«El partido del año en Torrelavega»

Los presidentes del Racing y Gimnástica, Alfredo Pérez y Tomás Bustamante. / Luis Palomeque

Los presidentes de Gimnástica y Racing, junto al alcalde y el concejal de Deportes de la capital del Besaya, esperan que el domingo se viva «una jornada de convivencia» alrededor del derbi cántabro

SERGIO HERREROTorrelavega

La parafernalia del derbi lleva ya un tiempo en marcha. Desde que la Gimnástica explicó el sistema de venta de entradas y hasta el domingo habrá movimiento alrededor del partido. Y después seguro que también, con la resaca de un encuentro que dará que hablar. Después del partido de ida, este miércoles ha sido el presidente blanquiazul, Tomás Bustamante, el que ha recibido a su colega en el Racing, Alfredo Pérez, en la ciudad de Torrelavega, con el alcalde y el concejal de Deportes como parte de la comitiva anfitriona.

Para el alcalde de Torrelavega, José Manuel Cruz Viadero, «el derbi debe ser una fiesta del fútbol, porque es una suerte disfrutar de un partido entre la Gimnástica y el Racing, los dos clubes más representativos del fútbol cántabro». El regidor de la capital del Besaya quiere que el domingo sea «una jornada de convivencia entre las dos ciudades» y para ello hizo «un llamamiento para que las aficiones vengan a Torrelavega a disfrutar del fútbol». Apelando a su sentimiento blanquiazul, destacó la importancia del encuentro para los de casa, porque «los puntos son muy importantes, más allá de jugar contra el Racing. La Gimnástica se juega una parte importante de sus aspiraciones para mantener la categoría». Aún así, a pesar de la tensión y lo que hay en juego, insistió en que se viva un día bonito en la ciudad: «Se puede luchar en el campo por los tres puntos, pero hacerlo en convivencia y disfrutando. Con la buena disposición que tienen las directivas para que sea una jornada tranquila y estoy seguro de que las aficiones van a colaborar para que no haya ningún problema». Por último, deseó ver El Malecón «completamente lleno. Ojalá no quede ninguna entrada. Estos partidos son importantes y hacen que la gente viva el fútbol, lo disfrute y crean afición».

Ver más

Por su parte, el concejal de Deportes, Jesús Sánchez, reconoció que «el domingo es un día muy importante para Torrelavega». Calificó el derbi como «el partido del año en la ciudad», una circunstancia «que nos hace ser anfitriones de mucha gente que va a venir a visitarnos». El edil explicó que, además de lo referente al partido, por las calles se realizará una serie de acciones para fomentar la jornada festiva. En la Plaza Roja, se elaborará una paella que se repartirá de forma gratuita, a partir de las 14.00 horas, «entre los aficionados que vayan identificados con algo de alguno de los dos clubes». Asimismo, se instalarán hinchables y un futbolín humano por la zona de vinos, «para dar un poco más de aliciente y que la gente no venga sólo al fútbol. Que vengan desde por la mañana, se den una vuelta y disfruten de la ciudad. Y si luego les ganamos, mejor, pero que se vayan contentos del recibimiento que les queremos dar». Sánchez también barrió para casa: «No puedo decir que gane el mejor, porque soy muy gimnástico, pero que sea una fiesta del fútbol cántabro».

Los presidentes de ambos clubes posan con el alcalde de Torrelavega, Cruz Viadero.
Los presidentes de ambos clubes posan con el alcalde de Torrelavega, Cruz Viadero. / Luis Palomeque

El presidente del Racing, Alfredo Pérez, pese a efectuar esta vez como visitante, tomó la palabra antes que su homólogo blanquiazul. Para él, también torrelaveguense, el derbi es una muestra «del protagonismo que el fútbol tiene en las ciudades. Lo vimos en Santander y lo veremos en Torrelavega» y destacó como ejemplo las colas vividas por la mañana en las taquillas de los Campos de Sport, donde apenas pasadas las seis de la mañana ya había gente esperando para adquirir una de las 225 localidades que restaban para presenciar el choque. «A esta hora ya se habrán vendido todas las entradas. Esa es la expectación que genera un partido de este tipo. Ahí se ve cómo lo viven los ciudadanos y los hinchas», añadió. Por otra parte, apeló a la ambición racinguista por llevarse los tres puntos de El Malecón pese a la cercanía del título para el conjunto dirigido por Iván Ania: «No hay ninguna duda de que los dos iremos a ganar, por circunstancias diferentes, pero con la misma presión». No quiere confianzas. «Hay equipos en esta categoría que siendo líderes hace cinco jornadas, llevan cinco partidos sin ganar», por eso, «hasta que el Racing no sea campeón de grupo no debemos levantar el pie». Como Óliver y Benji, en el equipo verdiblanco «sólo sabemos jugar para ganar». Algo en lo que volvió a incidir. «Los derbis no se juegan, se ganan. El Racing viene a Torrelavega a ganar, a dejarse la piel y a contribuir a ese espectáculo que es el fútbol». Pérez estimó que «la posición que llevas en la tabla no garantiza el resultado» y menos «en el mayor partido que se puede jugar en esta región». Por último, le deseó lo mejor a la Gimnástica, pero a partir del lunes: «Todavía le quedan cinco partidos para poder ganar y salvarse, que es lo que yo también deseo, pero a partir de la semana siguiente».

Finalmente, el presidente anfitrión, Tomás Bustamante, dijo que el del domingo «es de estos días especiales, que quedará en la historia de la Gimnástica y probablemente del Racing». Una cita que «nos va a hacer reafirmar lo que significa el fútbol y dos equipos centenarios para sus ciudades». El mandatario blanquiazul quiere que se viva un ambiente similar al de noviembre en los Campos de Sport: «Hace cuatro meses fuimos testigos de cómo se puede disfrutar un derbi con mucha tensión, mucha pasión pero sin ningún incidente. Eso debe repetirse este domingo. Debe ser una fiesta del fútbol cántabro». Y apeló también a que los puntos se queden a orillas del Besaya. «Queremos que el Racing venga a ganar, pero queremos ganarles. Deseamos sacar esos tres puntos para tener todavía mucho más cerca la permanencia». El encuentro terminó con los protagonistas de la rueda de prensa posando con unas bufandas fabricadas para la ocasión, con la fecha del partido y los colores de cada club en cada una de sus mitades.