El Betis será el rival del Racing

Los jugadores del Racing, antes de salir al campo en la tercera ronda de Copa ante el Logroñés. / Javier Cotera

Setién y Canales volverán a El Sardinero y Cejudo y Figueras se verán las caras con su exequipo

Aser Falagán
ASER FALAGÁNSantander

Quique Setién y Sergio Canales regresarán a Santander. El Racing se enfrentará al Betis en los dieciseisavos de final de la Copa del Rey. El partido de ida se disputará el 31 de octubre en los Campos de Sport y el de vuelta, el 5 de diciembre en el Benito Villamarín. Además, los racinguistas Cejudo y Jordi Figueras se enfrentarán a su exequipo.

Los verdiblancos (los cántabros, en este caso) sabían ya de antemano que tenían asignado uno de los siete equipos que disputan competición europea, pero la bola correspondiente a los cántabros se resistió a salir y cuando se habían sorteado los cuatro primeros emparejamientos ya habían salido Real Madrid, Barcelona y Atlético de Madrid. De hecho, su nombre fue el último en salir del bombo.

Santander vivirá así un duelo muy especial: el del regreso de uno de los mayores totems del racinguismo, probablemente su mayor mito vivo, en una eliminatoria en la que los andaluces parten como indiscutibles favoritos. Pero con mucho morbo. «De lo malo lo mejor», decía uno de los aficionados que había seguido el sorteo desde la cafetería de las Instalaciones Nando Yosu. También allí vieron el sorteo los jugadores, pero aislados de los aficionados; en la zona reservada al primer equipo.

Javier Cotera

Todo en una mañana en la que el Racing se hizo involuntariamente mucho de rogar.

«Somos de Tercera, pero no os confiéis», advertían los representantes del Sant Andreu con carteles. Era el gesto de colorín de la mañana antes de un acto que arrancó con media hora de retraso en la sede de la Federación Española en Las Rozas.

El Racing ni siquiera había enviado representante, negándose a entrar en el circo de presentarse como el equipo humilde que no se ha visto en otra. Pero no por eso ocultaba que prefería medirse con uno de los dos grandes. Por la inyección económica que suponía, la propia motivación de los futbolistas y como «premio» para una masa social a la que le ha tocado tragar ya demasiada Segunda B. Pero este año tampoco tocaba. Al menos de momento. Si quiere tener otra opción deberá dar la sorpresa ante el Betis de Quique Setién.

Ver más

El encargado de repartir suerte fue en primer lugar Emilio Butragueño, que tomó el relevo a Julen Guerrero para determinar los emparejamientos de cuatro de los seis supervivientes de las eliminatorias de Segunda B y Tercera, entre ellos el Racing. El emblema del Real Madrid de los ochenta decidió las primeras suertes. La Cultural se enfrentará al Barça, el Ebro al Valencia, el Sant Andreu al Atlético de Madrid, el Melilla al Real Madrid.

Entonces le tomó el relevo Guillermo Amor, que decidió el Villanovense-Sevilla y cogió al fin la bola del Racing, que para entonces ya sabía que le iba a tocar el Betis o el Villarreal. Uno de los emparejamientos más queridos, al margen de los grandes, o el menos deseado. Y salió la bola del Betis, un lance ya en ese momento muy bienvenido en Santander.

El resto de emparejamientos de Copa serán: Almería-Villarreal, Mallorca-Valladolid, Cádiz-Espanyol, Sporting-Eibar, Lugo-Levante, Córdoba-Getafe, Athletic-Huesca, Alavés-Girona, Leganés-Rayo Vallecano y Celta- Real Sociedad. En estas eliminatorias el primer partido se disputará también en casa del equipo de menor categoría y, en el caso de duelos entre clubes de primera, en el estadio del que figure en primer lugar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos