La 'Vox Amalia' parte hacia Rotterdam tras su finalización en Astander

La draga 'Vox Amalia' sale de Astander acompañada de los prácticos del puerto. :/Antonio 'Sane'
La draga 'Vox Amalia' sale de Astander acompañada de los prácticos del puerto. : / Antonio 'Sane'

Nueve meses de trabajo se han empleado para la conclusión de la draga debido a la crisis que atraviesa el astillero de La Naval de Sestao

Isabel Arozamena
ISABEL AROZAMENASantander

La draga 'Vox Amalia' partió a primera hora de la mañana de ayer de Astander, coincidiendo con la pleamar, con destino al puerto holandés de Rotterdam, país al que pertenece su armador Van Oord. Han sido casi nueve meses de trabajo, desde finales de febrero, los que se han empleado en el astillero cántabro para concluir el barco que había sido rescatado de la Naval de Sestao debido a la crisis de los astilleros vizcaínos con una ejecución del 65%. La draga salió de Astander para terminar la varada y las pruebas en Rotterdam. El trabajo ha consistido en concluir su armamento y, una vez finalizado, se entrega a su propietario.

La draga 'Vox Amalia' tiene una hermana gemela, la 'Vox Alexia', que también está sin concluir en La Naval. La ministra de Industria, Reyes Maroto, señaló el miércoles que se está trabajando con el Gobierno vasco y los sindicatos para «forzar» al armador Van Oord a acabar en el corto plazo la 'Vox Alexia', aunque reconoció que esta es una solución transitoria para La Naval. La conclusión de la draga supondría 20 meses de trabajo. Durante su intervención en el Congreso, Maroto indicó que La Naval de Sestao atraviesa un problema estructural derivado de una mala gestión de la empresa. El Gobierno está centrado en buscar una solución al mantenimiento de la planta y el empleo de más de 2.000 familias. La Naval se encuentra en una situación crítica, sometida a liquidación y con un ERE de extinción para la totalidad de la plantilla, conformada por 177 trabajadores.

La 'Vox Amalia' cuenta con una capacidad de carga de 17.000 metros cúbicos, con unas dimensiones de 158 metros de eslora por 36 de manga y una potencia de 23.680 KW. Está equipada con dos brazos de succión, uno a cada costado, que se arrastran por el fondo absorbiendo los materiales allí depositados y cargándolos en sus tolvas. Estos elementos pueden luego ser descargados mediante las bombas de descarga o abriendo directamente las seis compuertas que hay en el fondo del buque.

La draga cuenta con una capacidad de carga de 17.000 metros cúbicos y 158 metros de eslora

La llegada de la draga procedente de La Naval supuso la vuelta a la construcción de Astander que está más especializado en reparaciones y reformas. El proyecto ha dado trabajo a unas 400 personas durante nueve meses. Astander se encuentra a la espera de la ampliación del dique para poder abordar en mejores condiciones las tareas de reparación y reforma, aunque no se descartan otros encargos más complejos como ha significado en de la draga.

Aunque Astander no se dedica a la construcción naval, «tenemos capacidad para realizar lo que se llama el armamento de ciertos barcos», en palabras de su director Juan Luis Sánchez . Para hacer estos proyectos se necesita una licencia que la instalación cántabra recuperó hace once años. Astander está especializado en reparación y transformación, una labor en la que el astillero cántabro es un referente.

Sánchez preside el clúster marítimo que celebrará el 30 de noviembre una mesa redonda sobre 'El futuro del sector marítimo en Cantabria'

 

Fotos

Vídeos