Detenido un conductor ebrio cuando iba a un juicio para ser juzgado por conducir bebido

Un control de alcoholemia./
Un control de alcoholemia.

El hombre llevaba una furgoneta en Guadalajara y ha cuadruplicado la tasa máxima de alcohol permitida

J.V. MUÑOZ-LACUNAToledo

Un hombre de 42 años ha sido detenido en Guadalajara por conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas cuando se dirigía con su vehículo a un juicio en el que, precisamente, iba a ser juzgado por haber sido 'pillado' hace dos semanas conduciendo también en estado ebrio.

El juez que emita sentencia contra este hombre de nacionalidad española y cuya identidad se corresponde con las iniciales J.G.S. deberá hilar fino para que la condena le haga reflexionar y no vuelva a reincidir por tercera vez. El pasado 10 de junio fue interceptado por la Guardia Civil de Tráfico por dar positivo en la prueba de alcoholemia cuando circulaba por la carretera N-211 a la altura de Alcolea del Pinar (Guadalajara).

Dos semanas más tarde ha vuelto a ser 'cazado' en la misma carretera, en el término municipal de Selas (Guadalajara), cuando conducía una furgoneta rebasando en cuatro veces la tasa de alcohol máxima que permite la ley para quienes circulan con este tipo de vehículos. Lo que más ha sorprendido a los agentes es que el reincidente se dirigía en ese momento a Sigüenza (Guadalajara) para declarar como acusado en un juicio rápido por el primer presunto delito de alcoholemia.

El conductor ha pasado ahora a disposición del Juzgado de Instrucción de Molina de Aragón (Guadalajara) por un presunto delito contra la seguridad del tráfico y por conducir un vehículo a motor bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos