Obras Públicas aplaza la demolición del puente Ranero de Los Corrales

Se aplaza la demolición del puente sobre el río Besaya en Los Corrales/Nacho Cavia
Se aplaza la demolición del puente sobre el río Besaya en Los Corrales / Nacho Cavia
Los Corrales de Buelna

De esta manera se evita el perjuicio a los vecinos de Pernía, a la espera de que se tome una decisión definitiva sobre el método de construcción del futuro viaducto sobre el Besaya

Nacho Cavia
NACHO CAVIALos Corrales de Buelna

La Consejería de Obras Públicas y Vivienda ha aplazado la demolición del puente Ranero en Los Corrales de Buelna a la espera de una decisión definitiva sobre el método de construcción del futuro viaducto, evitando el perjuicio que suponía para el centenar de vecinos del barrio de Penías cerrar su conexión directa con el centro del pueblo. El consejero, José María Mazón, ya avanzó en su comparecencia del lunes ante los habitantes del barrio que los técnicos de su departamento y de las empresas adjudicatarias del proyecto están estudiando la posible modificación de las obras de construcción de un nuevo puente sobre el río Besaya entre Los Corrales y San Felices de Buelna y que esa decisión llegará en todo caso, dijo, antes de la demolición del actual viaducto, que estaba prevista a partir de este miércoles.

Al conocer la noticia los vecinos mostraron su satisfacción, un respiro general que también comparte el comercio del valle. Antes de conocerse la noticia del aplazamiento de la obra la Asociación deComerciantes y Empresarios del Valle de Buelna había sido clara al hablar del derribo del puente, asegurando que «va a suponer un gran perjuicio para el comercio». En una nota dirigida a todos los comerciantes, la directiva de la asociación afirmaba que los vecinos de San Felices de Buelna y la zona este de Los Corrales que tengan que utilizar la CA-170, variante del polígono de Barros, «encontrarán tan alejadas nuestras propuestas comerciales que en gran número continuarán por la autovía dirección Torrelavega o Santander para efectuar sus compras».

Terminaba afirmando que «tener cortado ese vial, tan importante para la vida del municipio, durante cinco meses es una barbaridad, sobre todo porque se debería haber dado antes una solución que aminorara, al menos, este problema que se nos avecina«.

Los vecinos también fueron claros en la reunión con el consejero el lunes, quieren el nuevo puente peroque se construya sin tirar el actual, para mantener su conexión con el casco urbano. En su defecto, han propuesta una alternativa con la que están de acuerdo los alcaldes y el propio comercio, una pasarela provisional que permita poder hacer el trayecto a pie sin tener que dar un rodeo de unos cuatro kilómetros en el mejor de los casos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos