Las empresas ven en el reciclaje una oportunidad de negocio y empleo

De izquierda a derecha, Juan Andrés Álvarez, Martín Silván, Fernando Herrera, Joaquín Pérez Viota y Carlos Piedra, en una de las mesas redondas./María Gil Lastra
De izquierda a derecha, Juan Andrés Álvarez, Martín Silván, Fernando Herrera, Joaquín Pérez Viota y Carlos Piedra, en una de las mesas redondas. / María Gil Lastra

Cantabria incrementó el pasado año un 10% el depósito de residuos en el contenedor amarillo de los plásticos y un 6% en el azul de papel y cartón, respecto al ejercicio anterior

Isabel Arozamena
ISABEL AROZAMENASantander

El reciclaje y la economía circular en las empresas es una práctica cada vez más extendida debido a los objetivos de la Unión Europea (UE) para preservar el medio ambiente. Y el mundo empresarial de Cantabria está comprometido con esta medida, tal y como se puso de manifiesto ayer en una jornada celebrada en el Instituto de Hidráulica Ambiental (IH), organizada por El Diario Montañés y el Gobierno regional, a través de la empresa pública MARE (Medio Ambiente, Agua, Residuos y Energía). El pasado año, el reciclaje de residuos en Cantabria depositados en el contenedor amarillo, el que recoge los plásticos, aumentó un 10% respecto al ejercicio anterior y un 6% el de los residuos de papel y cartón que van al contenedor azul.

Estos fueron algunos de los datos ofrecidos por los ponentes en el foro desarrollado en el Pctcan en el que varias empresas radicadas en Cantabria expusieron casos prácticos. En la cita se puso de manifiesto que el reciclaje puede supone un nicho de negocio y una oportunidad para el empleo.

La jornada fue inaugurada por la vicepresidenta cántabra, Eva Díaz Tezanos. Antes, el director general de El Diario Montañés, Ignacio Pérez, dio la bienvenida a los asistentes al tiempo que destacó la necesidad de transmitir la importancia de asuntos que «afectan a todos y no se solucionan solos», como es el del reciclaje y sus efectos sociales y económicos.

A lo largo de la jornada se abordaron temas de interés como el papel de las Administraciones públicas, con la intervención de la subdirectora adjunta de Residuos del Ministerio para la Transición Ecológica, Alicia Pollo; la jefa del Servicio de Prevención y Control de la Contaminación de la Dirección General de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria, Berta González, y el director de Gestión de Residuos y Relaciones Externas de MARE, Ignacio de las Cuevas.

Berta González defendió la formación y educación en el reciclaje como media más eficaz para preservar el medio ambiente, pero no sólo centrada en los niños jóvenes, sino incluso entre la población adulta.

También se trató la visión de las entidades de gestión del reciclaje en una mesa redonda en la que participaron el técnico de Gerencia de Ecovidrio, Carlos del Corte; el gerente de la zona norte de Ecoembes, Fernando Blázquez, y el director de Marketing y Eventos de Recycla, Julio Lema.

Igualmente, se analizó la importancia de los proyectos de colaboración público-privada en un debate con el director gerente de Amica, Tomás Castillo; el director técnico de I+D Calidad y Medio Ambiente del Grupo Armando Álvarez, Juan Andrés Álvarez; el director de planta de James Hardie Spain SLU, Fernando Herrera; el director general de TIR Cantabria, Joaquín Pérez Viota, y el director ejecutivo del Grupo Valora de la UTE Depuran Valora, Carlos Piedra.

Agilizar los trámites

Fomentar esta colaboración es «fundamental» para que las empresas puedan desarrollar proyectos medioambientales, tal y como expusieron los ponentes. Otra de las demandas a la Administración fue la agilización de los trámites administrativos y legislativos para «ser más competitivos». El responsable de Amica se refirió a la labor social a través del reciclaje, con la contratación de cien personas con discapacidad y otras 30 en formación. Por cada mil kilos de envases se crean ocho empleos. Juan Andrés Álvarez, del Grupo Armando Álvarez, precisó que cuatro de las cinco divisiones de la compañía están dedicadas al plástico. La empresa familiar exporta el 47% de su producción.

Fernando Herrera, director de la planta de Fermacell en Orejo, resaltó que el fibroyeso que produce es cien por cien ecológico. Pérez Viota mencionó los proyectos de investigación con Sodercán y Carlos Piedra aseguró que la Administración cántabra «es pionera» en el tratamiento de lodos.

Díaz Tezanos aboga por una reducción de residuos

La vicepresidenta regional, Eva Díaz Tezanos, afirmó ayer durante la inauguración de la jornada que la apuesta por el reciclaje debe ir acompañada de una reducción de los residuos que se generan y defendió la necesidad de una economía circular «para hacer frente a los problemas medioambientales, económicos y sociales del futuro».

Díaz Tezanos puso en valor «las innumerables ventajas» económicas y medioambientales del reciclaje como uno de los tres pilares, junto a la reducción y la reutilización –las tres R–, en los que se sustenta la economía circular para ser una economía sostenible «que se está demostrando cada vez más como la economía de las soluciones en un futuro que está necesitado de respuestas».

Junto a sus beneficios ecológicos y económicos, como la reducción de costes y el volumen de basura, la vicepresidenta resaltó que esta práctica ambiental debe ser contemplada como «parte de un cambio del modelo de producción y consumo de bienes».

«A veces, aún conscientes de la necesidad de reciclar, nos cuesta participar de la idea de que esta práctica no sirve de nada si antes no hacemos todo lo posible por reducir los residuos que generamos», apuntó en su intervención.

En su opinión, los beneficios del reciclaje se multiplican si se complementan con la preservación del capital natural, optimizando el uso de los recursos; la reintroducción en el circuito económico de los productos que ya no sirven para su uso inicial, y con la reutilización y reparación que evite un nuevo ciclo de producción lineal que acabe en residuo. Apostó por desarrollar estrategias medioambientales basadas en principios preventivos.