Un operativo «a largo plazo» para buscar a Blanca Fernández Ochoa en la sierra madrileña

Dispositivo de búsqueda de Blanca Fernández Ochoa en Cercedilla (Madrid). / Óscar Chamorro

Casi medio millar de personas, entre agentes de la Guardia Civil, de la Policía Nacional y voluntarios, retoman este martes el trabajo para intentar encontrar a la exesquiadora

J. LUIS ALVAREZ y AGENCIASCercedilla (Madrid)

La que es la «mayor batida» desplegada en la Comunidad de Madrid, según la delegada del Gobierno, María Paz García Vera, peina metro a metro unas 3.500 hectáreas en un área que en línea recta cubre unos 30 kilómetros de bosques de pino y monte bajo, desde los valles a los riscos, y que abarca desde La Peñota en el término municipal de Los Molinos, al puerto de Navacerrada, Incluida la vertiente segoviana de la montaña. El operativo en el que participan casi medio millar de personas no consiguió este lunes encontrar a Blanca Fernandez Ochoa, diez días después de su desaparición.

Con las últimas luces de la jornada, los efectivos comenzaron a replegarse hasta la base en las Dehesas de Cercedilla. Según está previsto, la búsqueda se retomará este martes a las 09:00 horas. El objetivo es retomar el rastreo y rapelar desde las cimas las cumbres 5, 6 y 7 de Siete Picos, donde existen cuevas en las que la deportista podría estar resguardada. Asimismo, se mantendrá la búsqueda por las 3.500 hectáreas que comprenden esta zona del Parque Nacional de la Sierra del Guadarrama, una zona de la que Blanca es buena conocedora desde niña.

Es más, la medallista olímpica hizo compras en un hipermercado el 24 de agosto, el siguiente al que se presentó la denuncia por su desaparición, según el tuit de la Policía Nacional. Podrían ser víveres para adentrarse en esta montaña tan vinculada con la familia Ochoa. Su hermana Lola lo tiene claro. «La esperanza es lo último que se pierde», afirma quien confía en encontrarla, «aunque sea accidentada».

Cientos de personas buscan a Blanca Fernández Ochoa en la sierra de Guadarrama. / Óscar Chamorro

Sin embargo, conforme pasan los días aumenta la preocupación, tal y como reconoce el cuñado de la exesquiadora, Adrián Federighi. «Estamos con mucho ánimo», terció, antes de unirse al operativo de rescate. Los miembros de la familia aseguran que están «emocionados con las muestras de cariño» de vecinos y amigos y de ciudadanos en general.

En Cercedilla se escuchaban este lunes los motores de los tres helicópteros que sobrevolaron la zona, donde trabajaron efectivos de la Policía Nacional, incluido el GEO, la Guardia Civil y agentes forestales y de la policía local. También formaron parte del operativo cinco perros adiestrados de la Policía Nacional en búsqueda y rescate de personas.

500 metros de desnivel

La delegada del Gobierno en Madrid destacó que todos los integrantes del dispositivo, que coordina la Guardia Civil, trabajan «en coordinación absoluta y con mucha ilusión de encontrarla lo antes posible». García Vera detalló que, tras la búsqueda del domingo por las zonas en las que había cierta probabilidad de que la exesquiadora hubiese paseado, este lunes se trazaron doce rutas por grado creciente de dificultad, aunque la delegada advirtió que todas entrañan complicaciones, «porque es una búsqueda muy compleja, en un terreno muy amplio, muy abrupto y con muchísima vegetación».

Desde primeras horas de este lunes el operativo de rastreo se dividió en grupos restringidos según la la dificultad del terreno a batir. Son unos 500 metros de desnivel desde el valle hasta los riscos de la zona y la pendiente llega a cotas de nivel experto.

Por otra parte, el Mercedes de Blanca Fernández Ochoa, encontrado en las Dehesas de Cercedilla, fue trasladado a dependencias policiales para ser revisado de manera exhaustiva. En una primera inspección, en la que no se hallaron señales de violencia, se encontraron en su interior los objetos personales de la desaparecida. Fuentes policiales detallaron que de momento «no se puede decir que haya signos de violencia» en el vehículo de la deportista, tras las dos inspecciones llevadas a cabo tanto en el lugar en el que fue encontrado como después en la Jefatura Superior de Policía.

Por su parte, García Vera hizo un llamamiento a la población, ya que muchos ciudadanos se han ofrecido a ayudar en la búsqueda, para recordar que antes de ir a la zona de Cercedilla hay que llamar al Ayuntamiento, al teléfono 918525740. «Es importante para poder planificar», subrayó la delegada del Gobierno, que recordó que los voluntarios deben ser «personas preparadas, que vengan con su propio avituallamiento, en buena forma física, que conozcan la montaña y sepan moverse en ella».

El jefe de Primera Zona de la Guardia Civil, el general José Antonio Berrocal, detalló que los perros especializados en búsqueda de personas «necesitan seguir un rastro y van delante de los grupos porque necesitan condiciones de tranquilidad y una guía, y esa guía son esas prendas que pueden llevar a Blanca». Precisó que es una zona «muy amplia, montañosa, boscosa con helechos, donde debajo de un helecho puede haber cualquier cosa y una persona que pase a tres metros no lo ve».

Secreto de sumario

Se trata de un caso judicializado y bajo secreto de sumario, motivo por el que la delegada y el comisario no aportaron detalles, aunque el jefe de la Udyco aclaró que, además de la búsqueda en la zona de Cercedilla, en la sierra de Madrid, «la investigación está abierta en muchas otra vías» y se estudian «otras alternativas». «Están abiertas todas las hipótesis, unas más que otras», dijo el comisario.

La Policía también está estudiando el móvil que la exesquiadora dejó en su casa, aunque recuperar datos llevará un tiempo. Así, analizarán si Blanca Fernández Ochoa buscó otro destino en el norte de España. La familia de Blanca Fernández Ochoa, que según varias fuentes atravesaba un complicado momento anímico, cree que pudo sufrir un accidente o desorientarse en una zona por la que solía ir a caminar.

«En los últimos meses estaba fenomenal»

Por su parte, la familia Blanca Fernández Ochoa tiene esperanza de hallar a la exesquiadora «aunque sea accidentada». Antes de participar en la búsqueda de la exdeportista en Cercedilla, Dolores Fernández Ochoa, hermana de la desaparecida, ha señalado que en los últimos meses Blanca «estaba fenomenal».

En declaraciones a la prensa, ha agradecido, por otro lado, la colaboración de voluntarios. «Estamos con mucho ánimo, de ver a tanta gente preocupada, y emocionados con las muestras de cariño que ha mostrado el pueblo de Cercedilla, familiares, los amigos...», ha añadido.

Más información