Descubriendo la montaña palentina con una marcha por el hayedo de Ujapero

Varios senderistas del Grupo de Montaña El Musgoso, junto al segundo roble más robusto de la Montaña Palentina./Francisco Javier Bedia Díez
Varios senderistas del Grupo de Montaña El Musgoso, junto al segundo roble más robusto de la Montaña Palentina. / Francisco Javier Bedia Díez

El Grupo de Montaña El Musgoso realizó esta ruta circular, apta para todos los públicos

Francisco Javier Bedia Díez
FRANCISCO JAVIER BEDIA DÍEZSantander

Integrantes del Grupo de Montaña El Musgoso hemos realizado la marcha por el Hayedo de Ujapero, una ruta que discurre por el norte de la Montaña Palentina, con un recorrido circular de unos 14 kilómetros y con un desnivel cercano a los 400 metros. La escasa dificultad que presenta esta marcha de montaña la hace apta para todos los públicos, ya que discurre por un terreno muy variado: comienza por una pista y sigue por un camino junto al río, por lo que se recomienda llevar calzado impermeable. También es aconsejable llevar un GPS, ya que hay zonas en las que se pierde un poco el camino.

Comenzamos desde la carretera PP-2204, km 2, entre Salcedillo y Brañosera, en un pequeño parking que hay justo frente al cruce que nos lleva al Golobar. A unos metros del parking vemos una pequeña pista (GR-1) que seguimos y que nos lleva a un ligero ascenso que nos conduce al bosque de hayas. Después de atravesar el bosque iniciamos un descenso de unos 4 kilómetros hasta llegar a un cruce. En ese punto, giramos a la derecha y nos encontramos con el 'chozo' que el 'maqui' Tonino Cardero utilizó durante la Guerra Civil Española.

Seguimos el sendero que sube y a unos 200 metros, nos topamos con el segundo roble más robusto de la montaña palentina, según afirman los expertos. Siguiendo por este camino, salimos del bosque y nos dirigimos hacía el cortafuegos. Y cuando dejamos el cortafuegos por la izquierda, descendiendo hacia un arroyo, podemos ver las antiguas carboneras, donde se elaboraba el carbón vegetal para calentar las fraguas y antiguas ferrerías.

Llegaremos finalmente al camino GR-1, que cogemos en sentido ascendente y que nos lleva de vuelta al parking donde iniciamos la marcha.