La herencia del Asón encuentra aliados

El puerto de Limpias y antigua lonja del municipio, una de las zonas beneficiadas con este proyecto./Daniel Pedriza
El puerto de Limpias y antigua lonja del municipio, una de las zonas beneficiadas con este proyecto. / Daniel Pedriza

El Grupo de Acción Local presenta en Limpias una iniciativa para la recuperación del patrimonio

GUILLERMO MARTÍNEZ LIMPIAS.

El Grupo de Acción Local Asón-Agüera-Trasmiera ha presentado en el Ayuntamiento de Limpias el proyecto 'Patrimonio olvidado del Asón', una iniciativa que pretende la recuperación del patrimonio ligado a la cuenca del río, en la que la colaboración ciudadana tendrá un papel decisivo. Con un salón de plenos lleno de público, el gerente del GAL, Asón-Agüera-Trasmiera, Luis Rodríguez, expuso los fines que persigue el proyecto y las que serán sus líneas de actuación. «Queremos llamar la atención sobre los elementos patrimoniales ligados al río Asón que en la actualidad se encuentren olvidados, abandonados o simplemente pasan desapercibidos, dibujando un mapa que sea actualizable en el tiempo y que sirva para apoyar el diseño y ejecución de futuras acciones en la comarca», explicó.

Para conseguir estos objetivos, Rodríguez apeló a la participación ciudadana en el proyecto, de manera que «se aprovechará el conocimiento del territorio que poseen sus habitantes, conocimiento que a menudo no está registrado y cuya conservación peligra a medio y largo plazo», manifestó.

En su opinión, el sentimiento de pertenencia es clave para este proyecto, que buscará con ahínco la colaboración de los vecinos de la comarca. Para ello, se desarrollarán acciones tales como la celebración de varios concursos de fotografía, la realización de entrevistas personales, la digitalización de archivos gráficos y sonoros o paseos interpretativos por los puntos más significativos del río Asón, contando para ello con expertos y habitantes de la zona, así como con la bibliografía ya existente sobre este tema, que desde el GAL «esperan ampliar».

Concursos de fotografía, digitalización de archivos o paseos por los puntos más significativos del Asón Futuras actuaciones

Uno de los puntos centrales del acto fueron las intervenciones de cuatro expertos (dos historiadores, un arquitecto y un arquitecto), que plantearon distintas actuaciones, entre las que se encuentra la rehabilitación de la ferrería del Salto del Oso, en Ramales de la Victoria. Lo expuso la historiadora Carmen Ceballos, quien, tras recordar «la huella que dejó en el pasado la elaboración de hierro en la cuenca del Asón», defendió la creación de un centro de interpretación de las ferrerías, entre otras medidas necesarias para poner en valor el patrimonio de la cuenca.

La doctora en Historia del Arte Karen Mazarrasa Mowinckel, incidió en la necesidad de «señalizar y explicar mediante paneles los elementos patrimoniales más destacados de una localidad o territorio». En su ponencia se refirió también a «la vital importancia de trasladar a los niños conocimientos sobre el patrimonio que les rodea desde muy pequeños, para que puedan aprender a valorarlo y, por tanto, a conservarlo».

El año pasado se iniciaron los trámites para obtener la categoría de geoparque geológico de la Unesco

Por su parte, el arquitecto Luis Azurmendi recordó «las causas que condujeron a la decadencia del puerto de Limpias» y recalcó «los valores patrimoniales con los que este cuenta». Además, se detuvo en el proyecto de rehabilitación de la lonja, en los molinos de mar que, aunque en ruinas, están todavía presentes, y en la estación de ferrocarril, proponiendo «nexos de unión entre elementos que darían una visión de conjunto que ahora no se tiene».

Por último, el arqueólogo Ángel Astorqui centró su intervención en propuestas y estrategias para la difusión del patrimonio cultural. Este experto hizo hincapié en la necesidad de «debatir e incorporar otros modelos de patrimonio cultural que garanticen su futuro de manera sostenible, un modelo que sea público, inclusivo, innovador, rentable social y económicamente, y en cuyo centro estén las personas». Además enumeró los diversos retos a los que se enfrenta la herencia del Asón, «siempre «incluyendo al turista como un actor implicado».

La presentación del proyecto contó con la asistencia del director general de Ordenación del Territorio del Gobierno de Cantabria, José Manuel Lombera, que detalló la colaboración económica de su departamento con los distintos grupos de acción local de la región a lo largo de este año, una financiación dirigida a «promover proyectos» relacionados con el paisaje, la ordenación del territorio y el desarrollo rural.

Asón, más que un río

El río Asón, curso principal que da nombre a la cuenca, nace en los Collados del Asón y desemboca en la bahía de Santoña a través de la ría de Treto, tras recorrer aproximadamente unos 40 kilómetros. Los municipios de Ampuero, Arredondo, Bárcena de Cicero, Colindres, Escalante, Laredo, Limpias, Ramales, Rasines, Ruesga, Santoña, Soba y Voto son testigos de su discurrir. En los últimos años los esfuerzos por preservar la cuenca se están intensificando. El año pasado la Mancomunidad de Municipios Sostenibles de Cantabria inició los trámites para obtener el reconocimiento de geoparque geológico de la Unesco, catalogación que prima un desarrollo sostenible y sirve para poner en valor la zona, teniendo como pilares principales el turismo, la educación y el medio ambiente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos