos: frente al Valladolid y el Alavés en Liga; en Copa, ante el Melilla y el Leganés. Su papel más importante está siendo en Copa del Rey, donde ha jugado siete encuentros como titular, todos los que ha disputado el Madrid hasta la fecha. Ha participado también en dos partidos en Champions, uno del Mundial de Clubes y once de Liga.

En este nuevo encuentro entre colchoneros y merengues, se disputa un puesto con Bale después de ser titular en un partido de alto nivel como el clásico copero, donde evidenció que, pese a su juventud, tiene bastante cocción. Hasta el momento ha aprovechado todas las oportunidades ofrecidas y ha ganado la batalla para acompañar a Benzema en el ataque a jugadores como el galés o Marco Asensio. Ya es el nuevo ídolo del madridismo por su calidad y frescura.