«El empleo y el fin de la desigualdad tienen que estar en el centro de todas las políticas»

«El empleo y el fin de la desigualdad tienen que estar en el centro de todas las políticas»
Roberto Ruiz

«La ira de las clases medias ha dado paso al 'Brexit', la presidencia del Trump, la protesta de los chalecos amarillos o el voto a Vox en Andalucía», afirma Antón Costas

María Ángeles Samperio Martín
MARÍA ÁNGELES SAMPERIO MARTÍNSantander

Alcanzar un nuevo contrato social en España que ponga freno al avance de la desigualdad, que se ha incrementado con la crisis, es la 'receta' que propuso este miércoles Antón Costas Comesaña, catedrático de Política Económica de la Universidad de Barcelona y expresidente del Círculo de Economía, en su intervención en el Foro Económico de El Diario Montañés. En su opinión, la lucha contra la desigualdad y la creación de empleo deben ser el centro de todas las políticas y la mejora de la competitividad de la economía española debe ir por el camino de mejorar la productividad y no por el de la precariedad laboral, con exceso de contratos temporales y bajos salarios.

Costas, que fue vicerrector de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo bajo el mandato de Ernest Lluch, está convencido que «la ira de las clases medias» se debe a la desigualdad que ha crecido durante la reciente crisis y es la que explica situaciones como el 'Brexit', la llegada a la presidencia de los Estados Unidos de Donald, las protestas de los 'chalecos amarillos' en Francia o, en el caso de España, el voto a Vox en Andalucía. «Las clases medias cabreadas están utilizando su coto para hacerse visibles», afirmó y en el turno de debate añadió que no cree que en el caso español, el voto a Vox se trate de «un voto fascista» sino de la ley de la oferta y la demanda. «En la oferta actual han surgido nuevas formaciones y hay ciudadanos que optan por ellas porque las anteriores les han defraudado en sus expectativas», dijo.

El economista explicó a los asistentes que España ha sido el país de la OCDE en el que más han crecido las desigualdades lo que lleva a necesitar «un nuevo contrato social». El anterior, que lo situó en los Pactos de la Moncloa de 1977, ya no está vigente. «Necesitamos –señaló– un nuevo 'pegamento' para poner en el centro de todas las políticas la lucha contra la desigualdad y a favor del empleo».

En su opinión, existen actualmente cuatro propuestas para lograr ese contrato que van desde la economía de mercado pura y dura, «fundamentalista» a la vigencia de una economía de mercado con «amortiguadores» para evitar la desigualdad, que es la opción que defiende. En el medio estarían iniciativas de carácter proteccionista como las que se están viendo en países como EE UU. En este camino, se refirió a que «la redistribución de la riqueza no se puede resolver a través de mayores impuestos para hacer frente a los gastos sociales».

Costas estimó que lo fundamental es que «la economía vuelva a funcionar en beneficio de todos y no solo de una parte» como está sucediendo ahora.

De otro lado, el experto, que es consejero en varias empresas, se refirió a que la recesión ha sido muy larga en el mundo y en España. «Explicó a mis alumnos que una recesión debería durar de 9 a 18 meses, como mucho» y en el caso español ha sido desde 2008 a 2014. En su opinión, se ha debido a la falta de organismos reguladores. En este sentido, aplaudió el nacimiento de la Airef en 2014 y el anuncio de la creación de otros organismos reguladores similares. También recordó que durante la crisis, mientras que la Reserva Federal de EE UU siguió animando a conceder créditos y a consumir, en Europa se hizo todo lo contrario y no ha sido hasta la llegada de Draghi cuando se ha cambiado la austeridad por políticas más cercanas a las norteamericanas.

Situación de Cantabria

Costas se refirió a la necesidad de 'industrializar' sectores como el turismo o la agricultura y ganadería y el comercio, lo que beneficiaría a todas las autonomías, especialmente a las que, como Cantabria, sufrieron más en los años de reconversión industrial. De otro lado, apostó por aumentar el tamaño de las empresas ya que en España son excesivamente pequeñas y eso complica la mejora de la productividad.

En relación al plan estratégico que ha presentado la CEOE en Cantabria y el que va a presentar el Gobierno regional, Costas abogó por un «trabajo conjunto» y dejar, en general, en seguir «luchando en trincheras» porque al final de «la larga «batalla se puede haber derramado sangre» y no haberse llegado a la solución.

Esta sesión del Foro Económico, moderada por la periodista Pilar González Ruiz, es la ultima del año 2018. La próxima convocatoria será el 16 de enero con la presencia del presidente regional, Miguel Ángel Revilla.