Óscar González no se cansa de ganar

Óscar sumó ayer en Santa María de Cayón un nuevo triunfo en 2019. :: SANE/
Óscar sumó ayer en Santa María de Cayón un nuevo triunfo en 2019. :: SANE

Pese a que Jesús Salmón plantó cara, el de Liérganes ganó el Mozuco de Cayón tras una final en la que aventajó a su rival en seis bolos

Borja Cavia
BORJA CAVIASantander

Óscar suma y sigue. Tras ganar en Pesquera y ser segundo en Torrelavega, el de Liérganes ganó ayer el Mozuco de Cayón tras imponerse a Jesús Salmón en una de esas finales que hacen las delicias de los aficionados debido a la emoción y al alto número de bolos derribados, toda vez que el de Borbolla se impuso por seis bolos de renta(147-153).

El torneo se disputaba bajo el sistema del KO, una manera de dinamizar el concurso y que pese a tener sus detractores hace que cada eliminatoria parta con interés más allá de los bolos derribados en concursos anteriores. Pese a la calurosa tarde, en el corro de La Alameda se congregó un buen número de aficionados para presenciar las evoluciones de los bolistas.

Los primeros en salta a la arena, a primera hora de la tarde, fueron dos compañeros de equipo como Alberto Díaz y Lolo Lavid. El de Las Fraguas llegaba en racha tras ganar en La Cavada el martes, además de ser uno de los jugadores más laureados del curso, pero no pudo superar a su rival en el día de ayer, que avanzó a semifinales con una ventaja de nueve bolos.

A partir de ahí los cuartos de final resultaron descafeinados por la diferencia de bolos en unos casos y por la lesión de Carlos Gandarillas en otro. El de Sobarzo, con un esguince, no pudo disputar su eliminatoria, lo que dejó a Pedro Gutiérrez el camino libre para la semifinal. Antes, Salmón se había deshecho de Chin Velasco por 30 palos de diferencia, mientras que más tarde fue Óscar el que se impuso a Federico Díaz también con rotundidad.

Más igualadas resultaron las semifinales. En la primera, un Salmón ávido de triunfos tras una campaña más discreta que las anteriores superó a Alberto Díaz por 128 a 144. El de Peñacastillo encontró por momentos en Cayón el juego que tanto le ha sido esquivo durante buena parte del curso.

La segunda de las semifinales tampoco tuvo igualdad, toda vez que Óscar logró superar por 25 bolos a Pedro Gutiérrez. El de Roper había resultado triunfador en el Mozuco el pasado año, pero esta vez no ha podido repetir su triunfo.

La final estaba servida, un duelo repetido en decenas de ocasiones en años anteriores pero que en 2019 apenas se había dado. El de Liérganes partía como favorito por delante de un Jesús Salmón que parece fiar el éxito de su temporada a nivel individual a la Semana Bolística. El camargués sin embargo golpeó primero y logró cuatro bolos de ventaja en la primera tirada.

A partir de ahí y siempre con registros elevados, los dos jugadores se fueron midiendo. A raya alta la ventaja era para el Junco, que con 76 bolos mandaba con un palo más que su rival. A la última mano se llegó con tres bolos de ventaja para Óscar. Salmón derribaba dieciséis, por lo que el de Borbolla necesitaba catorce para ganar. Tras subir seis en el birle no falló y con 153 sumó un nuevo triunfo en 2019.