La Gimnástica ofrecerá dos años a Pablo Lago

Javier Melchor -entrenador de porteros-, Pablo Lago y Chalana, junto al alcalde en la recepción de ayer en el Ayuntamiento./Luis Palomeque
Javier Melchor -entrenador de porteros-, Pablo Lago y Chalana, junto al alcalde en la recepción de ayer en el Ayuntamiento. / Luis Palomeque

El técnico asturiano tiene derecho a prorrogar su contrato automáticamente por el ascenso, pero la cláusula no es recíproca, por lo que el club quiere confirmar cuanto antes que seguirá en Torrelavega

Aser Falagán
ASER FALAGÁNSantander

Entre festejo y festejo, algo preocupa en El Malecón: renovar cuanto antes a Pablo Lago. El técnico asturiano, uno de los grandes responsables del ascenso, tiene en su contrato una cláusula por la que puede renovar automáticamente en caso de ascenso, pero el epígrafe no es recíproco. Es decir: el entrenador puede ejercer este derecho, como parece más que probable, pero no está obligado a ello, así que la gran prioridad es asegurar su continuidad. Así lo confirma el director deportivo torrelaveguense, Carlos Bolado 'Chalana', que se reunirá en los próximos días con el asturiano para cerrar lo que parece un acuerdo inminente, pero que la Gimnástica debe asegurar para comenzar a confeccionar su nueva plantilla.

Pablo Lago llegó a El Malecón el año pasado para sustituir en el banquillo a Chiri. El técnico de Marrón cumplía su segunda temporada al frente de la Gimnástica, pero el equipo no había funcionado como se esperaba y pese a estar invicto, el equipo acumulaba demasiados empates y se encontraba lejos del liderato.

Esta situación, unida a las decisiones que tomó el de Marrón al prescindir de algunos veteranos con gran ascendencia en el equipo y al lógico desgaste tras no subir de categoría la temporada pasada, desencadenó su destitución a pesar de que en el propio equipo se le considera también copartícipe del ascenso.

Con la llegada del asturiano la Gimnástica encadenó una extraordinaria racha -una sola derrota en toda la temporada, en el Eusebio Arce ante el Escobedo- que redondeó con el ascenso a Segunda División B frente al filial del Mallorca. Ahora, el paso lógico para consolidar el proyecto es que el máximo responsable técnico continúe en el banquillo, por eso, el presidente, Tomás Bustamante, ya ha tenido una conversación informal con él a este respecto. Pero eso de nada sirve si no va acompañado de la posterior firma del contrato.

Larga duración

Salvo que algún equipo se interponga en su camino de forma sorprendente, Pablo Lago seguirá en Torrelavega y colaborará con Chalana en la confección de la nueva plantilla, en la que los blanquiazules quieren mantener el bloque, aunque son conscientes de que necesitan refuerzos para afrontar con garantías en nuevo curso en Segunda División B.

La intención de la Gimnástica, que poco menos que da por hecha la renovación de su entrenador, es ofrecerle un contrato de larga duración, de al menos dos temporadas, si bien todo está en el aire a expensas de lo que conteste el de Vegadeo y de que acepte las nuevas condiciones económicas. La Gimnástica dispone de un presupuesto limitado y escarmentada de otras experiencias no quiere comprometer la viabilidad del club, pero sí le hará una oferta al alza como corresponde a la categoría y a los mayores ingresos que los gimnásticos tendrán el próximo curso, en el que, eso sí, también se dispararán los gastos. La situación se resolverá en los próximos días y a partir de entonces comenzarán de inmediato los primeros contactos con futbolistas.