«En Campoo hay buena cantera de futbolistas»

«En Campoo hay buena cantera de futbolistas»

Jesús Rodríguez 'Chufo' | Premio al Pundonor Trofeo Ebro

Blanca Carbonell
BLANCA CARBONELLSantander

El próximo 29 de marzo el Teatro Principal de Reinosa acogerá la Gala del Deporte Campurriano. Allí será entregado el Trofeo Ebro al considerado mejor deportista de la comarca del año 2018. Su identidad aun es desconocida, pero ya se saben los galardonados con algunos de los premios que serán entregados. Es el caso del premio al Pundonor, que recibirá Jesús Rodríguez 'Chufo', por todos los años que ha dedicado al fútbol, tanto como jugador como, especialmente, entrenador de las categorías inferiores de varios equipos de la comarca.

-¿Qué supone para usted recibir el premio al Pundonor de la Gala del Deporte Campurriano?

-Es una alegría después de tantos años entrenando, jugando y participando en el deporte de la zona. Llevo muchos años.

«De lo que me siento más orgulloso es de hacer felices a los críos y de la unión de mis equipos»

-¿Qué cree que ha tenido en cuenta el jurado a la hora de rendirle este homenaje?

-Bueno, la verdad es que me lo esperaba porque varios padres me lo habían dicho. Consideraban que debían tenerme en cuenta por la cantidad de años que llevo entrenando. Supongo que han sido ellos los que lo han propuesto.

-¿Cómo recuerda sus inicios en el mundo del fútbol?

-En Sorribero, donde crecí, a casi todos nos gustaba el fútbol. En Sorribero siempre ha habido una buena cantera de jugadores. Cuando éramos chiquitines salíamos en pandilla a jugar en el 'Prao Gelón'. Jugábamos partidos contra otros barrios. De ahí salimos unos cuantos jugadores. De hecho, terminamos casi todos jugando en el Naval.

-Ha dedicado gran parte de su trayectoria deportiva al entrenamiento de equipos de categorías inferiores. ¿Qué le ha aportado esta experiencia a su vida

-Desde que dejé de jugar a los 26 años me he dedicado a entrenar a los críos, a Juveniles y Cadetes del Naval durante muchos años, y luego me dediqué a niños más pequeños, en el Colegio San José, en las Escuelas Deportivas de Campoo de Enmedio, donde estoy ahora; en el colegio Casimiro Sainz,... No he parado nunca. Incluso llegué a entrenar a la sección femenina del Naval que salió hace unos años. Entrené también al equipo juvenil del Torina, con el que quedamos campeones. La verdad es que he tenido mucha suerte con los equipos que he entrenado, porque casi todos los años que he estado entrenando hemos jugado el Campeonato de España. En Campoo hay buena cantera de futbolistas.

«Lo que más agradezco del deporte es que es una forma de unir a las personas»

-¿De qué se siente más orgulloso?

-De lo que me siento más orgulloso es de hacer felices a los críos y de la unión de mis equipos. Yo ahora veo por la tele las peleas de los padres de los jugadores, y me acuerdo de cómo han colaborado los padres conmigo. Me han ayudado en todo, hasta a arreglar el campo.

-¿Ha cambiado ese ambiente?

-Yo el único problema que veo es que no sé si hoy en día a los padres les gustará el fútbol o no. Mi pasión siempre ha sido irme los fines de semana al campo del Naval a ver jugar a los críos, pero veía todos los partidos. Los padres se van cuando acaban de jugar sus hijos, no tienen mayor interés. Sin embargo, tengo que decir que nunca he tenido problemas y estoy encantado con los padres de los niños que he entrenado.

-¿Echa de menos jugar al fútbol?

-Ahora entreno a 25 chicos y a veces me pongo a jugar con ellos durante los entrenamientos. ¿Cómo no lo voy a echar en falta? Lo hecho mucho en falta porque a mí me gustaba mucho.

-Entrena al equipo Benjamín de fútbol sala de Campoo de Enmedio. ¿Qué tal les está yendo la temporada?

-Fabulosa. Llevan sin perder toda la liga. El día que pierdan se van a llevar un disgusto. Lo están haciendo muy bien y los padres están encantados. Lo que más agradezco del deporte es que es una forma de unir a las personas, de conocerse, de que los críos hagan piña,... Yo he entrenado a casi todos los jugadores que están en el Naval ahora y les voy a ver cada fin de semana. Me gusta ver cómo han evolucionado como jugadores. De hecho los padres que van a dejar a los chicos de mis equipos ahora han sido jugadores míos.

-¿Cómo valora el funcionamiento de las escuelas deportivas en Campoo?

-Están funcionando muy bien. Algo muy importante ha sido la unión de todas las escuelas.