Una delantera con cambios

Nacho Rodríguez, Vitienes, Cusi y Víctor en El Malecón. /Luis Palomeque
Nacho Rodríguez, Vitienes, Cusi y Víctor en El Malecón. / Luis Palomeque

La ausencia de Primo, que cumplirá un partido de sanción, obliga a Pablo Lago a rediseñar la primera línea blanquiazul

Adela Sanz
ADELA SANZTorrelavega

La principal novedad que presentará la alineación de la Gimnástica frente al Arenas el sábado en Gobela será la ausencia de Primo. El delantero, que vio la quinta amarilla en el partido contra el Mirandés, cumple su primer ciclo de cinco cartulinas y se quedará, por tanto, fuera de la convocatoria.

Primo, que ha jugado de titular en los últimos seis partidos de la Gimnástica, es una de las piezas básicas del ataque torrelaveguense. Pese a no haber marcado todavía en las primeras once jornadas, su labor sobre el césped es muy valorada por Pablo Lago, quien ha contado con él en diez de los once partidos que se han jugado. De hecho, el único encuentro que se ha perdido hasta la fecha fue el de la tercera jornada, en Tudela. A falta de goles, el delantero ofrece entrega, sacrificio en defensa y siempre es un dolor de muelas para los centrales rivales, a quienes no deja de molestar con sus constantes desmarques, cambios de ritmo y pelea dentro del área. Porque no es un jugador fácil de sujetar, tanto por su movilidad como por su fortaleza. Su ausencia en Guecho la cubrirá, probablemente, Nacho Rodríguez. Ya juegue con un punta o lo haga con dos, su presencia en la alineación se antoja necesaria y sólo las molestias físicas están impidiendo al goleador, que cumple su segunda temporada como blanquiazul, jugar más partidos y disfrutar de más minutos.

Nacho se postula así como el sustituto natural de Primo, si bien han compartido línea de ataque en varios encuentros, como hicieron ante Athletic B, Gernika y Oviedo B. Ellos dos, junto a Barbero, son los encargados del gol, ya que son los tres puntas con los que cuenta la plantilla, ya que tanto Rozas como Cagigas se ajustan más al perfil de mediapunta o segundo delantero. De este modo, en caso de que Lago apueste por un esquema con un ariete, casi todas las opciones recaen en Nacho Rodríguez, a quien acompañaría algo más retrasado un futbolista que, al igual que sucedió el domingo frente al Mirandés en El Malecón, pueda actuar tanto de enganche en ataque como en el eje del centro del campo y en defensa.

Posibles variables

Este papel lo podrían desempeñar tanto Cagigas como Víctor, el primero con más poderío físico y capacidad ofensiva, y el segundo dotado de mayor movilidad y más versátil. En caso de que la apuesta sea por jugar con dos delanteros, algo que parece menos probable ya que desequilibraría el sistema blanquiazul en defensa, junto a Nacho Rodríguez se situaría Barbero. La Gimnástica ha ganado seguridad defensiva en las últimas jornadas gracias a su apuesta táctica por reforzar el centro del campo, pero también necesita gol, de ahí la importancia que reviste el hecho de que los delanteros empiecen a marcar cuanto antes. Sólo seis tantos en once jornadas son poca cosa, a pesar del rendimiento que se ha sacado, y de ellos sólo uno ha sido obra de un delantero, Nacho Rodríguez, que marcó en el Ciudad de Tudela. De los otros cinco, uno fue en propia meta (Real Unión), dos de Rubén Palazuelos (Amorebieta y Leioa), y otros dos de Borja Camus, ambos de penalti y que además le sirvieron para ganar los dos partidos (Gernika y Mirandés).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos