Los Corrales reconstruye las escolleras dañadas en Barros

Un operario trabaja en la construcción de una escollera en Barros. :: cavia/
Un operario trabaja en la construcción de una escollera en Barros. :: cavia

El proyecto para reforzar los cauces del municipio se ha desarrollado a lo largo de toda la legislatura

Nacho Cavia
NACHO CAVIALos Corrales de Buelna

La Consejería de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social del Gobierno regional financia con 136.000 euros un proyecto que tiene como objetivo afianzar el cauce del río Mortera a su paso por Barros, reconstruyendo una escollera que reforzará el terreno entre el puente y la nueva plaza cubierta.

Las obras, autorizadas ya por la Confederación Hidrográfica del Cantábrico, consisten en la retirada de las escolleras de encauzamiento dañadas por el último temporal en ambas márgenes del río Mortera y su reconstrucción ampliando la amplitud de río encauzado. La escollera de la margen derecha tendrá una longitud de 265 metros y la de la margen izquierda 70 metros. El muro tiene una altura media de dos metros y medio y solo se hormigonará la cimentación.

Así lo explicó la alcaldesa de Los Corrales de Buelna, Josefina González, añadiendo que los trabajos realizados a lo largo de la legislatura en Barros, un nuevo puente y escolleras en sus laterales, han permitido que en los días de fuertes lluvias no se hayan reproducido las repetidas inundaciones que afectaban al barrio del Coiño, algo, dijo, que han agradecido los vecinos.

La alcaldesa recordó que desde el equipo de gobierno se había planteado a comienzos de legislatura la necesidad de restaurar dos escolleras, dijo, «muy deterioradas», una en el barrio de la Perea, en Coo, ya ejecutada con un presupuesto de 40.000 euros, y esta última en Barros, en los dos casos en el cauce del río Mortera.

González resaltó la importancia de obras que dan seguridad a los vecinos, evitan inundaciones y «consecuencias más graves, como se ha comprobado en las últimas riadas».

Otras reparaciones

El Ayuntamiento de Los Corrales de Buelna ha presentado ya varios proyectos para afrontar algunos de los destrozos ocasionados por el temporal de agua del pasado mes de enero. Entre ellos un plan para afrontar la reparación de la única carretera de acceso a Coo, afectada por la erosión provocada por la riada de finales de enero, que ha dejado sin soporte un carril del último tramo de esa carretera antes de llegar al pueblo. Para esta obra el equipo de gobierno presentará una modificación de créditos con la que financiar una actuación «urgente» por lo «peligroso que ha quedado ese tramo», aparentemente en buen estado cuando está completamente hueco bajo el asfalto. Está señalizado pero en el Ayuntamiento no quieren que pase más tiempo antes de afrontar las obras.

Lo mismo sucede en Somahoz, en este caso en las inmediaciones del río Besaya, junto a la bolera. También se ha acordonado la zona pero el peligro de que alguien se acerque demasiado a un terreno muy inestable preocupa en el gobierno municipal. Por eso se ha preparado un proyecto de reparación que también se quiere ejecutar cuanto antes. Un terreno en el que había un parque infantil que se llevó la crecida del río.