"Aún no hemos hecho nada"

Borja Granero, en el partido de Majadahonda./
Borja Granero, en el partido de Majadahonda.

El valenciano Borja Granero anotó el segundo tanto verdiblanco en Majadahonda, el primero de su cuenta tras su larga lesión de rodilla

SERGIO HERREROSantander

Marcó el segundo tanto del Racing en Majadahonda y lo celebró como si estuviese poseído. Seis meses en la grada, mordiéndose las uñas, dan para mucha rabia contenida. Borja Granero (Valencia, 30 de junio de 1990) ha vuelto. En el momento clave. Cuando el equipo más le necesita. Y está dispuesto a empujar lo que haga falta para volver a ser, junto a sus compañeros, futbolista de Segunda División. El domingo puso su primer granito de arena. Un gol con muchos motivos para la alegría.

SORTEO

Comentaba Viadero en rueda de prensa que el Racing ha pasado una de las pruebas más difíciles, como es el primer partido del play off. Usted que tiene experiencia en estas fases de ascenso, ¿está de acuerdo con dicha afirmación?

Es importante empezar bien, sobre todo cuando lo haces fuera de casa. Entrar con buen pie en el play off siempre ayuda, porque te da un plus de confianza. El resultado es bueno y más aún porque era un partido dificil. Está claro que sirve para romper el hielo.

La victoria de Majadahonda deja el objetivo un poco más cerca...

Está un poco más cerca, pero aún no hemos hecho nada. Ni siquiera hemos pasado la primera eliminatoria del play off de ascenso. Hay que pensar en el proximo partido, esa es la única receta que hay para ir pasito a pasito hacia el objetivo del ascenso.

¿Había nervios en el vestuario y en la primera parte del encuentro?

No eran nervios. El equipo tenía ganas de que empezara ya el play off. Es a lo que hemos venido aquí todos. Este no era un partido más de Liga, aunque desde el punto de vista de trabajo sí lo sea. Lo más importante es que en el cómputo global fuimos un equipo muy serio. Nos costó ajustar. Sabíamos que era un equipo al que le gusta tener el balón y nos costó enganchar un par de pases seguidos. Tener algo más de pausa con el balón. Aún así, creo que no nos crearon mucho peligro y el desgaste que sufrieron en la primera parte lo supimos aprovechar tras el descanso.

Salió desde el banquillo, sustituyendo a Carlos Álvarez ¿Esperaba ser titular?

No. Yo trabajo durante toda la semana para que si el míster tiene el pensamiento de que juegue, tener toda la garantía de estar perfectamente dispuesto. No hay que pensar en uno mismo y sí en lo mejor para el equipo. En este momento somos importantes todos.

Lo que parece claro es que ya está a tope para ayudar al equipo de cara a la lucha por el ascenso.

La verdad es que me encuentro muy bien. Hemos hecho un buen trabajo con la recuperación. Y sigo trabajando fuerte para que eso esté bien. Sabíamos que íbamos a contrarreloj, pero ha valido la pena. Hemos arriesgado, porque el premio así lo merece.

El gol marcado, ¿da sentido a parte del sufrimiento pasado?

El gol es un anécdota más. Me alegro de que sirviera para ayudar al equipo. Lo celebré con mucha pasión, porque es como suelo vivir las cosas. Ver que los compañeros se alegran casi más que tú te mete cosas buenas en la mochila.

¿Qué se le pasó por la cabeza cuando vio la pelota muerta delante suyo, en el área?

Bueno, no tan muerta... (risas). Pensé que saldría el portero y que yo no iba a llegar, pero conseguí meter la puntera para empujar el balón hacia la portería.

¿Está sentenciada ya la eliminatoria con el 1-3?

No, para nada. Se han visto muchos casos en los que el resultado se te puede complicar en casa. No pienso en otra cosa que en este partido. Somos un equipo serio. Además, debemos respetar al Rayo Majadahonda, que es un buen equipo y nos hizo mucho daño en algunos momentos del pasado domingo. Va a ser un partido muy complicado.

Y la Cultural Leonesa, con un pie en Segunda División tras vencer 0-2 al Barcelona B. Qué lástima lo de Guijuelo...

Eso son cosas que ya han pasado. Me alegro por ellos, porque han hecho una gran temporada y se lo merecen. Nosotros tenemos ahora otro objetivo muy diferente a lo que pasó en Guijuelo y ya está.

¿Qué falló allí?

No lo he pensado mucho. Llevábamos una racha buenísima y algún partido tienes que perder. Lo que pasa es que nos llegó en el peor momento. De todas formas, el equipo lo vivió con naturalidad. Se volvió a levantar y a la semana siguiente demostró que estaba recuperado. Que nos habíamos equivocado y que estó seguía para adelante, sin pensar en lo que pasó.