La Confederación Hidrográfica inicia la limpieza de los cauces del Besaya y varios arroyos en Molledo

La Confederación Hidrográfica inicia la limpieza de los cauces del Besaya y varios arroyos en Molledo

Las actuaciones se están centrando especialmente en la eliminación de los depósitos acumulados en los cursos fluviales

Nacho Cavia
NACHO CAVIALos Corrales de Buelna

La Confederación Hidrográfica del Cantábrico (CHC) ha iniciado los trabajos de limpieza de varios cauces en el municipio de Molledo. El primero de los trabajos se realiza en el cauce del río Besaya, en el entorno del puente de Santa Olalla. El otro, corresponde a la limpieza de los arroyos Marín y Jaramío, en unos 600 metros en el entorno de Molledo y Santa Cruz. Las labores de acondicionamiento están siendo realizadas por la empresa pública Tragsa.

La actuación forma parte de un plan general de mantenimiento de cauces aprobado por la Confederación Hidrográfica del Cantábrico con un presupuesto cercano a los 320.000 euros que se desarrollará hasta diciembre de 2019 y abarca la práctica totalidad del territorio de Cantabria, fundamentalmente fuera de las zonas urbanas en las que las labores de conservación y mantenimiento de cauces son competencia de los propios ayuntamientos.

Desde la Confederación se explica que las sucesivas avenidas extraordinarias en los ríos de las cuencas hidrográficas de Cantabria han originado diversidad de afecciones derivadas fundamentalmente del desplome de especies arbóreas del dominio público, movimiento y posterior depósito de acarreos y otros residuos sólidos y afecciones puntuales en infraestructuras ya existentes. Esa circunstancia ha provocado reducciones de la sección de desagüe y con ello la disminución de la capacidad de desahogo de los correspondientes cauces, con el consiguiente riesgo de que futuras avenidas puedan producir nuevos desbordamientos e incremento de los efectos erosivos susceptibles de originar daños de mayor consideración.